Inicio UN RINCÓN MÁGICO EN EL SUROESTE SUDAFRICANO.
Array

UN RINCÓN MÁGICO EN EL SUROESTE SUDAFRICANO.

Voy a contarles sobre una de las ciudades más lindas de Sudáfrica, Ciudad del Cabo o Cape Town (en inglés); la que se ubica al suroeste del continente africano, este destino tiene un sin fin de sitios para conocer y actividades que realizar.

Mi experiencia en este rincón de África fue hermosa debido a que hay una gran mezcla cultural, debido a los diferentes orígenes de sus primeros pobladores, así como muchos atractivos que ver.

La ciudad se extiende a los pies de la Table Mountain (Montaña de la Mesa), la que le brinda un paisaje único, esta se observa en toda la ciudad y es considerada una de las siete maravillas naturales del mundo. Subir hasta la cima de está es casi una obligación, si visitas esta ciudad, para apreciar la vista panorámica que se tienen desde lo alto. Se puede subir a esta ya sea caminando, ya que es muy fácil el ascenso y  también en teleféricos, los  que te llevan a la cima. Desde lo alto se contempla no solo la ciudad y el puerto, sino que también se ve el infinito océano y se ve como la península se pierde en sus aguas hacia el polo sur. Arriba de la Montaña de la Mesa, hay caminos perfectamente señalizados para recorrer y no perderte y así poder apreciar las mejores vistas.

Otros de los sitios que visite, fue la Ribera de Victoria y Alfred; en este lugar se encuentra un gran centro comercial con tiendas donde están las primeras marcas, un mercado gastronómico gourmet donde se pueden degustar platos típicos de la zona. También conseguís hermosas artesanías. Al aire libre se pueden observar diferentes embarcaciones y cuando yo estuve, en verano, es común encontrar música y espectáculos africanos callejeros. Desde aquí, tomamos el ferry que nos llevó hacia la Isla Robben, está a unos 12 kilómetros aproximadamente de Ciudad del Cabo; y sin duda es uno de los sitios a visitar. Es un lugar histórico y muy visitado, ya que allí se encuentra la cárcel donde estuvo preso Mandela, hoy en día hay un Museo, donde a lo largo de su recorrido se conoce y aprende sobre la historia Sudafricana, fue una experiencia hermosa recorrer este lugar.

En Ciudad del Cabo otros de los lugares que más me gusto fue el Barrio Bo-Kaap conocido como Barrio Malayo. Es uno de los sitios más coloridos; las casas son bajas y todas tienen fachadas muy coloridas y cuidadas. En esta zona se pueden ver muchos habitantes musulmanes así como también algunas mezquitas, en la que se destaca la Mezquita Islam Nurul que data desde 1844. Si la visita coincide con el horario de rezo, es sorprendente porque normalmente esto está prohibido, te invitan a entrar para rezar.

El Jardín Botánico Nacional de Kirskenbosch, está clasificado como uno de los mejores del mundo y se encuentra en las laderas de la Montaña de la Mesa;  tiene una extensión de unas 500 hectáreas solo de las cuales, 36 están adaptadas para ser visitadas. Es imponente la flora y fauna que allí se aprecia y sin lugar a duda, merece una visita. Alberga más de 7000 especies, muchas de las cuales son raras y están en amenaza. Fue el primer jardín botánico del mundo declarado Patrimonio de la Humanidad.

Tanto en Ciudad del Cabo como en sus alrededores, se encuentran muchas playas para visitar y disfrutar; a mí la que más me impacto fue la Playa Boulders, ya que en está además de nadar y disfrutar de sus arenas; se puede observar una colonia de pingüinos africanos. Tiene una pasarela, la que te lleva y acerca a estos animales.

A unos 200 kilómetros de Ciudad del Cabo se encuentra una localidad llamada Gansbaai, allí se puede observar al gran tiburón blanco. Del puerto salen embarcaciones desde donde se puede avistar a este animal tanto desde la cubierta, como para aquellos que se animen se puede bucear en una jaula de seguridad, que es sumergida en el agua y estas cara a cara con el gran tiburón blanco,

Desde Cape Town, se pueden realizar una ruta del vino, de unos 160 kilómetros en donde se van recorriendo diferentes localidades vitivinícolas. A lo largo del tour, se pueden ver paisajes hermosos con las plantaciones de vid y se visitan fincas para ver la preparación del vino. La finca que más me impresionó fue la Groot Costantia, esta es la productora de vid más antigua de Sudáfrica, data de 1685 y allí hoy, también hay un museo del vino el cual les recomiendo visitar. Otra de las paradas más interesantes son en las localidades de Stellenbosch y de Franschoek, estas son poblaciones del siglo XVII en donde hasta el día de hoy está presente el rastro de los primeros colonos europeos que llegaron a estas zonas; hay construcciones de estilo barroco.

Ciudad del Cabo tiene diferentes mercados que deben ser visitados, les recomiendo ir a de The Old Biscuit Market, el Neighbour Goods Market y el más famoso es el Green Market que se ubica en la plaza central de la ciudad. Estos son grandes mercados en donde se respira la atmosfera de los capetonianos; allí podes encontrar diferentes artesanías, desde máscaras de tribus y adornos tradicionales como aros, colgantes, collares, pulseras; también hay cuadros, tapices y vasijas todas estas cosas son hechas a mano y pintadas por sus mismos vendedores. También en estos mercados se venden comidas típicas y bebidas, visitar estos es conocer más sobre la cultura de este rincón Sudafricano.

Reservá tus vacaciones

Fotografía