Inicio La Socialización de los niños en la escuela
Array

La Socialización de los niños en la escuela

En la socialización el individuo adopta los elementos de la estructura de la sociedad  a la que pertenece y los integra a su personalidad para adaptarse.  Dicho en otros términos, socializar es el proceso en que el individuo, aprende a diferenciar lo aceptable de lo inaceptable en su comportamiento, esto es muy importante ya que debe  fomentarse en los niños desde muy corta edad, y dura toda la vida y se comienza a dar a medida que el niño  se relaciona con las personas que lo rodean. El ser humano está sometido a un proceso de desarrollo en el que la educación y socialización ejercen una función muy importante a través de: la familia, la escuela las amistades y los medios de comunicación.

La escuela es la entidad educativa en la que el niño  amplía sus relaciones sociales y sus conocimientos del mundo, adquiriendo de manera formal: hábitos y comportamientos sociales. La participación en el ámbito de la escuela le permitirá al mismo, entrar en una vida social activa y participativa en el entorno que los rodea. La participación y adaptación del niño dependerá de las buenas relaciones que el mismo haya sostenido en su etapa inicial junto a su familia.

La escuela después de la familia, es el segundo grupo de socialización que propicia en los niños las bases formadoras de competencias socio-cognitivas y afectivas; sin embargo serán los diferentes agentes de socialización los que consolidaran dichas bases en el individuo. Es decir que a medida que el ser humano entra en contacto con instituciones de educación media y superior, la iglesia, los amigos, la comunidad en general y los medios de comunicación irán modificando o perfeccionando el modo de relacionarse y comportarse ante las diferentes situaciones.

La escuela permite el desarrollo de la mente de los niños, les enseña a vivir, a aprender no solo de la vida sino de los libros, a producir cambios orientados a que cada persona aprenda por sí y acerca de sí mismo.

La escuela tiene un doble aspecto socializador en la vida de las personas, en primer lugar, a través de los programas de estudio que le permiten a los educandos apropiarse de los conocimientos culturales. Como por ejemplo en los programas de estudio de educación básica se comprenden una serie de contenidos que ayudan al individuo a conocer su cultura y a entablar relaciones personales con los demás entre ellos.

Gracias a la mediación del docente, se realizan dinámicas interactivas, grupos de trabajo, equipos deportivos, dramatización de obras literarias y trabajos de carácter grupal que buscan crear en el individuo habilidades sociales para convivir con los demás.

A la vez la escuela es un lugar idóneo para el desarrollo de las habilidades socio-afectivas, ya que es el primer encuentro que tienen los niños con una representación de la sociedad, interactuando con desconocidos, personas que no son parte de sus familias.
Algunas habilidades socio-afectivas: Enfrentar y resolver con?ictos de manera pací?ca, coordinar un grupo, responder a un elogio, practicar la empatía o ponerse en el lugar de otra persona, respetar los derechos de los demás y hacer respetar los propios, decir cosas agradables y positivas a los demás, mantener buenas relaciones interpersonales, comunicar  nuestros sentimientos e ideas, promover estados de calma y optimismo que nos permitan alcanzar nuestros objetivos personales, tomar decisiones responsables, evitar conductas de riesgo, entre otras.

La escuela es una institución educativa que incide en el desarrollo de competencias sociales en los educandos y es necesario que las escuelas se enfoquen en la formación permanente del alumnado para que estos puedan adaptarse a los cambios culturales, tecnológicos y productivos que se dan de forma continua en la sociedad que se vive.

Desde mi punto de vista creo que es fundamental y primordial el proceso de socialización para que el alumno tenga un buen aprendizaje y se termine de formar como persona. Por ello es muy importante poder contar  una buena socialización primaria en la cual la familia es un punto clave. Si esto se cumple, el niño según vaya creciendo va ir ampliando su proceso de socialización y formando parte de otros grupos, el grupo fundamental es el de los amigos y amigas, el cual dependiendo de cómo sea el grupo puede llegar a destruir todo lo realizado por la familia en esa primera etapa o puede consolidar todo lo aprendido allí y ampliarlo. Todo esto hará que el niño evolucione y se forme como persona, por eso y sabiendo que los niños son el futuro de nuestro país debemos tener en cuenta que una buena educación junto con un proceso de socialización correcto será clave para que los niños de hoy en día y del futuro saquen a Argentina adelante y seamos un país competente en el mundo.

Reservá tus vacaciones

Fotografía