Inicio Lo que las empresas y las consultoras demandan
Array

Lo que las empresas y las consultoras demandan

Las consultoras de Recursos Humanos tienen como fin brindar y seleccionar el mejor talento humano capacitado y formado, dando respuestas a las características y expectativas que las empresas demandan. Los profesionales de recursos humanos que en ellas trabajan se encuentran regulados por una deontología profesional, en este caso, el código de ética de los profesionales de Recursos Humanos.

Imagen relacionada

¿Qué es deontología profesional? Se puede decir que la Deontología Profesional es el conjunto de principios morales y reglas que regulan una profesión. ¿Quién establece estas normas? El propio colectivo profesional y al mismo tiempo se encargan de establecerlas por escrito en los códigos deontológicos o de ética profesional. Todas las profesiones han establecido sus propios códigos para explicitar la dimensión moral de su profesión. En el presente artículo tomaré uno de los principios éticos de dicho código para reflexionar sobre qué valores deben guiar el desempeño de un profesional de recursos humanos.

El valor al ser humano, ante todo, su integridad profesional y personal, el respeto, la lealtad, la honestidad, la conciencia, la dignidad, la humildad, la cooperación, la motivación y el sentido de pertenencia”

Muchas veces nos encontramos con que en ciertas situaciones este principio es violado, como muestra el caso de “Para qué sirven las consultoras de RR. HH”, en el cual profesionales de Recursos Humanos explican qué es lo que ellos esperan de los talentos humanos que buscan. Pienso que el principio básico mencionado anteriormente se está violando ya que el artículo comienza con la idea que el recurso humano debe venderse. Éticamente decirle a una persona que está buscando por necesidad u otros motivos un empleo que debe venderse ¿queda acorde? En mi opinión es chocante para un aspirante el concepto de venderse. Se estableció en la sociedad que brindarle servicios a una empresa es venderse. En mi opinión no es la mejor forma de expresarle al aspirante, que debe dar lo mejor de sí mismo en una entrevista laboral.  No se está llevando a cabo la ética profesional, la cual se basa en aquellos principios que determinan cuales son las mejores formas de actuar y reflexionar sobre la deontología.

Por otra parte, se supone que las empresas deciden encargarle el trabajo de buscar sus recursos humanos a estas consultoras externas para abaratar costos y tiempos. Las empresas simplemente describen la vacante y las expectativas que ellos esperan que las consultoras cumplan. ¿Pero qué pasa cuando las consultoras ya insertan al talento humano en la empresa pasando todas las etapas del proceso de aspirante y no funciona?

Según el código de ética que rige para los profesionales de RR.HH, uno de sus artículos,  el 17, manifiesta que se debe satisfacer al contratante con servicios caracterizados por la eficiencia, cortesía, respetando sus derechos y ofreciendo información clara y transparente, teniendo en cuenta sus culturas y la compatibilidad mutua de valores.

No cabe duda que tal vez la consultora empleo el mejor método de búsqueda que creía en función de la cultura y los valores de la empresa, solo que en ciertas circunstancias sucede que el recurso humano desea desvincularse o la empresa (cliente de la consultora) desvincula al talento humano. Pero a su vez la consultora está cumpliendo el artículo que advierte al contratante los errores en que este pudiere incurrir en relación con los trabajos que el profesional lidere como así también subsanar los que él mismo pudiera haber cometido. Es decir, si no funciona la relación con el talento humano la consultora le brinda uno mejor para sanar la herida ocasionada o la disconformidad.

Las empresas demandan a las consultoras el talento humano necesario, las consultoras demanda a los aspirantes “venderse” de la mejor forma posible y en el contexto que rodea a esto  hay cuestiones en relación a la ética y a la deontología profesional que deben tenerse en cuenta .

Aquí también entra en juego la ética de los negocios, que hace referencia a las cuestiones de carácter moral que se presentan en el contexto de los negocios y las organizaciones. En este caso el artículo establece que aquellos postulantes o aspirantes de puesto para jóvenes profesionales cuanto más curriculum tienen más posibilidades tienen de adquirir la vacante. Hay discriminación de empleo, las empresas piden a las consultoras jóvenes profesionales con estudios básicos y especializados y además con experiencia, cuando estamos hablando de personas de entre 20 o 25 años. ¿Cómo podría un joven de esa edad abarcar dichas características? Crean un puesto de trabajo, demandan competencias y aptitudes que no son congruentes con los requisitos que establecen para la búsqueda, e imponen este tipo de perfiles al mercado laboral actualmente. Hasta las pasantías son contradictorias en algunos casos. Algunas de estas cuestiones son las que analiza la ética de los negocios como la falsa publicidad. Por ejemplo el puesto que describí anteriormente, la alerta del puesto comienza con dos palabras: joven, estudiante y luego al integrarse en el puesto nos encontramos con años y experiencia. Y esto va de la mano con la discriminación de empleo.

Estos sucesos reflejan falta de ética. El artículo 37 del código de ética de Recursos Humanos dice: “Se encuentra en falta de ética todo profesional que comete transgresión a uno o más de los deberes enunciados en los puntos del presente Código, sus conceptos básicos y normas morales expresadas tácitamente en el presente Código”. 

Entonces ¿Qué sucede cuando se viola algunas de las pautas del código de ética? El Comité de Ética, integrado por tres miembros. Este comité tiene la responsabilidad de la implementación y regulación del Código  y de resolver cuestiones relativas a la interpretación del Código y periódicamente podrá recomendar la introducción de mejoras sobre los sucesos indebidos. Solamente el comité de ética y disciplina tiene autoridad para determinar excepciones sobre dicho código.

Reservá tus vacaciones

Fotografía