20 mayo, 2024

El e-commerce implica la compra-venta de productos, servicios e información a través de redes electrónicas. Este sistema ofrece múltiples ventajas teniendo en cuenta que hay un 74% de penetración de internet en Argentina, lo que hace a ésta técnica la más accesible a la población en consideración a la importancia que se le da a la tecnología día a día.

El posicionamiento de un producto o servicio implica el reconocimiento y adaptación del mismo por parte del consumidor final. Por lo que la buena comunicación es de suma importancia para poder “posicionarse en su mentes”.

Actualmente éste método se encuentra en pleno auge, se está difundiendo por una gran variedad de redes electrónicas. Se están utilizando los motores de búsquedas (como por ejemplo: Google), redes sociales (como Facebook), correo electrónico y demás para cumplir con ese fin.

Como jóvenes emprendedores buscamos involucrarnos en negocios viables, es decir, que sea mucho más las utilidades o ganancias que las pérdidas. Para ello debemos contar con un buen plan de negocio en el que se plantarán todos los factores necesarios para desarrollarlo.

El sublimado textil, técnica que implica el traspaso de imágenes a telas (a partir de 80%poliéster) mediante una plancha térmica o plancha de transferencia,  es considerado un buen negocio para iniciar como emprendedores. Si bien su uso tiene años de trayectoria, las innovaciones, creatividad en el diseño, poca inversión, ventas al menudeo y mayoreo,  y “aportación” de los clientes en el proceso, hacen de éste un emprendimiento rentable.

¿Porque mencionar este negocio? Porque satisface uno de los anhelos  más demandados por el consumidor final, la importancia de la “imagen visual” que se le da a la indumentaria. Pero no es una necesidad sino un deseo del propio individuo de pertenecer a un ambiente distinto al cotidiano. Una marca, un dibujo, una frase, estampadas en un textil dice mucho de una persona. El estar a la moda, representa a un mundo, definido por muchos, como “asombroso, fuera de lo común”, pese a que no es del todo cierto:

NO ES LA APARIENCIA, ES LA ESENCIA. NO ES EL DINERO, ES LA EDUCACIÓN. NO ES LA ROPA ES LA CLASE” (Coco Chanel).

Pero desde el punto de vista de un empresario, es una oportunidad. Y desde el punto de vista del consumidor es un deseo. Simplemente es eso, se trata de oferta y demanda, ofrecer lo que el consumidor quiere o necesita. Y aquí es donde aparece la competencia, no solo cumplir con dichas necesidades, sino también con superar las expectativas de los mismos. Esto implicaría la importancia que se le da al cliente y no solo al negocio.

Apuntar a un nicho de mercado, quiere decir, encontrar aquél o aquellos lugares en donde la demanda no está siendo satisfecha total o parcialmente y posicionar nuestro producto para solventarla.

NEGOCIO ES UNA CARRERA DE VELOCIDAD HASTA QUE ENCUENTRE UNA OPORTUNIDAD, ENTONCES ES LA POTENCIA DE UN CORREDOR DE MARATÓN” (Robert hejavech).

Por ende, es necesario realizar una correcta investigación de mercado para no posicionar el producto y que este no sea demandado, generando pérdidas.

Ubicar un taller de sublimación, no es del todo complicado, porque requiere poco espacio. Una impresora, plancha transferencia, una computadora y un cierto lugar para colocar los textiles ya hechos. Otra de las ventajas del negocio son sus ventas a bajos costos para lograr aumento de demanda, compra compulsiva y, lo que se mencionó antes,  un buen posicionamiento del producto en la menta del consumidor.

Para el posicionamiento se utilizan varias estratégicas de marketing, cada emprendedor elige la que más crea conveniente para promocionar y publicitar  su producto o servicio. Por ejemplo: dentro del marketing de buscadores puede ser, crear páginas web, optimizándola (SEO) y darle mejor diseño, contenido, palabras claves y demás.

Los diseños, colores, estampado, tela, y demás en la indumentaria abarcan un mercado completamente abundante. Por ende, cabe mencionar el alto rango de ganancias que se puede obtener innovando en cada uno de esos factores.

Hay que estar dispuesto a participar de las ganancias y también a soportar las pérdidas. Un joven emprendedor que inicia con su negocio debe incluir estos dos elementos en su haber.

Aprovechando la tecnología que nos rodea, será más factible la operación de compra y venta de nuevos o innovadores productos al mercado. Por eso planteamos este negocio aprovechando el e-comerce como red de envío a los consumidores finales. Generando mayor comodidad y seguridad posible y brindando toda la información que ellos consideren necesarias.

“NO PODEMOS MIRAR A LA COMPETENCIA Y DECIRLES QUE LO HAREMOS MEJOR, MIRAMOS A LA COMPETENCIA Y DECIMOS QUE LO HAREMOS DIFERENTE”. (Steven Jobs).

El sublimado de textiles es un proceso de innovación, creatividad, gusto y oportunidad. Es simple el negocio que se pude plantear y desarrollar. Pero sin olvidar la opinión del cliente, no solo los “reales” sino también los “potenciales”, aquellos que quieren comprar por primera vez y no están seguros de sus resultados.

Satisfacer las necesidades del cliente es  perfecto, genera buena imagen de la empresa y reputación, pero satisfacer las expectativas y deseos del cliente es extraordinario. Significa destacarse de lo habitual, de lo que ellos esperaban. Es ofrecerle lo mejor en innovación y creatividad. Es “posicionarse en sus mentes».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *