24 mayo, 2024

Autor: Romina Meirás

1° Año de T.S. en Administración

(Metodología de la Investigación)

Comunicar es compartir, exponer un común de ideas, sensaciones, opiniones y pensamientos. Con el correr de la historia, la comunicación adquirió un rol fundamental en las organizaciones como elemento constructor y difusor de la cultura empresarial. La comunicación ayuda a las organizaciones a transmitir los valores sobre los que establece su identidad y su negocio, que son sus activos más preciados.

Así entendida, la comunicación formal en relación al proyecto empresarial, proporciona coherencia e integración entre objetivos, planes y acciones. Las empresas que le otorgan esa importancia se comunican internamente para motivar a sus empleados y mantenerlos al tanto de sus éxitos y fracasos, asegurar que las metas y objetivos son bien comprendidos por todos y recoger aportes para enriquecer los procesos y resultados corporativos.

A pesar de todos los beneficios, nos encontramos con organizaciones que descuidan su comunicación y se niegan a invertir en algo que todavía interpretan como un gasto. La mayor parte de los problemas dentro en una empresa están relacionados con una mala gestión de la comunicación. Surgen conflictos y situaciones que perjudican la eficiencia, la productividad y el clima laboral. No solucionar a tiempo estos inconvenientes provocan consecuencias que terminan por afectar los objetivos económicos y de negocios más los beneficios que tienen la organización, así como su comunicación, imagen y reputación.

¿Cuáles son los problemas que aparecen como consecuencia de una mala comunicación interna?

  1. Falta de cooperación y compromiso: si el personal no se siente parte de la empresa, su grado de compromiso será bajo.
  2. Dificultades en la circulación de la información: esto genera problemas en las operaciones y da lugar a pérdidas de productividad.
  3. Desprotección del talento: Para poder desarrollar el talento y retener a las personas claves de la organización es muy importante tener el conocimiento de cómo se desempeñan los mismos con el objetivo de crecimiento en los recursos humanos.
  4. Desmotivación y baja de productividad. Si a los trabajadores no los mantienen informados de lo que pasa en la empresa y sus opiniones o ideas no importan, dejarán de interesarse. Esto los convertirá en trabajadores pocos productivos.
  5. Deterioro del clima laboral. Si no se escucha al personal de la empresa, cualquier acción puede acabar en negatividad, secretismos y rumores.
  6. Escasez de oportunidades de desarrollo de habilidades colaborativas. Existen pocas oportunidades de desarrollo de habilidades colaborativas y ello dificulta el crecimiento de los proyectos y de las personas.
  7. Problemas de adaptación a cambios. Los cambios en temas sociales y económicos requieren la capacidad de transformación de las organizaciones.
  8. Falta de canales para exponer las necesidades que la gente tiene de expresarse. Hay que considerar la posibilidad de expresión de los empleados para que puedan canalizar sus conflictos, opiniones y/o sugerencias.

Mantener las buenas relaciones en la empresa garantiza el adecuado manejo de la información interna. En las grandes organizaciones existe un departamento de comunicación, pero no es poco importante en las empresas medianas y chicas ya que existen relaciones humanas independientemente de la cantidad de empleados que compongan.

Algunas de las ventajas de una buena comunicación interna son:

  • Mejor relación entre los empleados. Ellos sentirán que trabajan en un ambiente laboral seguro en que las decisiones y los cambios se comunican de forma efectiva.
  • Un mejor desarrollo del trabajo de cada uno de los empleados. Cuando todos los miembros de la organización están al tanto de las fortalezas, debilidades y de las metas que se desean alcanzar se puede trabajar para conseguirlas de forma mucho más efectiva.
  • Se suprimen por completo los rumores y chismes, la información importante llega de forma efectiva a todos los involucrados sin secretismos.
  • Fomenta la resolución de problemas de forma efectiva. Esto permite que toda la empresa esté al tanto y participe de los cambios y decisiones en la empresa.

Formas para promover y mejorar la comunicación:

La realización de boletines informativos mensuales o cartelera informativa. Esto  serviría para comunicar a todos los empleados las novedades de la organización tratándose de distintos temas como nuevas contrataciones, logros personales, éxitos o nuevas metas. Si la empresa cuenta con poco personal puede también ser efectiva la comunicación a través de correos electrónicos.

La realización de eventos corporativos fuera de la oficina en los que participen todos los empleados también es una buena alternativa generar una mejor relación interna.

Para que los empleados estén informados y se comuniquen de forma adecuada las reuniones de equipo frecuentes pueden ser útiles.

Los conflictos organizacionales son manejables y muchas veces resultan positivos porque son indicadores que algo no funciona bien. La persona que trabaja en una organización y comparte su espacio productivo con otras, está determinada por los factores internos propios de su personalidad, cultura, educación y desempeño. El ser humano busca, además de una adaptación al medio, un bienestar que le permita sobrellevar la rutina diaria. Si bien el trabajador puede contar con muchos beneficios, puede estar disconforme y a su vez sufrir desilusiones en la cotidianeidad, que podría hacerlo cambiar su perspectiva de las cosas. Resulta evidente la necesidad de continuar reforzado mejoras en las condiciones laborales y la apreciación de los empleados, ante todo, como seres humanos que trabajan y que necesitan comunicarse.

 

0 comentarios en «¿Como mejorar la comunicación interna en una empresa?»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *