Inicio El trabajo me busca
Array

El trabajo me busca

Partiendo de lo publicado en el diario Clarín el día domingo 18 de Octubre del corriente año, es que me he puesto analizar al hombre de hoy en relación a nuestros antepasados respecto a la ética y lo que la misma ha entendido en relación a lo que se ha considerado bueno a lo largo de la historia.

Noto que estamos en una generación que apunta y se identifica con las llamadas éticas de la felicidad, que entiende que una conducta es buena moralmente si nos permite conseguir un determinado fin, el que coincide con la felicidad, entendida esta misma como placer, autorrealización, salvación eterna, justicia social, utilidad individual o colectiva, entre otras.

En la actualidad asociamos la felicidad con la autorrealización en todo aspecto, laboral, profesional, personal, como seres libres e independientes. Lo laboral se entrelaza con lo personal por constituir el empleo fuente de identidad. Buscamos desarrollarnos profesionalmente y a su vez no disminuir las tareas extralaborales. Esto último como principal atracción y motivación de los postulantes y trabajadores en actividad.

Aquí también traigo a tema el código de ética de los licenciados en relaciones laborales, del trabajo, industriales y de recursos humanos (ACILTRHA) ya que en este se menciona en su introducción que su actividad se rige en pos del bien común de la sociedad y en beneficio de ella. Por esto es que los licenciados de estas actividades mencionadas podrían sentirse satisfechos al poder combinar mas fácilmente su labor con lo que el hombre busca hoy en día, ya que en sus principios éticos apunta a la motivación de cada individuo particular, y esta es la mayor atracción a jóvenes desempleados, y en general, a las personas en procesos de cambios de compañías.

Pero es la parte de obligaciones, más específicamente en el artículo 6 del ya mencionado código de ética para los licenciados en relaciones laborales, del trabajo, industriales y de recursos humanos (ACILTRHA), que si bien por un lado se repudian los actos de competencia empresarial, es esta a la vez la nueva manera de atraer personal ofreciendo buen clima  laboral, oportunidad de crecimiento en dichas labores, carreras, conocimientos, experiencia, flexibilidad horaria, sueldo acorde, todas estas mencionadas como los beneficios que no llevan costos monetarios considerables a las empresas, pero si atraen mucho a los trabajadores y profesionales que buscan principalmente realización personal. A esto se suma aquellos que también ofrecen descuentos en gimnasios, pre-pagas, pagos a guarderías, ayuda con la cuota de la universidad, comedor en planta, entre otras. Pues así es la competencia hoy en día en el mercado laboral, se ve con claridad que las empresas buscan calidad y para obtenerla se esta apuntando cada vez más al bienestar del empleado. El empleador adopta un perfil proactivo buscando la aceptación de manera positiva de sus empleados con el único fin de creer que la motivación laboral y buena predisposición, hará que sea más productivo el trabajador si este se siente feliz tanto en su ámbito laboral como en los otros aspectos de su vida.

En este intento de satisfacer al personal, la comunicación juega un rol importante, buscando que esta circule de manera ascendente, descendente y horizontal. Esto convierte en atractiva a la organización ya que motiva a los empleados al sentir que sus opiniones van a ser tomadas en cuenta.

Es así como la inserción laboral apunta a atraer postulantes con el lema de que estarán tan bien dentro de la organización como afuera. Esto me lleva a  tomar las ideas del Existencialismo, corriente que piensa al individuo como un ser libre, en la búsqueda de un proyecto individual. Al parecer y según lo encuestado, cada vez se toma  mayor conciencia de  que la existencia humana es un fenómeno subjetivo, en el sentido de que es consciente del mundo y consciente de sí, como bien indica el existencialismo. Siempre estamos hablando en torno de la libertad, como tema principal y al parecer es esta misma libertad la que esta en la punta de la pirámide de deseos cuando de buscar trabajo se trata.

Por todo esto he llegado a la conclusión que todos estos cambios beneficiosos a favor del trabajador a la hora de buscar un empleo, además de adaptarse a la libertad de la sociedad en general, es también por la conciencia del hoy y ahora que tienen las personas. En consecuencia pretenden someterse al menor estrés posible y ven un equilibrio adecuado al combinar, empleo, crecimiento profesional, buen clima laboral, horario reducido, entre otros beneficios. Si un trabajo puede reunir todas estas condiciones, entonces esa persona ha podido llegar a su meta.

Artículo anteriorSECTOR POR SECTOR!
Artículo siguienteCARGA TÉRMICA EN LOS GIMNASIOS

Reservá tus vacaciones

Fotografía