23 febrero, 2024

Equipos de protección personal.
Los equipos de protección personal, o (E.P.P), están diseñados para proteger los ojos, cara, cabeza y las extremidades de los trabajadores, de las lesiones o enfermedades en el lugar de trabajo resultante de contacto con productos químicos, radiológicos, peligrosos de físicos, eléctricos, mecánicos o de otro tipo en lugar de trabajo.
Además de escudos de cara, gafas de seguridad, casco de trabajo y calzado de seguridad, E.P.P .Incluye una variedad de dispositivos y prendas de vestir, como gafas, mamelucos, guantes, chalecos, tapones de oídos y respiradores.
Antes de comenzar el trabajo.
Se deberá realizar un análisis de seguridad en el lugar de trabajo (JSA) para identificar los riesgos potenciales asociados con el trabajo.
La mayor cantidad de personal de supervisión que sea posible debe participar en los JSA para garantizar el conocimiento de los riesgos .Todo el personal de supervisión debería hacerse consiente de los resultados de la JSA.
Los empleados deben tener los conocimientos para vestir correctamente, utilizar, inspeccionar, mantener, limpiar y eliminar o almacenar el E.P.P. .Los empleados deben también tener en cuenta las limitaciones del E.P.P. que utilizan.
Si la ropa protectora aumenta la posibilidad de estrés por calor, se deberá informar a los empleados de los síntomas y medidas de protección asociadas con esos riesgos.
Tipos de E.P.P.
Protección de los ojos.
Los E.P.P. para los ojos y la cara deberán cumplir con los estándares ANSI Z87.1-1968. El tipo más común de equipos de protección para los ojos son las gafas de seguridad. Ellas tienen lentes más fuertes y resistente al impacto y marcos que son resistes al calor y mas fuertes que los marcos comunes.
Aunque los estilos mas modernos de lentes de seguridad se fabrican con una lente envolvente, escudos de protección laterales se puede conectar a los otros estilos de gafas de seguridad para la protección contra proyección de partículas.
Gafas y lentes de seguridad están disponibles en diferentes estilos para adaptarse a través de gafas ópticas. Algunos estilos tienen ambos tipos de protección, puede obtenerse con receta médica. El uso de lentes de contacto es altamente desaprobado en trabajos donde hay un potencial de objetivos extraños entrando el ojo.
Escudos de cara se requiere para protegerse de proyección de partículas, salpicadura de metales y químicos. Los escudos de cara están disponibles para ser adaptados sobre un casco o se puede llevar directamente en la cabeza. Un escudo de cara debería siempre utilizarse con otra protección ocular con gafas o lentes de seguridad. Los soldadores, ayudantes o cualquier otra persona que trabaja con herramienta que producen proyección de partículas, deberán llevar un escudo de cara ajustable adjunto a su casco, así como gafas o lentes de seguridad.
El cuidado adecuado para su protección ocular es crítico. Su cara y equipos de protección ocular deben mantenerse limpio y en buenas condiciones. Debería ser inspeccionados regularmente para defectos como arañados, saltos y que faltan partes.
Protección para los pies.
Los objetivos son de proteger sus dedos del pie, los tobillos y pies de lesiones. La protección de calzado vienen en muchas variedades para adaptarse a las aplicaciones de trabajo muy específicos.
Zapatos de seguridad (botas) tienen los dedos que se refuerzan para proteger a los pies del portador. Estos zapatos son usados en muchos trabajos de construcción. Calzado con una suela resistente a la punción se usa para proteger al portador de la lesión resultante de pisar objetos punzantes que podrían penetrar en las suelas de estándar zapatos o botas. Protecciones metatarsianas o guardas que extienden sobre el pie. Estos pueden adjuntar a los zapatos para una mayor protección contra caídas de objetos.
Calzados protectores se deben extender sobre el tobillo y deben ser construidos de cuero. Calzado tipo Atlética y zapatos de baja-Corte no son permitidos.
Protección para manos.
Deben utilizarse cuando estas esten expuestas a riesgos como punsiones, cortes o laceraciones, abrasiones graves, esquirlas, quemaduras químicas, absorción de sustancias nocivas a través de la piel por temperaturas extremas.
Los guantes se utilizan para proteger los dedos, manos y a veces las muñecas y antebrazos. Se deben seleccionar guantes para protegerse contra peligros específicos de los diferentes puestos de trabajo. Diferentes tipos van desde el guante común al de cuero guantes o guantes altamente especializados de trabajo.
Protección de la cabeza.
Las lesiones de la cabeza son causadas por caídas u objetos que caen o por golpear su cabeza contra un objeto fijo. Otras lesiones de la cabeza provienen de descargas eléctricas y quemaduras. Los cascos están diseñados para hacer dos cosas: Resistir penetración, absorber el choque de un golpe disminuyendo la posibilidad de una lesión porque ellos están diseñados con un casco exterior duro y un sistema de suspensión interior.
Los cascos se dividen en dos tipos y tres clases que ofrecen protección contra una condición peligrosa específica.
Los tipos incluyen:
Tipo 1 – visera completa, por lo menos de 1 ¼ pulgadas de ancho.
Tipo 2 – no visera, pico extiende hacia delante de la corona.
Las clases de los cascos son:
Clase A – usos generales que proporciona protección contra impactos – y protección de voltaje limitada.
Clase B – ofrece protección de impacto, penetración y choque de alta tensión y quemaduras.
Clase C – está diseñado con un peso ligero y cómodo.
Protección auditiva.
Cuando el ruido en su lugar de trabajo esta por encima de los niveles de exposición los dispositivos de protección auditiva deber ser proporcionados y utilizados.
Protección que se inserta en su oído debe adjuntarse adecuadamente. Algodón no es un dispositivo de protección aceptable. Hay tapones de oídos y orejeras.
Tapones de oídos deben cambiarse periódicamente por razones sanitarias. Orejeras deben ser examinadas buscando desgaste y piezas sueltas. Cuando se encuentran defectos deben ser sustituidos.
A modo de conclusión.
Tener en cuenta.
-Evitar su lugar de trabajo para determinar si los riesgos requiere el uso del E.P.P.
-Saber qué tipo de E.P.P. es necesario.
-Seleccionar E.P.P. que se le adapte correctamente.
-Mantener su E.P.P. correctamente.
-Comprender las limitaciones del E.P.P.