21 mayo, 2024

La fuerza laboral es uno de los principales recursos de una empresa, es el punto donde radica su competitividad.

Los beneficios de un ambiente de satisfacción y cordialidad entre el personal de todos los niveles, repercutirán de manera positiva, tanto al nivel personal  y profesional  de los individuos, así como en la producción de la compañía.

Cuando los empleados están satisfechos con sus puestos y el ambiente organizacional de su empresa, pueden desarrollar al máximo sus capacidades, habilidades, conocimientos y destrezas.

El clima laboral ha sido definido como “un conjunto de características del lugar de trabajo (empresa, oficina, etc), percibidos por los empleados, los cuales sirven como fuerza primordial para influir en su conducta laboral”.

De este concepto se deriva que la relación entre compañeros y directivos, así como el entorno donde se realiza el trabajo, son de gran importancia para el desarrollo de los empleados.

Ante una mayor satisfacción hay una mejor productividad.

Cabe destacar la importancia de la capacitación en las empresas para que puedan cumplirse esas pautas.

Es necesario expresar que los programas de capacitación deberán realizarse a medida, y de acuerdo a las necesidades de la empresa ya que no son las empresas quienes deben adaptarse a los cambios.

Existen tres tipos de problemáticas para detectar el tipo de capacitación que necesita una empresa y son:

Por discrepancia;  es cuando los empleados carecen de conocimientos.

Por cambio; cuando debemos modificar la manera de hacer las tareas.

Por Incorporación; realización de tareas que en la actualidad no se hacen.

Estas necesidades las podemos detectar a través de conversaciones, reuniones, grupos, observaciones o cuestionarios.

A lo largo de este trabajo se debe realizar una investigación que permita distinguir y precisar los propósitos de un programa   efectivo  y eficiente, los beneficios, los logros alcanzados y la importancia de la función de la educación que imparte la organización a su personal, este comprende 4 tipos de cambios;

-Transmisión de información: se basa en distribuir información entre los integrantes del proceso de capacitación entrenados, como un cuerpo de conocimiento genéricos sobre el trabajo, la empresa, sus productos y servicios, su organización y políticas.

-Desarrollo de habilidades: son aquellas habilidades y conocimientos directamente relacionados con el desarrollo del cargo actual o de posibles ocupaciones futuras. Se trata de una capacitación orientada directamente al trabajo.

-Desarrollo o modificación de actitudes: Se enfoca en el cambio de actitudes negativas por actitudes más favorables entre los trabajadores, aumento de la motivación, desarrollo de la sensibilidad del personal en cuanto a los sentimientos y reacciones de otras personas.

-Desarrollo del nivel conceptual: El entrenamiento puede ser llevado a cabo para desarrollar entre los trabajadores un alto nivel de abstracción y facilitar la aplicación de conceptos en la práctica administrativa o para elevar el nivel de generalización y así puedan pensar en términos globales y amplios

Estos son algunos de los beneficios que se obtiene al capacitar:

  1. Provoca un incremento de la productividad y calidad de trabajo.
  2. Aumenta la rentabilidad de la organización
  3. Desarrolla una alta moral en los empleados
  4. Ayuda a solucionar problemas
  5. Reduce la necesidad de supervisión constante
  6. Ayuda a prevenir accidentes de trabajo
  7. Mejora la estabilidad de la organización y su flexibilidad
  8. Facilita que el personal se identifique con la empresa

Podemos concluir que la capacitación a los colaboradores debe ser obligatoria, ya que es un factor importante que ayuda a ser competitivos y más eficientes, dando como resultado un cambio en la organización

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *