Inicio Seguridad Laboral Riesgos en estaciones de servicios

Riesgos en estaciones de servicios

A continuación en esta nota se detallara los riesgos que influye trabajar en las estaciones de servicios, la manipulación de los derivados de petróleos y sus medidas preventivas.

Para empezar podemos decir que los derivados más utilizados son el aceite combustible, los aceites lubricantes y la gasolina. Es importante que a la hora de su manipulación, almacenamiento o proporcionar de combustible, las personas que trabajan en la estaciones de servicios sepan que existen varios riesgos laborales.

La manipulación de estos productos durante periodos de tiempos prolongados puede provocar intoxicaciones leves, hasta afecciones más graves. Es por esto que es aconsejable indicarles la higiene personal, sobre todo antes de comer y beber. No fomentar el contacto de las sustancias con la piel, como por ejemplo morderse las uñas.

Es necesario que los trabajadores mantengan los espacios y su propio puesto laboral limpio y ordenado. Eliminar papeles, desperdicios y obstáculos. En caso de derrame o caída de líquidos deberán limpiarse de inmediato. Con esto se evitara tropezar o caídas.

También existen riesgos asociados a contacto eléctrico, no está vinculado de manera directa, sino que está relacionado con la electricidad estática, algunas de las formas de prevenir es tocar alguna parte metálica del vehículo, antes de agarrar la manguera para descargar la electricidad estática del cuerpo. Revisar que el aislamiento de los cables eléctricos estén en perfecto estado. Cuando haya una imperfección, desconecten la tensión y comuniquen de su reparación al personal a cargo.

Todas las estaciones de servicio implican un gran riesgo que es el de incendio y de explosión. Los vapores de los combustibles son más pesados que el aire y pueden recorrer grandes distancias, son grandes fuentes de ignición si se llegan a derramar. Para controlar el riesgo, hay que garantizar una buena ventilación para disipar los vapores y reducir la concentración de los mismos. También deben verificar bien los equipos de suministros, mangueras y bocas para detectar fugas o desperfectos.

Los matafuegos son elementos imprescindibles en una estación de servicio ya que de su correcta utilización depende que el fuego se propague y se convierta en un incendio o que se extinga. En el  Decreto 2407/83, capitulo II detalla normas de seguridad, elementos contra incendios. Establece que se deberá asignar un matafuego por isla, ubicado a distancia no mayor de 10 metros de cada una de ellas y uno ubicado a distancia no mayor de 10 metros de foso de engrase.

También ordena  ubicar exteriormente a una distancia no mayor de 10 metros de la puerta de ingreso al depósito de lubricantes y otros productos derivados del petróleo. En idéntico sentido se deberá contar con matafuegos reglamentarios para fuego clase A y tambor con tapa, de (200 litros de capacidad), permanentemente lleno de arena u otro absorbente mineral, además de un balde por isla, para esparcir en derrames de combustibles y linternas a prueba de explosión o intrínsicamente seguras.

Algunas medidas preventivas para los trabajadores podrían ser, de que sepan distinguir los tipos  de fuegos, de extintores y de qué forma manipularlos. Que mantengan el orden y limpieza, no obstruir pasillos o salidas de emergencias. Que utilicen los elementos de protección personal, como ser guantes, ropa de trabajo y zapatos de seguridad antideslizantes.

Es primordial que todos los trabajadores de las estaciones de servicios estén capacitados, informados sobre los riesgos a los que se encuentran expuestos, para prevenir accidentes laborales y enfermedades profesionales.

Reservá tus vacaciones

Fotografía