20 abril, 2024

El arquitecto de noventa y tres años Cyril «Minch» Minchell dedicó gran parte de su carrera a la creación de edificios y carreteras que convirtieron una tranquila zona rural en una ciudad industrial densamente poblada.  Realizó trabajos durante 50 años y la mayoría fue demolido o remodelado.  Los críticos le decían que hacía JUNGLA DE CEMENTO. CHIQUITOS y FEOS  fueron algunos de los adjetivos que los críticos usaron para difamar al arquitecto, utilizados para describir el viejo centro de la ciudad por la firma de arquitectura que diseñó su reconstrucción reciente.

En 2013, su arquitectura  lo ha llevado a que fuera catalogado uno de los lugares más feos del país. Los jefes civiles decidieron por primera vez hace más de 15 años que las comodidades parecían anticuadas y tendrían dificultades para atraer nuevas inversiones a menos que se realizaran cambios drásticos.

El Sr. Minchell trabajaba para Bracknell Development Corporation, que era responsable de la construcción de la ciudad en general, cuando su jefe le pidió que tomara la iniciativa en el diseño del nuevo centro de la ciudad. El joven y ambicioso arquitecto, casado y con hijos, se había limitado anteriormente al diseño de escuelas y edificios industriales. «La  experiencia que tuvo el arquitecto fue completamente única», recuerda. «Hubo pocas oportunidades como esa».

Durante  25 años  fueron desgastantes para éL por el desafío; hizo el mejor trabajo para cambiar a la ciudad de Berkshire en su hogar. Él siempre declaraba que es suficiente construir es suficiente para vivir; siempre «estaba feliz, le gustaba la gente, le gustaba el trabajo y vivía aquí con su esposa y ver a sus hijos crecer felices». El sitio para el nuevo centro de la ciudad de Bracknell fue demolido en gran parte a finales de 2013.

A él le molestaba que le pregunten si se derribaría gran parte de su creación, y rechaza las acusaciones de que creó una jungla de cemento. El ladrillo es el único material que podrías haber encontrado a la altura de los ojos en la ciudad, explica. Y dice que las losas de cemento estaban cubiertas de vidrio de colores para mejorar su apariencia. Él no disimula que algunas cosas las hizo mal pero tampoco respeta la crítica de lo que hizo.

La decisión que tuvo él, muy errada, fue el abandono de un plan para colocar un mural histórico sobre una tienda en Bracknell. Lo pone triste que  el  mural histórico presentado en el centro de la ciudad no se haya podido incorporar al nuevo desarrollo. Pensaba que era maravilloso», agrega. «Ilustraba la historia de la ciudad desde los tiempos de los Sajones. La nueva autoridad dijo sí, la incorporaremos y luego, hace unos meses, dijeron lamentamos no poder».

Y también se ponía triste por un quiosco de música que diseñó y que solía utilizarse la mayoría de los fines de semana para actuar como entretenimiento. Él siempre defiende su visión de crear una ciudad a nivel humano que sea segura y cómoda para Las personas y animales , comercios y turistas. Cuando estás construyendo una ciudad, estás construyendo para la gente, tiene que mantener a la gente lejos de los automóviles. Una vez que estacionabas en el centro de la ciudad, no tenías que preocuparte por los autos. Los nenes podían correr sin problema ni peligro y estaba contruyendo para 5000 personas; esta costrucion después la guerra  y por el conflicto belico había pocas casas.

Muchos edificios fueron  destruidos  por los ataques y las muertes aumentaban rápidamente;  las personas tenían la necesidad de tener una casa y el arquitecto era el hombre que construía de convertir una pequeña cuidad a una gigante; todavía conserva los modelos  que había creado; las personas que todavía viven en esa cuidad  dicen que es una cuidad tranquila, no quieren ningún tipo de actualización; pero anteriormente fue elegida por el tren  y la tierra fértil. El gran incoveninte fue que el cemento no endureció muy bien, es por eso que se desgrana.

Las personas que viven en esta ciudad elogian al lugar como una ciudad de gris. El consejo en 2002 criticaba que no se utilizaban las modernas técnicas de decoración, la gente fue muy rápida para comprar la viviendas. El centro de la ciudad existente era algo duro y antinatural, era poco acogedor y decepcionante, dice. Sufrió conexiones deficientes, visibilidad y legibilidad entre sus diferentes partes. Los patrones de las calles se vieron comprometidos con numerosos callejones sin salida, calles que conducen a pasos subterráneos o pasarelas elevadas que no se sienten naturales o que fomentan el movimiento».

Lo q vi que le faltaba era las condiciones de seguridad; sistema contra incendio, sistema de alarma de seguridad y de médicos; se puede nombrar que tiene muchas falencias pero por la necedad de la gente que no tenía hogar compraban igual las viviendas; no importaba si eran feas o chiquitas.

Fuente:

http://www.bbc.com/news/uk-england-berkshire-41094380

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *