23 junio, 2024

La clasificación de mercaderías es la identificación de un producto o articulo determinado, con un solo desarrollo de código, que sustituye o expresa la descripción del producto o articulo en las declaraciones aduaneras de importación o exportación.

La clasificación arancelaria permite acceder a un identificador mundial común, tanto en lo que concierne a las tarifas de importación y exportación. Establece no solo los gravámenes que le corresponderán a la mercadería, sino también el régimen que se deberá aplicar a la operación que ampara dicha mercadería, esto sería fundamental para el proyecto de inversiones como para también el costeo de productos a comercializar o para el pago de los impuestos al comercio exterior. La comunicación entre los contribuyentes es primordial ya que son, al fin y al cabo son los principales interesados en que sus mercaderías estén correctamente clasificadas. Estas razones se consideran una actualización constante y exacta del intercambio comercial, para esto es fundamental conocer y poder manejar este sistema y también la nomenclatura común del Mercosur.

Los agentes y apoderados aduaneros son los principales responsables de la clasificación de las mercaderías. Para que estén en condiciones de realizar una correcta clasificación deben tener toda la información necesaria, porque de ello depende el pago de las contribuciones al comercio exterior, así también como el cumplimiento de las regulaciones y restricciones no arancelarías Las normas de descripción o codificación siempre contienen una expresión interpretativa, estos dependen de cómo sea el contexto histórico o cultural del caso.

Una correcta clasificación arancelaria debe estar siempre sustentada por una previa identificación plena de mercancías y fundamentada en la metodología técnico-legal. Para realizar la clasificación arancelaria de un producto, el despachante de aduana deberá contar con la información del producto o artículo. Algunos datos a tener en cuenta son el tipo de mercadería, la especie, el material constitutivo, la utilización y el principio de funcionamiento. El clasificador siempre debe contar con la información necesaria antes de comenzar con el proceso, debe tener acceso a catálogos, a muestras, a fotografías, etc., y el despachante recién ahí comenzara con la clasificación sistemática de la mercadería. Este método consiste en analizar parte por parte la nomenclatura, con el objetivo de poder encontrar en ella la clasificación correcta de cada producto. A continuación se detalla paso a paso como se realiza dicha operación:

  • Conocer la descripción del producto (que es, para que sirve, como está compuesto, como se presenta al despacho).
  • Luego se tiene que ir al índice y se erigirán las secciones en las cuales pueda incluirse el producto.
  • Se deberá leer las notas legales de cada una de las secciones elegidas.
  • Luego se eligen los capítulos (siempre y cuando una nota legar no haya descartado ninguno)
  • Una vez obtenidos los capítulos se deberán leer las notas legales de estos.
  • Dentro de cada capítulo elegido, se eligen las partidas que identifican o que describan el producto que se quiera clasificar.
  • Por último en el caso de NCM (nomenclatura común del Mercosur) se eligen las categorías regionales de primer y segundo nivel.

La NOMENCLATURA es un sistema de ordenamiento de mercaderías, pero no de todas las mercaderías sino que de aquellas que pueden ser transportadas. El exportador para establecer la ubicación de su producto en los registros estadísticos nacionales y extranjeros, a fin de realizar tareas de inteligencia comercial, establecer los diferentes regímenes de estímulos las exportaciones y demás disposiciones que rigen el egreso de mercaderías del país (prohibiciones, licencias, etc.), debe conocer exactamente la ubicación del producto en la NCM en 4 pares de dígitos. La información de este puede solicitarse:

  • Al Despachante de Aduana que tramito la operación de exportación.
  • A la entidad empresarial a la cual pertenece el producto exportador.
  • A la fundación exportar.
  • A la cámara de exportadores de la República Argentina.
  • A las cámaras de comercio exterior del interior de la República.
  • A la dirección general de aduanas.

La conclusión de esta noticia se basa en la importancia de esta clasificación de mercaderías. Que atreves del sistema armonizado de designación y codificación de mercaderías quien está incorporado a la ley de los impuestos generales de importación y exportación que establece en cada caso el impuesto a pagar, los permisos o autorizaciones a tramitar y requisitos a cumplir. Debiendo así tomar en cuenta que el error de la clasificación puede llevar a cometer graves infracciones que serán sancionadas según sea su gravedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *