Inicio Enfermedad profesional a causa de exposición al benceno
Array

Enfermedad profesional a causa de exposición al benceno

Nos situamos en una fábrica curtiembre en la zona de Lanús denominada como “Fonseca”, más específicamente, en el operario de producción Rubén Gómez, este mismo tenía una antigüedad de 5 años en la empresa como trabajador. El mismo trabajador compartía la empresa con alrededor de 250 de empleados siendo esta fabrica especializada en el cuero argentino, nos basamos en este trabajador debido a que el mismo desarrolla por exposición, descontrolada y sin supervisión, a un agente contaminante, una patología en la piel denominada “Leucemia” la cual es considerada como cáncer de piel.

El trabajador teniendo en cuenta que a la edad de 35 años realizaba turnos rotativos en distintas actividades, a pesar de estas rotaciones el sujeto nombrado se mantuvo en el area de producción, es decir que siempre estuvo expuesto al agente que produjo la Enfermedad profesional.

El agente químico que produce esta enfermedad es el benceno, la cual es una sustancia química que se produce por productos naturales que están parcialmente sin quemar. En la resolución 310/2003 podemos hallar que se detallan un grupo de agentes y grupo de agentes cancerígenos entre ellos el Benceno. Este agente de todas maneras lo podemos hallar en muchos lugares, es mas todas las personas al dia de hoy estamos expuestos al benceno en mayor o menor cantidad y sin darnos cuenta, la cantidad de exposición a este agente es lo que puede producir o no una enfermedad, como en el caso del trabajador.

Tenemos en cuenta que la enfermedad profesional en el trabajador pudo haber sido evitada, con los debidos medios de prevención, pero por falencias o simplemente falta de capacitación no se llego a un objetivo de seguridad integrada y trabajo saludable. En otro caso si el trabajador hubiera estado debidamente informado y capacitado sobre a que riesgos estaba expuesto, pudo haber el mismo exigiendo mejores medidas de prevención, evitar llegar al punto de desarrollar una patología. Entendemos como una enfermedad profesional es una patología desarrollada en el lugar del trabajo en el que se encuentra el trabajador debido a una exposición constante a un riesgo oculto.

 

El benceno es un compuesto químico, concretamente es un compuesto formado por hidrógeno y carbonos, es decir un hidrocarburo, de tipo aromático, cuya fórmula molecular es C6H6. En el ambiente podemos encontrar al aire libre niveles bajos de benceno producidos por el humo del tabaco, caños de escape de automóviles y también las mismas estaciones de servicio. En la molécula del benceno, cada uno de los átomos que lo conforman se encuentra situado en un vértice de una figura hexagonal donde, de las cuatro valencias que poseen los carbonos, tres de ellas se encuentran uniendo los carbonos colindantes entre sí y la valencia sobrante une al átomo de hidrógeno.

Un riesgo químico es producido por una exposición constante a un mismo o varios agentes químicos, los cuales están todos determinados un cierto limite de exposición, en el caso de que los trabajadores superen ese limite, estarán expuestos con mayores posibilidades a contrar una enfermedad profesional en consecuencia de esa exposición.

Leucemia linfoblástica (linfocítica), Leucemia mieloide (mielógena), Leucemia linfocítica crónica, Leucemia mieloide (mielógena) crónica. Estos son los 4 tipos principales de leucemia que existen, todas comparten una característica en particular y es que comienzan en la medula ósea Si el cambio canceroso tiene lugar en un tipo de célula de la médula que forma linfocitos, es un tipo de leucemia linfocítica o linfoblástica. La leucemia es de forma mielógena o mieloide si el cambio celular tiene lugar en un tipo de célula de la médula que suele formar glóbulos rojos, algunos tipos de glóbulos blancos y plaquetas.

Como conclusión final podemos decir que pudo haber sido evitado la enfermedad profesional debido a que como mencionábamos antes con una correcta capacitación a todos los empleados hubieran estado informados y así poder exigir la utilización de EPP, una rotación a sitios en los que no haya exposición al agente químico que produjo el caso de leucemia. Esto no solo hubiera evitado que la enfermedad en el empleado se desarrollase, sino que también evitaría más tipos de esta enfermedad a futuro en la misma fábrica.

Reservá tus vacaciones

Fotografía