Inicio PARQUE NACIONAL IGUAZÚ. PATRIMONIO DE ARGENTINA Y AMÉRICA
Array

PARQUE NACIONAL IGUAZÚ. PATRIMONIO DE ARGENTINA Y AMÉRICA

INTRODUCCIÓN:

El Parque Nacional Iguazú es un área protegida de la República Argentina, creada en 1934, con el objetivo de conservar el entorno y la biodiversidad de las Cataratas del Iguazú; las que resultaron elegidas una de las “SIETE MARAVILLAS DEL MUNDO”.

DESARROLLO:

UBICACIÓN:
El Parque se ubica íntegramente en el Departamento Iguazú, bordeando el río homónimo en el extremo norte de la Provincia de Misiones. Cuenta con una superficie de 67.620 ha., lindando con la ciudad de Puerto Iguazú, su límite oriental se encuentra a 17 kilómetros de la ciudad de Andresito.
Es atravesada por dos rutas nacionales; la 12 y la 101. En la margen brasileña se encuentra el Parque Nacional do Iguaçú; formando junto al parque argentino un área protegida de más de 3.500 kilómetros cuadrados, a los que se suman otras reservas contiguas como Puerto Península.

HISTORIA:
La región altoparanaense, en la cual se encuentra el Parque Nacional Iguazú, muestra signos de habitación por parte del hombre; que se remontan a más de 10.000 años. Se estima que alrededor del año 1000 DC, los guaraníes provenientes del norte irrumpieron en la región y desplazaron a los nativos de lengua YÊ, que vivían allí desde ese entonces.
En el momento de la llegada de los españoles al lugar, en el siglo XVI, los guaraníes estaban ampliando su territorio. Estos nativos se caracterizaban, entre otras cosas, por sus diversos cultivos.
Álvar Núñez fue el primer europeo que llegó a las cataratas, en 1542; bautizándolas como “ Saltos de Santa María “. Hacia 1609 se establecieron en la región, las primeras misiones jesuíticas guaraníes; las cuales permanecieron en el lugar durante más de ciento cincuenta
años. La principal de las reducciones o ciudades misionales, fue “ Santa María del Iguazú”, vocablo guaraní que significa “ aguas grandes”; de soberanía española. Su emplazamiento es prácticamente el mismo que el de la actual ciudad brasileña de Foz do Iguaçú.
A fines del siglo XIX, llegó la primera expedición turística al lugar. Entre sus integrantes se contaba a Victoria Aguirre, quien donó los fondos con los cuales se empezó a construir el acceso que va desde Puerto Iguazú (llamado a inicios de siglo XX “Puerto Aguirre”), hasta las cataratas.
En 1902, el Ministerio del Interior de Argentina encargó al arquitecto Carlos Thays, un relevamiento detallado de las cataratas, el cual se tomó como base posteriormente; para la ley de creación del parque nacional.

DESCRIPCIÓN:
Las cataratas del Iguazú están formadas por 275 saltos de hasta 80 mts. de altura; de los cuales el 80 % está del lado argentino, alimentados por el caudal del río Iguazú. Se pueden realizar paseos en lancha bajo los saltos y caminatas por senderos, apreciando algunos animales de la selva semitropical. Un espectáculo aparte es su salto de mayor caudal, y con 80 metros, también el más alto, “LA GARGANTA DEL DIABLO”, el cual se puede disfrutar en toda su majestuosidad, desde solo 50 metros, recorriendo las pasarelas que parten desde Puerto Canoas; al que se llega utilizando el servicio del “tren ecológico”.
Una de las siete maravillas del mundo: El 11 de noviembre de 2011, resultaron elegidas una de las “ Siete Maravillas Naturales del Mundo”. El concurso comenzó en el año 2007, por la fundación de origen suizo, NEW 7 WONDER; y contó con la participación de mil millones de votos. Lo que dio lugar a que el 22 de febrero de 2012, la misma fundación confirmara oficialmente que las cataratas habían sido declaradas como una de ellas.

Artículo anteriorTrabajo en las alturas
Artículo siguienteIncendio en escuelas

Reservá tus vacaciones

Fotografía