Inicio Brigadas de lucha contra incendios
Array

Brigadas de lucha contra incendios

El presente trabajo refiere a la formación de Brigadas de Emergencia y Elementos de lucha contra incendios en depósitos cuyo material inflamable se compone mayormente por productos plásticos, madera, nylon, y cartón.

Actualmente, además de integrar el área de higiene y seguridad, formo parte del cuerpo de brigadistas con que cuenta la empresa. Vale aclarar: una brigada de este tipo NO es de ninguna manera una dependencia de Bomberos, ni los reemplaza; es un cuerpo de colaboradores instruidos para actuar con celeridad en momentos de necesidad hasta tanto se hacen presentes los equipos especializados en la contingencia. Cuando pensamos en la conformación de un equipo organizado bajo el rotulo de Brigadas, es importante considerar todos los aspectos que hacen al funcionamiento de dicho equipo. Lo primero que debemos considerar es que su formación corresponde a una necesidad, y como tal, su función dependerá no solo de la voluntad de las personas seleccionadas, sino de los recursos de la empresa para que su existencia sea posible: respaldo económico, disposición de tiempo y lugar para sus capacitaciones, equipos según necesidades, etc.

Podría decirse que la función principal de la brigada sea la lucha contra el fuego. Sin embargo, es importante destacar que existen otras funciones y roles, como el de evacuador, o primeros auxilios en caso de accidente, desmayos, etc. En cuanto a la lucha contra el fuego, y por ser este una situación que implica directamente riesgo de vida generalizado, es indispensable que el Brigadista entienda no solo los límites de su función, sino las características de aquello contra lo que lucha, y los elementos con que cuenta. Debe saber interpretar las señales del fuego, determinar su capacidad de intervención, e interpretar los riesgos y saber retirarse o avanzar. Naturalmente, la conformación de la brigada corresponde a una iniciativa del área de Higiene y Seguridad, en cuya tarea convocara a diversos sectores a colaborar en la preselección de los posibles brigadistas, y en la posterior asignación y capacitación de roles. Para esto es importante trabajar aquí con el área de RRHH, para establecer perfiles y poder seleccionar personas cuya posición en la empresa haga prever un desarrollo a largo plazo. De esta manera se conforman equipos estables: esto potencia el trabajo en equipo, la colaboración, el conocimiento del grupo, la confianza, y valoriza las capacitaciones. Definida la nómina de preseleccionados, se realiza la asignación de roles: la lista de los preseleccionados requiere un análisis de sus perfiles, aptitudes, y capacidad física, ya que se les asignara un rol en el cual se pueda optimizar su capacidad. El rol no puede ser al azar, ya que en una situación de emergencia la persona debe poder actuar, debe desempeñarse en forma efectiva. Un ejemplo de esto es el uso de los extintores manuales: estos tienen un peso y ubicación que puede representar una dificultad para una persona cuyo físico no es adecuado para su manipulación; de la misma manera, el rol de evacuador debe ser encarnado por una persona cuya voz de líder sea convincente y no deje lugar a dudas por parte de los que deben ser evacuados. Estas cuestiones, como muchas otras que hacen a la capacitación y funcionamiento técnico de los elementos, no deben postergarse. Dentro de la brigada pueden existir diversos roles dependiendo de los riesgos, las dimensiones del lugar, la cantidad de personas, la cantidad de plantas, etc. Pero en líneas generales la misma contara, al menos, con los siguientes roles: Director de Brigada, Responsable de Corte de suministros,  Responsable Técnico,  Jefe de Brigada de primer intervención, Jefe de Brigada de segunda intervención, Lideres de Evacuación, Brigadistas de primer intervención, Brigadistas de segunda intervención, y Evacuadores. El espíritu de los brigadistas debe ser netamente colaborativo y con un compromiso impostergable, y esto es fundamental ya que desempeñan un rol que en ocasiones puede salvar vidas (incluso la propia del brigadista). Su misión incumbe posibles riesgos, por lo que debe ser plenamente consiente tanto de los límites de su exposición como de la importancia de su accionar. En relación al espíritu e importancia de la brigada, es que resulta indispensable la Capacitación: esta debe abastecerse tanto de recursos teóricos como de prácticas y experiencias con aquellos elementos que tendrá a su cargo. La simulación de situaciones, y la resolución de las mismas es fundamental para su desempeño en instancias reales. Para esto, se debe disponer del tiempo de la persona, y esto significa que el sector al que pertenece deberá prescindir de sus servicios durante ese lapso, y eso podría generar malestar o inconvenientes en el sector. En base a esto, resulta fundamental el compromiso de la Dirección en las iniciativas del área de Higiene y Seguridad, pero además es importante la comprensión y cooperación de los responsables de cada área para facilitar la programación de la capacitación, facilitando la disponibilidad de la persona seleccionada. La capacitación practica será más provechosa en tanto se pueda disponer, periódicamente, de todos los elementos necesarios y la totalidad de los brigadistas. De igual manera, es importante llevar un registro actualizado de las practicas. Es en la capacitación practica donde el brigadista adquiere la noción y los conocimientos del uso de los elementos involucrados a su actividad. Además, se vincula en forma directa con los riesgos, y como enfrentarlos. Muchos brigadistas pueden tener vasta experiencia en el uso de los elementos, pero quizás también contemos con personas muy bien predispuestas pero carentes de formación. Aun con la existencia de la brigada, y la disponibilidad de todos los elementos para combatir el fuego, la prevención sigue siendo la mejor estrategia y lo más efectivo: el mejor fuego es aquel que no se inicia. Con esta idea, podemos concluir que la capacitación debe trascender los límites de la brigada y el ejercicio concreto de extinción: debe alcanzar a todos los que forman parte de la empresa y materializar una cultura de trabajo con especial foco en protocolos seguros y preventivos.brigada

Reservá tus vacaciones

Fotografía