21 junio, 2024

Uno de los países más grandes del mundo y fuerte dueño   de la economía de América Latina, Brasil es un campo accesible y aconsejable para invertir. Si bien hay que detectar cuales son lo fuertes de este país, se puede destacar ente otros el  Turismo, la producción agrícola mencionando el café, la soja, la caña de azúcar y los cítricos.  También posee una gran cantidad de recursos  naturales, como hierro, carbón, magnesio oro y petróleo. Brasil es una de las economías con mayor perspectiva de crecimiento en el mundo,

Relacionemos la inversión y el turismo. Todos conocemos lo reconocidas que son las playas brasileras, el clima siempre amigable (hace que todo el año sea temporada), la música, sus importantes e imponentes Carnavales y sus paisajes son los atractivos principales para los turistas. Podemos decir que unos de los tantos negocios o inversiones que dan una rentabilidad sustentable,  son la construcción Hoteles, tres, cuatro y cinco estrellas, solo para turistas exigentes. Estaríamos hablando de una inversión de un  importante capital, pero la recuperación se denomina a corto plazo como así también las ganancias.

Dando lugar a la construcción, otra de la opciones son los bienes raíces, ya que otra gran parte de las personas que visitan Brasil elijen disfrutar sus días en departamentos o casas, siendo más cómoda la estadía para ellos, también teniendo en cuenta los costos que manejan para su viaje vacacional, y las limitaciones que tienen los hoteles cuando se viaja en grupo de amigos. Esto significa que la inversión en de un inmueble es acertada y muy rentable. Las leyes de Brasil, permite a los extranjeros ser propietarios de inmuebles sin trabas, además autorizan a poder llevar a su país de origen las ganancias obtenidas.

Existen muchas empresas dedicadas a asesorar a las personas interesadas en la compra de un inmueble, solo basta con buscar en internet. Unos de los requisitos que exige el estado para poder comprar una casa y vivir en Brasil es conseguir el número de identificación fiscal (CPF). El gobierno está muy interesado en la inversión extranjera en el mercado inmobiliario lo que hace que los trámites y el proceso de compra sea muy sencillos.

El 80% aproximadamente de la población brasileña vive en zonas urbanizadas, las ciudades más importantes como San Pablo (unas de las más grandes del mundo) Rio de Janeiro, Salvador o Belo Horizonte son lugares privilegiados para invertir en inmuebles, esto es debido a su rápido crecimiento de la población y la demanda de residencias.

La última década Brasil ha tenido un importante incremento de turismo extranjero como también  interno del propio país. Las personas llegan  con ganas de conocer cada rincón y disfrutar de sus hermosas y  extensas playas, así podemos mencionar otra opción para  invertir : Los Servicios de Excursiones. No todos los turistas arriban al país por medio de agencias o guías programadas, muchos viajan en forma independiente o particular, por vía aérea, en auto, micro y otros medios de transporte, ingresan al hotel y no saben qué actividad realizar, entonces ahí cumple un importante papel estos servicios, donde dan promociones, organizan los días de estadía, planifican los diferentes recorridos por los lugares más emblemáticos de la ciudad,  ofreciendo excursiones cortas, de medio día o día completo. Este servicio lo contrata todo tipo de niveles ya que se ofrecen en playas, hoteles y en diferentes lugares de cada instalación.

En Brasil se puede disfrutar de un elevado estándar de vida a costos  más bajos que otro parte del mundo como por ejemplo, Estados Unidos, o sectores de Europa que no son tan accesibles

Datos para tener en cuenta, La moneda de Brasil es el Real,  el valor del cambio es  1 Real por cada $4,77 pesos. Es decir que 100 pesos argentinos representa casi 21 reales. Quienes visitan habitualmente el país vecino recomiendan llevar dólares, que equivale 1 dólar a 3,21 reales.

Teniendo en cuenta todo lo antes mencionado, solo queda animarse a viajar a este país y descubrir sus enormes, hermosas playas y ciudades. Mientras los turistas disfrutan de la estadía, usted disfruta de las ganancias y de todas las maravillas que el país le ofrece.

Por Luciana Scauzillo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *