Inicio Puesta a tierra (PAT)
Array

Puesta a tierra (PAT)

La puesta a tierra es la conexión entre determinados elementos o partes de una instalación y un elemento conductor en el terreno, con el fin de conseguir que en la instalación no existan diferencias de potencial peligrosas.

Su objetivo es garantizar la seguridad de una instalación eléctrica a las personas que hagan uso de ella, en caso de cortocircuito (PAT de protección).

Dispersar las corrientes que se producen por sobretensiones.

Dar tensión de referencia a transformadores y generadores.

 

La puesta a tierra no solo brinda seguridad a las personas sino también a equipos y maquinas, evitando la posibilidad de sufrir daños producto de defectos de aislación como de corrientes producidas por descargas atmosféricas (rayos).

 

Medición de puesta a tierra

La ley de Seguridad e Higiene en el Trabajo (ley 19.587) exige la correcta instalación de la puesta a tierra, en toda instalación eléctrica para asegurar las descargas que por fallas eléctricas puedan producirse, como así también la de medir periódicamente los valores de resistividad del sistema, verificando su estado y mantenimiento para su correcto funcionamiento

Los sistemas de conexión a tierra deben ser verificados periódicamente, debido a que con el correr del tiempo la humedad del terreno, las sales que lo componen y las variaciones de temperatura, deterioran y degradan los electrodos de conexión a tierra, ocasionando un aumento en la resistencia de conexión, comparativamente con los valores obtenidos en las mediciones iniciales. Lo que podría ocasionar una falta de eficiencia en los componentes.

Con tal motivo se recomienda verificar y comprobar todas las conexiones y dispositivos de puesta a tierra al menos una vez al año, de tal manera que al producirse un aumento de resistencia en el sistema el profesional podrá, hacer las correcciones necesarias con el fin de disminuir la resistencia de conexión, recordemos que una baja resistencia de conexión a tierra permite una mejor descarga de las corrientes de defecto al terreno. Generalmente la resistencia en cualquier parte del sistema no debe superar los 10 Ohms.

 

Las mediciones de puesta a tierra, deberán ser efectuadas por profesionales con título habilitante en Electricidad o Electromecánica quienes deberán informar del estado de la instalación y sus parámetros mediante un Protocolo de Medición de puesta a tierra, con el correspondiente instrumento homologado.

El Protocolo de Puesta a Tierra, es un documento técnico donde se detallan los resultados obtenidos en la revisión y medición del sistema, consta de una parte física donde se informa sobre su estado visual o ubicación en el predio, entre otras cosas y valores de control.

 

Puesta a tierra de protección

Es cuando se coloca puesta a tierra toda pieza conductora que no forma parte de circuito y normalmente están sin tensión, pero que en condiciones de falla pueda conducir electricidad. Por ejemplo chasis, armarios y puertas metálicas, tuberías, carcasas de transformadores, generadores, motores y otras maquinas, etc.

 

Puesta a tierra temporal

Es una tierra instalada por personal de mantenimiento en trabajos de media y alta tensión. Garantiza la seguridad a las personas que están realizando el mantenimiento o que se encuentran en las proximidades de la zona de trabajo.

 

Ubicación de la puesta a tierra

Para ubicar la conexión a tierra se deben tener en cuenta los planos de instalación subterránea de: Instalaciones eléctricas

Instalaciones sanitarias

Instalaciones de agua

Instalaciones de gas

Así como la presencia de líquidos, combustibles gaseosos y otras estructuras que puedan entorpecer.

Se deben evitar sitios húmedos como jardines, patios y por donde exista tránsito vehicular.

 

El sistema más utilizado es el Sistema de varilla “Cooper Well”

Este sistema de puesta a tierra consiste en una varilla de cobre o de hierro colado ubicada en el suelo, cerca al medidor, con una longitud mínima de 2,40 mts. y un espesor de 5/8″. De su extremo superior se deriva, por medio de un empalme, un hilo conductor en cobre, que ingresa a la instalación eléctrica haciendo contacto con todas las partes metálicas que la conforman. El empalme entre el hilo y la varilla puede ser elaborado mediante una abrazadera de cobre o utilizando soldadura exotérmica.

Se requiere de que la varilla se encuentre enterrada en un suelo apto con baja resistencia eléctrica, y que además, sea capaz de ofrecer una diferencia de potencial entre la tierra y el neutro de 0 V. El punto de empalme debe quedar dentro de una caja de inspección en concreto con dimensiones de 30 cm3. Cuando el terreno no brinda las condiciones necesarias para el sistema, la tierra debe ser preparada, garantizando una adecuada descarga; se recomienda mezclar tierra negra con carbón mineral y sal para mejorar la conductividad y mantener la humedad del terreno.

 

 

 

Como conclusión podemos decir que la puesta a tierra es vital para la seguridad de las personas tanto en el lugar de trabajo como en su vivienda, o cualquier otro lugar donde estén presentes instalaciones eléctricas con baja o media tensión. Ante cualquier corto circuito la puesta a tierra puede salvarle la vida a las personas y evitar daños en los equipos y maquinas involucrados.

Por este motivo se recomienda tener en cuenta siempre la presencia de la puesta a tierra y el control periódico de su estado y resistividad.

Reservá tus vacaciones

Fotografía