24 mayo, 2024

¿Qué voy a estudiar?

asd-jpg

Hipótesis:

¿Por qué los jóvenes no saben que estudiar cuando terminan el secundario?

  • Falta de capacitación en los niveles secundarios: hace referencia a que en los niveles secundarios no tienen la suficiente información sobre las carreras como para poder decidir o guiarse a la decisión, directamente no se menciona el hecho de ¿qué van a estudiar? O se menciona pobremente sin ningún interés en que los alumnos consigan lo más acercado a una respuesta.
  • La psicología del estudiante: en esta juega el rol pensativo del estudiante, se sienten estresados por posibles presiones a tener que elegir una carrera si o si sin mucho tiempo de pensarlo, esto lo que logra es darle al estudiante poco tiempo de decisión y presión lo cual su decisión posiblemente no sea la querida por el mismo. Y también tomemos en cuenta que la incertidumbre o el “no saber” es algo normal en los adolescentes, pero puede ser que este “no saber” sea llevado con falta de información y/o capacitación
  • No saber qué tipo de estudio superior elegir: tampoco saben si elegir una carrera universitaria, un terciario, un posgrado o una carrera corta, esto también es por falta de información.
  • La ayuda fuera del colegio es fundamental: el apoyo en la casa también tiene que estar presente, la ayuda familiar es de gran ayuda, ya que se va a sentir acompañado en esta decisión y sentirá menor presión y esto posiblemente lo lleve una decisión más acorde a su gusto real.
  • No pensar en la plata que me va a generar: un pensamiento general es si lo que voy a estudiar me va a rendir a futuro para poder vivir gracias a él, este pensamiento te puede reducir muchas opciones que sean lo acorde a vos.

 

Desarrollo:

 

A continuación, se copiarán artículos desarrollados por psicólogos y licenciados  que estudian el tema en cuestión y luego se formulara una conclusión según lo obtenido.

 

“Muchas personas consultan a profesionales especializados en orientación vocacional. Eso sí, tené en cuenta que los test vocacionales sirven sólo como una guía en este proceso de pensamiento. De ninguna manera darán la respuesta por sí solos, no son una receta mágica. Sos vos misma quien deberá decidir.” Deby Goldberg, licenciada en psicología y psicopedagogía, directora de Espacioaieka. Entrevista para el diario Clarín.

 

«La incertidumbre es lo natural del adolescente, pero vemos que falta información elemental sobre la oferta de carreras y sobre la vida universitaria», dijo a LA NACION Teresa Martín, psicóloga y directora de la editorial Revista Vocacional. «La vida universitaria asusta, pero si se la desconoce, asusta más aún», agregó.

 

“Un buen preuniversitario debe tener ante todo: Un proceso de orientación vocacional y profesional. Además, debe ayudar a desarrollar habilidades escolares básicas y dar entrenamiento para ser buen lector. Centrar la atención y la memoria y tener métodos de estudio que garanticen un buen rendimiento académico. Buscar aptitudes, destrezas y habilidades por las cuales se pueda inclinar el joven.” Según un artículo de “El Tiempo” por Nulivalue.

De acuerdo con lo expuesto por la Psicóloga de la Universidad de Belgrano, Lic. Stella Maris Mencucci Kunica, la falta de información, la presión que puede estar ejerciendo la familia y la confusión entre una vocación con un hobbie son algunos de los errores más usuales.

Desde la Universidad Católica Argentina, Coordinadora del Servicio de Orientación Vocacional: Lic. María Inés García Ripa, manifestó que si bien muchas veces los jóvenes se acercan a realizar un proceso de orientación vocacional con una decisión tomada, en muchos casos desconocen las particularidades de la carrera que eligieron y su salida laboral; y en ocasiones, incluso no tienen claros sus propios intereses y aptitudes, que muchas veces no concuerdan con su elección.

Por su parte, la Responsable de Tutoría Guía de la Universidad Blas Pascal, Ma. Laura Lorenzatti, indicó que muchos jóvenes toman su decisión en términos de respuesta económica inmediata, lo cual significa un grave error, ya que para responder a la pregunta “qué estudiar” comienza por el autoconocimiento y la definición de “lo que quiero ser” y “qué lugar quiero ocupar en la sociedad”.

La baja tolerancia a la frustración, la falta de paciencia para incorporar las bases de conocimientos, el manejo del tiempo libre y la adquisición de hábitos de estudios son generalmente temas cruciales, opinó la directora de Admisiones de la Universidad Torcuato Di Tella, Laura Viglierchio.

Conclusión:

Las problemáticas generales son la falta de capacitación, falta de orientación vocacional en los estudios secundarios, falta de información sobre sus posibles elecciones a futuro, la presión psicológica al sentir que tienen que elegir una carrera y la elección a partir del pensamiento remunerativo.

 

La manera de lograr conseguir una elección lo más acertada a lo que realmente desean estudiar los jóvenes sería:

  • Indagar en la historia vocacional: deben analizar cuáles han sido sus gustos e intereses a lo largo de su vida, que les gustaba hacer cuando eran pequeños y que materias eran las que más les gustaban y las que les gustan ahora.
  • Infórmense sobre lo que están eligiendo: investigar sobre la carrera que están eligiendo, las materias a cursar, de que trata (experiencias y opiniones) y en donde las cursarían, hay carreras que solo se cursan en universidades privadas.
  • Organizar la información: puede ser que les guste algo muy general entonces van a tener que desglosar esa información y organizarla, como por ej. Ingeniería, van a tener lo que es la ingeniería en general y luego específica en cada rama como lo es ingeniería en informática, ingeniería civil, ingeniería química, etc. ir organizando, desglosando y estudiando cada parte va a lograr que tengan una elección más acertada a sus gustos.
  • Elegir el tipo de carrera a tiempo a hacer: esto hace referencia a saber diferencia entre título universitario, terciario, posgrado y carrera corta, todas llevan un tiempo distinto de finalización y su carga horaria y de contenido educativo es distinta, esto es importante si van a acompañar los estudios de un trabajo.
  • La decisión es personal: el adolescente es el que va a estudiar, así que él debe ser quien elija su carrera, una elección errónea o instigada por otra parte va a lograr en el mayor de los casos la deserción del estudio o el fracaso del mismo, volviendo al mismo punto inicial.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *