3 marzo, 2024

 

 

Levantamiento manual de carga:

 

Se trata del levantantamiento de objetos sin ayuda de ayudas mecánicas.

En los centros de atención a personas dependientes suele ser frecuente el levantamiento de cargas por parte de los fisioterapeutas, personal de mantenimiento, cocina, limpieza y lavandería.

La manipulación de materiales incluye varias etapas:

 

Alcanzar la carga inclinándose o arrodillándose.

Levantar la carga.

Transferir el peso del objeto a una postura de carga.

Transportar la carga hasta el lugar deseado.

 

Depositar la carga: bajándola al suelo, arrojándola o dándosela a otro trabajador.

El riesgo asociado a levantar cargas manualmente depende de factores como los siguientes:

 

Las características de la carga (peso, tamaño, forma, asideros, etc.).

La postura del cuerpo al coger y/o dejar la carga.

La frecuencia y duración de las tareas de manipulación de cargas.

La distancia de transporte.

 

Solicitar ayuda. Si los materiales pesan más de 25 kg, no deben levantarse por una sola persona, es necesario buscar ayuda de otro trabajador o utilizar ayudas mecánicas.

Usar las ayudas técnicas disponibles: utilizar carretillas, plataformas rodantes y otros elementos para mover materiales.

 

Planificar el levantamiento

 

Evaluar el peso de la carga antes de levantarla (por ejemplo, moviéndola ligeramente).

Prever la compra de los materiales de manera que se adquieran a medida que se necesiten, intentando reducir el exceso de material almacenado. Esto elimina la necesidad de maniobrar y realizar desplazamientos innecesarios alrededor de los materiales.

Colocar los materiales lo más cerca posible de la zona de trabajo. Esto reduce las distancias de transporte de materiales y el número de veces que es necesario transportarlos.

Cargar menos. Los materiales deben situarse cerca de donde se van a usar.

Tratar de almacenar los materiales a la altura de la cintura.

 

Asegurarse de que el suelo esté seco y no haya obstáculos. Las lesiones en la espalda ocurren en gran parte cuando la persona se resbala o tropieza.

Descansar. Cuando se está cansado hay más posibilidades de sufrir una lesión.

Mantener siempre la carga cerca del cuerpo.

Mantener ordenado el puesto de trabajo. La buena organización previa de los materiales también evita tener que hacer manipulaciones innecesarias.

 

 

MÉTODO PARA LEVANTAR UNA CARGA

 

Para levantar una carga se pueden seguir los siguientes pasos:

Planificar el levantamiento:

 

Seguir las indicaciones que aparezcan en el embalaje acerca de los posibles riesgos de la carga, como pueden ser un centro de gravedad inestable, materiales corrosivos, etc.

 

Si no aparecen indicaciones en el embalaje, observar bien la carga, prestando especial atención a su forma y tamaño, posible peso, zonas de agarre, posibles puntos peligrosos, etc. Es conveniente alzar primero un lado, ya que no siempre el tamaño de la carga ofrece una idea exacta de su peso real.

 

Tener prevista la ruta de transporte y el punto de destino final del levantamiento, retirando los materiales que entorpezcan el paso.

Usar la vestimenta, el calzado y los equipos adecuados

 

_Colocar los pies: separar los pies para proporcionar una postura estable y equilibrada para el levantamiento, colocando un pie más adelantado que el otro en la dirección del movimiento.

_Adoptar la postura de levantamiento:

_Doblar las piernas manteniendo en todo momento la espalda derecha el mentón metido.

_No hay que girar el tronco ni adoptar posturas forzadas.

_Agarre firme: sujetar firmemente la carga empleando ambas manos y pegarla al cuerpo. Cuando sea necesario cambiar el agarre, hay que hacerlo suavemente o apoyando la carga, ya que incrementa los riesgos.

_Levantamiento suave: levantarse suavemente, por extensión de las piernas, manteniendo la espalda derecha. No hay que dar tirones a la carga ni moverla de forma rápida o brusca.

_Evitar giros: procurar no efectuar nunca giros, es preferible mover los pies para colocarse en la posición adecuada.

_Carga pegada al cuerpo: mantener la carga pegada al cuerpo durante todo el levantamiento.

_Depositar la carga: Si el levantamiento es desde el suelo hasta una altura importante, por ejemplo, la altura de los hombros o más, hay que apoyar la carga a medio camino para poder cambiar el agarre. Depositar la carga y después ajustarla si es necesario. Realizar levantamientos espaciados.

 

  • Riesgos que se producen por el levantamiento de cargas:

 

La manipulación manual de cargas es responsable, en muchos casos, de la aparición de:

 

_Fatiga física.

_Lesiones que se pueden producir de una forma inmediata.

_Acumulación de pequeños traumatismos, aparentemente sin importancia, hasta producir lesiones crónicas.

  • Las lesiones más frecuentes son:

 

 

_Contusiones.

_Cortes y heridas.

_Fracturas

_Lesiones músculo-esqueléticas.

_Se pueden producir en cualquier zona del cuerpo, pero son más sensibles los miembros superiores, y la espalda, en especial en la zona dorso-lumbar.

 

El rango de las lesiones dorso-lumbares puede variar desde un lumbago a alteraciones de los discos intervertebrales (hernias discales) o incluso fracturas vertebrales por sobreesfuerzo.

 

También se pueden producir: lesiones en los miembros superiores (hombros, brazos y manos); quemaduras producidas por encontrase las cargas a altas temperaturas; heridas o arañazos producidos por esquinas demasiado afiladas, superficies demasiado rugosas, clavos, etc.; contusiones por caídas de la carga debido a superficies resbaladizas (por aceites, grasas u otras sustancias); problemas circulatorios o hernias inguinales, y otros daños producidos por derramamiento de sustancias peligrosas.

 

Estas lesiones, aunque no son lesiones mortales, pueden tener larga y difícil curación, y en muchos casos requieren un largo período de rehabilitación.

 

Factores de riesgo:

 

  1. Características de la carga: La manipulación manual de una carga puede presentar un riesgo, en particular dorso lumbar, en los casos siguientes:

 

Si la carga es demasiado pesada o demasiado grande. A modo de indicación general, el peso máximo que se recomienda no sobrepasar (en condiciones ideales de manipulación) es de 25 kg. No obstante, si la población expuesta son mujeres, trabajadores jóvenes o mayores, o si se quiere proteger a la mayoría de la población, no se deberían manejar cargas superiores a 15 kg.

Si es voluminosa o difícil de sujetar.

Si está en equilibrio inestable o su contenido corre el riesgo de desplazarse.

Si está colocada de tal modo que debe sostenerse o manipularse a distancia del tronco o con torsión o inclinación del mismo.

Si la carga, debido a su aspecto exterior o a su consistencia, puede ocasionar lesiones al trabajador, en particular en caso de golpe.

  1. Esfuerzo físico necesario para mover la carga: Un esfuerzo físico puede entrañar un riesgo, en particular dorso lumbar, en los casos siguientes:

 

Si es demasiado intenso.

Si no puede realizarse más que por un movimiento de torsión o de flexión del tronco.

Si puede acarrear un movimiento brusco de la carga.

Si se realiza mientras el cuerpo está en posición inestable.

Si se trata de alzar o descender la carga con necesidad de modificar el agarre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *