15 junio, 2024

Ley 19.587 higiene y seguridad en el trabajo.

Las condiciones de Higiene y seguridad  en el trabajo se aplican a todo el territorio, a todos los establecimientos, a los puestos de trabajo, a las maquinarias y a los elementos o procedimientos que se utilicen.

Objetivos de la Higiene  y Seguridad en el trabajo:

  • proteger la vida del trabajador
  • prevenir, reducir, eliminar o aislar los riesgos laborales
  • estimular la capacitación para minimizar los riesgos laborales y prevenir accidentes o enfermedades.

 La vida cotidiana está rodeada de peligros, en todo lugar, desde la casa al trabajo, en los lugares de esparcimiento, de educación y en todo lugar donde nos encontremos, tal vez más, en el trayecto a ellos. Los peligros, los riesgos, representan una probabilidad de sufrir un accidente o contraer una enfermedad. Por ello, saber reconocer los riesgos es la base de nuestro desarrollo de vida.

Los accidentes de trabajo en general, varían en función a la frecuencia, a la gravedad y a las consecuencias, lo mismo se puede decir de las enfermedades laborales, que se presentan cada vez con mayor frecuencia.

Lo expuesto lleva como consecuencia directa a comprender la importancia de la Seguridad y la Higiene en el trabajo.

Si bien la raíz de esta disciplina se remonta a tiempos remotos, es para nuestro medio una técnica relativamente nueva y en desarrollo.

La complejidad de la tecnología y las técnicas administrativas que se utilizan hace que esta disciplina esté en manos de profesionales comprometidos con el desarrollo de las empresas, la economía y por sobre todas las cosas, la vida de sus trabajadores, estos profesionales, deben desarrollar sus tareas con responsabilidad y ética.

Esto constituye un verdadero reto que deben estar preparados a enfrentar quienes comienzan este camino, el utilizar la prevención como herramienta principal  de la seguridad, será desde ahora una cosa habitual. Corregir problemas, ver los riesgos y eliminarlos aunque no haya habido a la fecha referencia de accidentes por riesgos similares. Quienes hacen seguridad deben tratar de adelantarse a los problemas, no ir solucionando problemas, si esperamos que se produzcan los accidentes para evitar futuros estaremos siempre detrás del problema, no quiere decir que esto no deba hacerse, por supuesto que hay que corregir las condiciones que llevan a producir accidentes con la finalidad que no se repitan, pero es también fundamental que analicemos los riesgos antes que produzcan accidentes.

Con frecuencia, el Profesional en Seguridad e Higiene se desempeña también cumpliendo las tareas de un capacitador y, poniendo en práctica, técnicas y estrategias didácticas, instruye a las personas acerca de la manera en que deben cuidarse a sí mismos y cómo cuidar el ambiente laboral.

Los Accidentes se producen, porque coinciden en tiempo y lugar Condiciones Inseguras con Actos Inseguros, pudiendo estar presente un  factor que llamamos Contribuyente y que actúa como catalizador de ambos a favor del accidente. Una Condición Insegura es aquella causa imputable a la maquinaria, equipo, etc. cuya presencia hace que ocurra el accidente. Un Acto Inseguro, es aquella causa por la cual el accidente se produce por un error humano, consciente o no.

Condición insegura:

Orden y Limpieza deficiente en el lugar de trabajo.

Protecciones y resguardos inadecuados o inexistentes.

Herramientas, equipos o materiales defectuosos.

Espacios limitados.

Sistemas de advertencias insuficientes o inexistentes.

Iluminación excesiva o insuficiente.

Acto inseguro:

Adoptar una posición inadecuada para hacer una tarea.

Levantar objetos de manera incorrecta.

Instalar o almacenar cargas de manera inadecuada.

Hacer bromas en el trabajo.

Trabajar bajo el efecto del alcohol y/o drogas.

En todos los sectores hay, en general, bastante desconocimiento en el tema. Los trabajadores deberían informarse que es su derecho estar capacitados y exigir que se les entreguen los elementos de protección adecuados, como por ejemplo guantes si están realizando trabajos de corte. Lamentablemente, los empleados con menor formación académica suelen ser los que están expuestos a mayor riesgo. Me refiero a que en una oficina el riesgo a sufrir un accidente es menor al que tiene un trabajador operando maquinaria en una planta metalúrgica. Como en el ítem anterior, creo que desde los organismos oficiales no se está dando al tema la importancia que merece. Espero que en un futuro no muy lejano, tanto trabajadores como empleadores, tomen consciencia de lo importante de actuar antes de que ese “extintor vencido” o esa “puerta que no abre bien”, se cobren una vida.

Es fundamental que todo establecimiento cuente con un servicio de higiene y seguridad, principalmente porque, cuida a los empleados. No solo protege la vida, sino que minimiza riesgos, evita accidentes, enfermedades profesionales y cuida el capital humano de la empresa.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *