Inicio Regulaciones sobre el uso de productos tóxicos en tintorerías / Ley 1727/05
Array

Regulaciones sobre el uso de productos tóxicos en tintorerías / Ley 1727/05

Uno de los productos comúnmente utilizado para la limpieza de ropa en seco en tintorerías era el tetracloroetileno, si bien el mismo se encuentra regulado mediante los valores aceptados en el decreto 351/79 de la ley 19.587, posterior a la ley 1727 del 2005 su uso fue prohibido luego de que diversos estudios lo determinaran toxico para la salud, y cancerígeno en evaluaciones sobre la exposición y con grandes probabilidades de que también de que sea cancerígeno en humanos, algunos estudios epidemiológicos han mostrado un incremento del riesgo de ocurrencia de cáncer esofágico, linfoma no-Hodgkin y cáncer cervical. (Listado por IARC en el Grupo 2A. Probable carcinógeno para el hombre.)

El tetracloroetileno (percloretileno o PERC) es un líquido incoloro, no inflamable, pesado y con un olor parecido al éter. Normalmente usado como disolvente en limpieza de textiles y metales. Fue retirado y prohibido para su uso debido a su alto poder de contaminación.

En contacto con la humedad se descompone lentamente formando vapores tóxicos y corrosivos (hcl, ácido tricloracético, etc.).Con algunos metales (metales alcalinos, alcalinotérreos, aluminio) puede reaccionar violentamente. Respecto a la toxicidad  el tetracloroetileno elimina la capa protectora de grasa de la piel. A partir de una concentración de 100 ppm se produce irritación de ojos, vías respiratorias, piel y mucosidades. La inhalación puede provocar edema pulmonar. Además puede producir cefalea, náuseas, vértigo y estados narcóticos. Se pueden producir daños irreversibles en el sistema nervioso central, hígado y riñones.

Hay sospechas de que el tetracloroetileno es cancerígeno aunque esto no fue comprobado en humanos. Es peligroso para el medio ambiente, especialmente los acuíferos y la vida acuática.

Este elemento entra al medio ambiente por evaporación, lo que ocurre casi siempre durante su uso. También puede llegar a las reservas de agua y al suelo durante la descarga de aguas residuales y desechos de las fábricas, y si se fuga de los tanques subterráneos de almacenamiento. El tetracloroetileno también puede entrar en el aire, el suelo y el agua al fugarse o evaporarse de los recipientes donde se almacena o de los sitios de desechos peligrosos. Puede permanecer en el aire por varios meses antes de descomponerse en otros agentes químicos o puede volver al suelo o al agua por acción de la lluvia.

La mayor parte del tetracloroetileno que llega al agua o al suelo se evapora en el aire. Sin embargo, debido a que el tetracloroetileno puede viajar muy fácilmente a través del suelo, es posible que llegue a las reservas subterráneas de agua para el consumo. Si llega al agua subterránea, ahí puede permanecer muchos meses sin descomponerse. En las condiciones adecuadas, sufrirá una descomposición parcial por acción de las bacterias y puede que algunas de las sustancias químicas resultantes también sean perjudiciales. En otras ocasiones el tetracloroetileno se puede adherir al suelo y permanecer ahí. Este producto químico no parece acumularse en los animales que viven en el agua, como los peces, las almejas y las ostras. No sabemos si se almacena en las plantas que se cultivan en la tierra.

La intoxicación se puede diferenciar en aguda o crónica según sean los síntomas inmediatos o causados por exposición a largo plazo.

Intoxicación aguda

  • Se comporta como depresor del S.N.C.
  • Irritante de ojos y de vías respiratorias

En conjunto con otros síntomas: Dermatitis aguda irritativa, Insuficiencia renal aguda. , edema agudo de pulmón, depresión del SNC, coma y convulsiones, hepatomegalia e ictericia.

Exposición crónica

  • El target para el Tetracloroetileno es el S.N.C. y la piel.
  • Eventualmente el hígado puede actuar como órgano blanco.

Sumado a otros síntomas como: Dermatitis crónica eczematifome, Neuritis trigeminal, astenia física, fatiga psíquica, tendencia depresiva, respuestas afectivas exageradas, retardo en el tiempo de reacción, Conjuntivitis crónica, disminución de la agudeza visual, neuritis óptica y alteraciones del ritmo ventricular.

Las nuevas intervenciones en el área de Seguridad e Higiene en el Trabajo en Argentina promovieron el control y regulación productos químicos tóxicos como el mencionado en el presente artículo, dando lugar a las indicaciones recientes de la Organización mundial de la Salud. La ley 1727/05 en el artículo nro. 2 refiere que: “…queda prohibido el uso de solventes que contengan más de 0,1% en masa de compuestos aromáticos que sean utilizados en la limpieza de ropa por el proceso seco.” Con estas modificaciones se pretende alcanzar un cambio de paradigma que permita priorizar la salud del trabajador antes que a la productividad o ganancias de índole empresarial a coste de la salud del empleado.

Se adjunta una imagen de la formula química del tetracloroetileno.

quimica-foto

 

Reservá tus vacaciones

Fotografía