16 junio, 2024

En este artículo hablaremos sobre los periodos que se encuentra transitando Argentina, uno es la impronta proteccionista y el otro es el de libre comercio. Sobre la balanza comercial que aún con mayor proteccionismo fue perdiendo a partir de 2012 cuando empieza a bajar a pesar de las barreras al ingreso de productos. Pero hay importaciones que no podían dejar de hacerse como por ejemplo, La energía. En 2014 y 2015 se implementa un proteccionismo más fuerte ya que de otra manera la balanza habría sido peor.

Por otro lado las exportaciones también bajaron a partir de 2011 por USD 84.000 millones, mientras que en 2015 fueron USD 57.000 millones casi lo mismo que en 2016, en este último año hubo un déficit en la balanza comercial. El problema es que el estado Argentino está tan sobredimensionado que cobra tantos impuestos que quedan pocas industrias competitivas, además el gobierno decidió eliminar el arancel de 35% a los productos informáticos importados por ejemplo: notebooks, tablets, componentes. Esto por un lado es muy importante porque logramos mejorar el acceso a la tecnología a través de su menor costo, pero por otro lado las empresas despiden a sus empleados. Es decir, necesitamos más progreso tecnológico no solo para disminuir el riesgo humano sino que el resultado del progreso Científico – Tecnológico se constituyan en patrimonio social.

Pero estos acuerdos deben regularse para poder contar con más y mejores herramientas. Pero resguardando la mano de obra.

Debemos resguardar el mercado interno aunque hay insumos necesarios que deben importarse porque no es rentable producirlos en nuestro país.

Debemos mantener la industria nacional y esto debería ser un beneficio con el cual podamos producir por ejemplo: productos computarizados tecnológicos para equipos de campo y que además se puedan exportar. Porque facilitar el acceso a la tecnología debería generar puestos de trabajo y volver a Argentina un país más competitivo.

Argentina tiene una buena productividad en fábrica pero también costos muy altos de logística y tributarios de insultos necesarios que se deben importar para la producción y explotación de bienes y servicios.

Para ello debemos analizar los sobrecostos como por ejemplo: los costos internos, los tributos, el costo de la energía y de la logística y los costos financieros que nos limitan a competir aún más con países de competencia desleal, subsidios y dumpling ( apropiarse del mercado vendiendo los productos por debajo de su costo), debemos seguir el ejemplo de quiénes le encuentran la vuelta para evitar la perdida de puestos de trabajo como por ejemplo: Japón que tienen robots que hacen el trabajo que acá todavía hacen personas, pero detrás existe un sector productivo que genera bienes de capital, hay desarrollo, hay universidades que generan conocimientos de alto nivel para sectores tecnológicos y además está el sector público, por eso hay que generar sectores productivos para compensar la mejora que viene de la tecnología.

Un robot puede verse como sustituto de uno o varios empleados o se puede ver como la gente trabajo y sigue trabajando en su desarrollo. Como conclusión, en resumen, debemos aprender de los países que supieron salir de su crisis y que van a un esquema de empleos cada vez más competitivo y menos reiterativo como la línea de producción. La educación es el mejor motor del desarrollo de mentes creativas e innovadoras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *