Inicio Incendio en escuelas
Array

Incendio en escuelas

2206456

tlalnepantla

Introducción

Cuando tratamos de adoptar medidas para eliminar o disminuir a niveles aceptables Los riesgos que se encuentran presentes en los establecimientos educativos, Hay dos cuestiones que se superponen: la necesidad de analizar las condiciones Que afectan a la salud y seguridad de los alumnos como “ocupantes” del establecimiento Y, la otra, visualizar a las escuelas como el “lugar de trabajo” de los Docentes.

No es común que los maestros vean a la escuela como su lugar de trabajo oComo un ámbito que pueda comprometer su salud o donde puedan sufrir un Accidente. Aunque los elementos del proceso del trabajo docente son los mismos que en Cualquier otra actividad, los contenidos y características del trabajo son muy diferentes Las condiciones laborales de cada establecimiento, el estado de las edificaciones, Las características de las escuelas y de su entorno, las relaciones existentes entre Docentes y alumnos, los horarios de trabajo, las actividades que desarrollan los Docentes, los medios con que cuentan para desarrollar la tarea, el contenido de su tarea, etc., Son algunos de los elementos que condicionan el proceso de trabajo Y pueden afectar la salud y seguridad. Frente a la falta de una “cultura de prevención”, creemos que la escuela es una Institución clave para promover el mejoramiento de la salud y seguridad impartiendo a los alumnos, desde edad temprana, los conceptos necesarios

Protección contra incendios

 

¿Qué es el fuego?

Es una rápida reacción química de oxidación con desprendimiento de calor y Llama que se alimenta consumiendo todo tipo de combustible.

El fuego, ¿cuándo se transforma en incendio?

Cuando el fuego no está controlado estamos en presencia de un incendio. El Fuego es una energía poderosa que puede destruir vidas humanas y causar grandes pérdidas a nuestro medio ambiente.

Clases de fuegos

Según el tipo de combustible, el fuego se divide en cuatro clases. Conocerlos nos Permitirá seleccionar cuál es el elemento extintor más apropiado para cada uno.

Uso del extintor

Pasos a seguir:

  1. Quite el precinto y la traba.
  2. Colóquese a la distancia indicada según el tipo de matafuego (3 m para anhídrido Carbónico-CO2, 6 m para polvos y de 6 a 7 m para agua).
  1. Accione la palanca dirigiendo el chorro a la base del fuego, en Forma intermitente, con movimiento de zigzag o barrido.
  1. Recuerde que el tiempo de descarga de un matafuego común es De 50 a 60 segundos.

Es importante tener identificados los tipos de extintores Existentes en la escuela y su ubicación.

Prevención y protección

Todos deben conocer las medidas que permiten controlar un incendio o sus Consecuencias. La prevención se basa en la adopción de medidas que anulen, o al Menos disminuyan, las causas o situaciones que producen un incendio. Las medidas De protección tienen por misión controlar las consecuencias que pueden Derivarse de un incendio.

Causas más frecuentes de incendio

LOS CORTOCIRCUITOS

Para poder evitarlos es importante:

  • No sobrecargar los enchufes con demasiados aparatos.
  • Evitar empalmes precarios.
  • Usar fusibles calibrados para su instalación eléctrica.

LOS COMBUSTIBLES

  • Debe almacenarse sólo la cantidad imprescindible de combustibles inflamables.
  • Debe guardárselos lejos de fuentes de calor.
  • Debe utilizárselos sólo en lugares ventilados.

EL CIGARRILLO

Es importante:

  • No fumar en lugares con riesgo de incendio.
  • Apagar perfectamente los fósforos y colillas.
  • Colocar ceniceros en los lugares adecuados.

La prevención es la herramienta más eficaz  contra los incendios.

Algunas recomendaciones

 

  • En todos los establecimientos escolares deben haber suficientes elementos De extinción (matafuegos, hidrantes) mantenidos periódicamente y distribuidos Adecuadamente.
  • El personal de la escuela y los alumnos mayores deben estar capacitados para El uso de los elementos de extinción.
  • Si se contara con salidas de emergencia, deberán poseer puertas de adecuadas Dimensiones, que abran hacia afuera y equipadas, en lo posible, con barras Anti pánico.
  • Es necesario que las escuelas cuenten con iluminación de emergencia en los Puntos estratégicos (pasillos, salidas, etc.).

Escapando del humo

Como práctica, un buen ejercicio es simular una capa de humo y aprender a Andar al ras del suelo para evitar su inhalación. Recuerde que por más humo que haya, Siempre queda aire respirable al ras del piso.

En caso de incendio

En caso de detectar humo, olor a quemado intenso y/o llamas, avise de inmediato A los bomberos. Nunca demore la solicitud de auxilio. Es preferible que al llegar los bomberos Encuentren el fuego extinguido a que el siniestro haya superado su capacidad Operativa.

Por eso es necesario que haya personal instruido para esta tarea y que el número Telefónico de los bomberos esté siempre a mano.

Plan de Emergencia y Evacuación en la Escuela

 Resulta indispensable que la comunidad escolar:

  • Conozca los medios de salida, escaleras y rutas de escape que conducen al exterior del edificio, especialmente los docentes, no docentes y personal administrativo y de mantenimiento.
  • Cuente con los elementos e instalaciones necesarias de protección contra incendios (matafuegos, mangueras, escaleras de incendio, alarma contra incendio, etc.).
  • Conozca la ubicación y el manejo de esos elementos e instalaciones.
  • Controle el buen mantenimiento de matafuegos y mangueras contra incendios.
  • Tenga luces de emergencia y señalización de las salidas del edificio.
  • Realice una planificación para actuar en caso de incendio, que sea examinada para poder corregirla y que derive en un Plan de Evacuación de la Escuela para Casos de Incendio.
  • Coloque en los pasillos de la escuela y cerca de los matafuegos y mangueras el Plan de Evacuación de la Escuela (P.E.E.) para Casos de Incendio, junto a un pequeño plano orientativo del edificio.
  • Lleve a cabo periódicamente simulacros del Plan de Evacuación elaborado por la escuela

CONSIDERACIONES GENERALES

La realización de planes de evacuación y de emergencia y los simulacros se sitúan en primer término en lo que respecta a la formación en la autoprotección y a la mejora de las condiciones de seguridad en todos los centros de trabajo. Ayuda a su vez, especialmente a los centros escolares, a adquirir un comportamiento correcto ante situaciones de emergencia dentro y fuera de la escuela. Se trata, pues, de un camino paralelo al desarrollo de la persona. La creación de mecanismos individuales de protección ante el riesgo de accidente, deben desarrollarse en cada persona y, por lo tanto, deben estar muy presentes en el ámbito escolar. Conseguir que las capacidades internas de protección se conviertan en un hábito es una de las mejores maneras de evitar, tanto en el presente como en el futuro, accidentes como consecuencia de actitudes imprudentes o bien riesgos innecesarios. Una de las actividades más interesantes en el ámbito de la actuación en caso de emergencia consiste en la realización de ejercicios de evacuación en los propios centros escolares

ESTRUCTURA DEL PLAN

 El Plan consta de dos partes:

Documento base, que recoge la estructura general del P.E.E a nivel teórico. En nuestro caso, en este documento, sólo recogeremos la eventualidad de una evacuación total del centro. La posibilidad de un confinamiento quedará brevemente explicada.

Protocolo de Emergencia, que recoge las características técnicas de los edificios, cómo avisar a los servicios de emergencia, fichas de análisis del simulacro, etc.

DOCUMENTO BASE

CONSIDERACIONES GENERALES

 Se considera situación de emergencia la que podría estar motivada por un incendio, el anuncio de una bomba, una fuga de gas o cualquier otro tipo de alarma que justifique la evacuación rápida del edificio o el confinamiento de las personas Hablar, pues, de emergencia, no es hablar solamente de incendio. Debemos prever otras eventualidades para que nuestro P.E.E. cubra el máximo de casos posibles. Así pues, podemos hacer dos grandes grupos según el tipo de reacción que deberíamos tener:

EVACUACIÓN: Se deberá evacuar totalmente el edificio en el menor tiempo posible (incendios, terremotos, anuncio de bomba, explosiones, deterioro grave y repentino de la estructura del centro, hundimiento parcial del edificio, fugas de gases tóxicos en el interior del centro, etc.)

CONFINAMIENTO: Habrá que permanecer en el edificio hasta que los cuerpos de seguridad, emergencia o defensa civil nos digan lo contrario (fugas tóxicas en fábricas cercanas al centro, inundaciones, incendios forestales, tormentas muy violentas, motines, etc.) Por lo tanto, llevar a cabo la práctica de un simulacro de emergencia no tiene por objetivo la realización formal de un ejercicio en un tiempo determinado, sino la creación de hábitos de comportamiento en la autoprotección, teniendo en cuenta los condicionamientos físicos y ambientales de cada edificio.

CARÁCTER DE LA EXPERIENCIA (SÓLO EVACUACIÓN)

 A efectos orientativos, en caso de ser necesaria la evacuación del centro, se pueden considerar tiempos máximos, en el caso de un edificio escolar, los siguientes:

evacuación de cada planta: 3 minutos

evacuación de todo el edificio: 10 minutos

En conjunto, se estima que la duración total de una práctica de evacuación, es decir, la interrupción de las actividades escolares, no debería ser superior a 30 minutos.Si bien las hipótesis que se consideren para este ejercicio de evacuación no Coinciden exactamente con las condiciones de un caso real de fuego, de explosión, de catástrofe, etc., que serían las que determinarían cada una de las estrategias de evacuación que habría que adoptar, con esta experiencia lo que se pretende conseguir es detectar las insuficiencias principales del edificio y, a la vez, definir las medidas correctivas particulares para cada edificio a efectos de evacuación.

Para la realización de este ejercicio práctico y con el fin de simular una Situación lo más cercana posible a la realidad en caso de emergencia, habrá que prever la eventualidad de que una de las salidas exteriores de la planta baja se considere bloqueada y que se tengan que utilizar únicamente otras vías de salida existentes en el edificio. En caso de que sólo existiera una salida única no se aplicará, lógicamente, esta hipótesis. El simulacro deberá realizarse en la situación de máxima ocupación del edificio o edificios que integran el centro en la actividad escolar, así como con la disposición normal del mobiliario, pero sin que los alumnos hayan sido alertados previamente sobre el día y la hora del ejercicio; los profesores – que recibirán con anterioridad las instrucciones oportunas a efectos de planificación del ejercicio práctico – tampoco deberán ser conocedores ni del día ni de la hora; estos extremos estarán determinados exclusivamente por el director del centro, según su criterio y responsabilidad. Se prevé que este ejercicio se ejecute sin contar con la colaboración exterior (Cruz Roja, Bomberos, Defensa Civil, etc.) ya que se trata de un simple ejercicio escolar sin causa real de emergencia. Por otro lado, una evacuación por motivos reales también suele iniciarse sin auxilios exteriores, de manera que se cuenta únicamente con los propios recursos. Como consecuencia de los puntos anteriores, se deberán sacar conclusiones oportunas que sirvan para corregir las posibles deficiencias o inadecuaciones del propio edificio y adoptar medidas correctivas.

CARACTERISTICAS PARTICULARES DE EVACUACION EN CASO DE INCENDIO

  • Mantenga la calma.
  • Ponga en marcha el plan de emergencia de la escuela.
  • Llame a los bomberos.
  • Active el S.E.M.
  • Descienda siempre; el recorrido nunca debe ser ascendente, excepto en sótanos y subsuelos.
  • Ante la presencia de humo desplácese gateando, cubriéndose la boca y la nariz con pañuelos, toallas o con las prendas que tenga a disposición.
  • De existir humo en la escalera, descienda de espaldas en forma rampante (semiagachado, tomado de la baranda, mirando los escalones, lentamente).
  • Si no puede abandonar el lugar, cubra la base de la puerta para evitar el ingreso de humo y acérquese a una ventana abierta, tendrá aire para respirar a la vez que podrá hacer señales para ser visto.
  • En este caso, espere a que sean rescatados, no transponga ventanas ya que ese hecho le ha costado la vida a muchas personas.
  • Reúnase  en un lugar seguro con el resto del grupo y verifique que no falte nadie.
  • Si es posible corte la corriente eléctrica.
  • Si pudo cortar la corriente o si se trata de fuego en materiales sin corriente eléctrica y si el foco no es muy grande, trate de apagarlo con un matafuego adecuado para el tipo de incendio; si no tiene uno, puede utilizar una manguera, una manta o un sifón.

RESPONSABLES Y COORDINADORES

RESPONSABLES EN CASO DE EMERGENCIA REAL

 COORDINADOR DE EMERGENCIAS

¿Qué hará?:

En caso de una emergencia real o simulada, será el responsable de coordinar las tareas de evacuación o confinamiento. Se pondrá a disposición de los servicios de emergencia cuando estos lleguen al centro, facilitándoles un juego de planos del edificio e informándoles el por qué y cómo se procedió a la evacuación. En caso de confinamiento, será el interlocutor del centro con el exterior.

RESPONSABLE DE DAR LA ALARMA

¿Qué hará?:

Se responsabilizará de ordenar la evacuación del centro (activando la alarma acústica o bien avisando por megafonía) y de llamar a los servicios de emergencia

RESPONSABLE DE DESCONECTAR LAS INSTALACIONES

¿Qué hará?:

En caso de evacuación es el responsable de cerrar los suministros de gas, Electricidad y agua (siempre en este orden).

RESPONSABLE DE ABRIR Y CERRAR PUERTAS

¿Qué hará?:

En caso de evacuación es el responsable de abrir las puertas de salida del centro.

 RESPONSABLES EN CASO DE SIMULACRO

Cuando se realice un simulacro de evacuación, se mantendrán los responsables asignados en el punto anterior. Para controlar el tiempo de evacuación y las incidencias, se designará un responsable para cada una de les plantas a evacuar y un responsable de controlar el tiempo total de evacuación del centro.

Conclusión

El objetivo es alertar sobre los peligros reales y situaciones de riesgo como los que ya han ocurrido, teniendo en cuenta que los desastres públicos obran a la manera de bisagras de la historia.

TRABAJAR PARA CREAR UNA CULTURA DE PREVENCIÓN ES TRABAJAR PARA SALVAR VIDAS TANTO LAS PROPIAS COMO LA DE NUESTROS SEMEJANTES”

 

 

Reservá tus vacaciones

Fotografía