18 abril, 2024

El término de zoonosis fue creado por Virchow en el siglo XIX, a partir de dos palabras griegas: zoo( animal) y nosis( enfermedad), considerándose todas aquellas enfermedades que sufre el hombre, debidas al contacto con los animales. Enfermedades o infecciones que se transmiten naturalmente de los animales vertebrados al hombre, en las áreas urbanas y suburbanas.

Estas áreas son las porciones de campo o chacras que alcanzaron un desarrollo completo, tras la apertura de calles, instalación de viviendas dotadas de agua, luz y demás servicios que permitan a sus residentes alcanzar un buen nivel de vida.

Esta transformación vertiginosa que se ha sufrido en los últimos 30 años , hizo que el crecimiento habitacional no sea tan armónico ya que se encuentran complejos habitacionales rodeados de amplios terrenos baldíos.

También se consideran zoonosis urbanas las que se han establecido entre los pobladores que habitan la periferia de la ciudad, donde se forman conglomerados habitacionales, en los cuales las probabilidades de contraer enfermedades se deben al hacinamiento, las condiciones de precariedad edilicia, socioeconómicas y culturales.

La instalación de un microfoco de zoonosis depende de la concentración de las poblaciones de animales ( perros, gatos, aves, pequeños mamíferos, entre otras).

Se puede adquirir una enfermedad por el contacto directo por la tenencia de un animal que forma parte del ecosistema, como puede ocurrir con la brucelosis o hidatidosis.

O por el contacto indirecto, cuando se trata de un problema de contaminación ambiental, como la leptospirosis, toxocariasis, toxoplasmosis.

Sobre la base de lo expuesto y desde el punto de vista epidemiológico, podemos distinguir el centro de la ciudad con muchos edificios y pocos parques y arboledas.

Las áreas residenciales con viviendas, áreas verdes y grandes avenidas arborizadas.

También hay áreas marginales, cordón de miseria, donde no llegan los servicios públicos mínimos.

Vemos también áreas agropecuarias.

Las enfermedades pueden ser contraídas por consumo de alimentos de origen animal, que no son controlados sanitariamente y por comer frutas o verduras mal lavadas o crudas.

La zoonosis puede ser causada por varios agentes como virus, bacterias, parásitos.

Hay poblaciones con bajos ingresos, viven en viviendas precarias, sin acceso a servicios básicos como agua potable, redes cloacales y un bajo nivel educativo.

La continua transformación de terrenos baldíos en microbasurales , la falta de responsabilidad en tenencia de mascotas, venta ilegal de animales de la fauna silvestre, cría de cerdos con desperdicios, etc., trae enfermedades.

Para la atención y promoción de la salud respecto de éstas enfermedades, lo más importante es actuar preventivamente en tres niveles elementales: proteger la salud humana, la salud animal y cuidar el ambiente de residencia habitual o trabajo.

Según salud Pública: todos las mascotas deben vacunarse cada año evitando la rabia,toxoplasmosis, sarna, por ejemplo.

Deben haber un ordenamiento y regularización sanitaria de establecimientos productores de animales para consumo. Y la instalación y reactivación de mataderos, que garantizarán con su sello correspondiente, el estado higiénico sanitario de los animales faenados.

La gran cantidad de perros vagabundos, llenos de pulgas, garrapatas y rabia, invaden la ciudad, por lo que debe haber un servicio de captura, retiro de perros a domicilio, anticoncepción, esterilización quirúrgica y registro de adopción.

La dosificación antiparasitaria que se le realiza a los perros capturados, diariamente, cortan con el ciclo de transmisión de las enfermedades parasitarias del perro al hombre.

Conclusión:

La falta de compromiso de las autoridades de turno, políticas y económicas, y la concientización por parte de los ejecutores de los programas, atentan contra la continuidad y el éxito de los mismos.