23 febrero, 2024

Coca-Cola es una empresa multinacional de gaseosas que ofrecen miles de millones de momentos refrescantes todos los días a sus consumidores y muchas veces la primera empresa que nos viene a la cabeza cuando pensamos en publicidad, marketing o campañas con éxito, ha evolucionado con su estrategia a lo largo de los años. Se ha ido adaptando a consumidores, la competencia, y los sucesos históricos más importantes. Su adaptación ha resultado en que desde sus inicios en 1886 en Georgia, Atlanta hasta hoy, haya podido ser una auténtica empresa líder y un referente mundial del marketing.

Ahora veremos cómo fueron estos cambios a través del tiempo:

Durante la década de los 1900 Coca-Cola utilizó mujeres jóvenes como imagen principal de la marca. Durante esta época, podemos observar como en las campañas publicitarias, se muestran mujeres bebiendo Coca-Cola con diferentes mensajes para aliviar la fatiga. Coca-Cola inicialmente se centró en las industrias de ocio (como cantantes de ópera), y más tarde se orientó hacia el campo de los deportes. Esto se vio por primera vez en 1907, cuando la compañía comenzó una larga asociación con atletas y lanzó una serie de anuncios con conocidos jugadores de béisbol.

La evolución de Coca-Cola siempre ha ido de la mano con los principales movimientos históricos, y esto se observó por primera vez cuando la empresa comenzó su relación con la Cruz Roja en 1917 tras el estallido de la Primera Guerra Mundial. Coca-Cola y la Cruz Roja colaboraron en la entrega de donaciones de sangre durante la guerra.

Durante la década de 1920 Ley Seca ilegalizó la fabricación, venta y consumición de alcohol. Esto fue realmente beneficioso para Coca-Cola, ya que era una alternativa muy atractiva al alcohol. La imagen de bebida refrescante puede observarse anuncios, donde normalmente se esperaría ver a un hombre bebiendo whisky. Desafortunadamente, Coca-Cola también reflejó anuncios a la mentalidad racista de la sociedad estadounidense durante esos años.

En la siguiente década Coca Cola se centró en la proyección de la felicidad en sus anuncios, aliviando a la sociedad de los tiempos difíciles que estaba padeciendo. Esa es la razón principal por la cual la gente continuó bebiendo Coca-Cola durante la Gran Depresión, después de la crisis de 1929. También aprovecho la industria del cine. y se pudo observar como aparecieron muchas Coca-Colas en la gran pantalla, seleccionando a diversos famosos para ser imagen de la empresa incluyendo a estrellas de cine. Papá Noel debutó por primera vez en 1931 y desde entonces ha sido uno de los principales representantes de la empresa, proyectando a Papá Noel como un leal bebedor de la bebida.

En 1941, Estados Unidos entró en la Segunda Guerra Mundial. Miles de soldados fueron enviados al extranjero y como siempre la decisión de Coca-Cola en sus anuncios fueron un reflejo de esta década. El presidente de Coca-Cola, Woodruff ordenó que todos los hombres de uniforme militar se puedan comprar una botella de Coca-Cola por cinco centavos, donde quiera que estén y lo que le cuesta a la empresa. Por otra parte la sociedad comenzaba a ser más abierta y había más anuncios que mostraban a mujeres enseñando más partes del cuerpo, utilizando las características de la belleza y el atractivo sexual como estrategias de marketing.

La sociedad estadounidense se estaba volviendo más tolerante hacia las minorías raciales y Coca-Cola a diferencia de lo que había hecho en el pasado, seleccionó por primera vez en 1955 una modelo afroamericana para mostrar al mundo el giro en la estrategia de la empresa.

Debido a la feroz competencia entre Pepsi y Coca-Cola, Coca-Cola comenzó una campaña con la canción: “las cosas van mejor con Coca-Cola.” Tuvo mucho éxito con la ayuda de varios cantantes de pop. Sin embargo fue en 1964 cuando comenzó la famosa colaboración con los Beatles. Cada una de las empresas adopto un enfoque diferente hacia el competidor y los cambios sociales de la época.

Coca-Cola también quiso mantenerse al día con los acontecimientos y puso en marcha varios anuncios animando a los estadounidenses después de la guerra de Vietnam, haciendo hincapié en el sueño americano. Coca-Cola eligió como imagen de la marca a conocidas celebridades, representando un símbolo de la forma de vida americana.

Después de la fuerte competencia entre estas dos empresas y la preocupación de Coca-Cola por perder cuota de mercado, los años 80 marcaron la introducción de la nueva Coca-Cola Light. Fue un esfuerzo desesperado después de que Coca-Cola experimentase un drástico descenso de las ventas. Coca-Cola comenzó una alianza de marketing con Disney en 1985 y desde entonces ha elegido a los personajes de Disney como imagen de la marca en diversas ocasiones. Coca-Cola ha sido el único proveedor de refrescos en los parques temáticos desde entonces y ha hecho ediciones especiales y anuncios con Disney.

Aparte de Santa Claus, uno de los símbolos más memorables de Coca-Cola es el oso polar, que se comenzó a implementar en los 90. La campaña publicitaria consistía en osos polares que contemplaban la aurora boreal mientras bebían una Coca-Cola. El oso polar se convirtió en uno de los más famosos personajes de Coca-Cola de todos los tiempos entregando un mensaje de felicidad.

Durante los últimos años Coca-Cola ha desarrollado brillantes campañas de marketing y publicidad, especialmente con anuncios televisivos de gran impacto. Potenciar el lema de la Felicidad ha sido la principal estrategia de la compañía y ha adoptado una estrategia bastante similar en todos los países donde está presente, aunque con cierto grado de adaptación a la cultura.

Hace 127 años se vendió la primera botella de Coca Cola en la legendaria farmacia Jacobs de Atlanta. Desde entonces, Coca-Cola ha pasado de ser una marca completamente desconocida a un auténtico icono popular reconocible en todos los rincones del planeta. A la popularidad de esta mítica marca ha contribuido, y mucho, la publicidad, un arte que Coca-Cola domina a la perfección como vimos.