Inicio Comunicación Publirrelacionistas: Ética profesional

Publirrelacionistas: Ética profesional

El profesional de las relaciones públicas se ocupa principalmente de crear acciones estratégicas de comunicación teniendo como objetivo principal elevar la imagen de la empresa que lo contrate.

Es importante que un publirrelacionista tenga una ética profesional desarrollada, ya que no siempre “el fin justifica los medios” y algunas empresas esto no lo tienen en cuenta pidiendo a dichos profesionales que muestren una imagen de su empresa limpia e intachable a pesar de que eso no sea cierto.

Según la real academia Española la ética se define como el “Conjunto de normas morales que rigen la conducta de las personas en cualquier ámbito de la vida”, por lo tanto un relacionista público debe mantener siempre la conducta de evaluar previamente a la compañía que lo quiere contratar, teniendo en cuenta algunos puntos importantes como ser: sus antecedentes, sus interéses, el público al que quiere alcanzar, el mensaje que quiere transmitir. Con esto, llegar a una conclusión que si es conveniente o no aceptar la oferta  de dicha empresa asegurándose que su propia ética no va a ser afectada  y su reputación mantendrá una línea moral.

Por ejemplo: Una empresa que vende productos químicos para fumigar desea realizar una campaña para recuperar su imagen ya que en las redes sociales muchos clientes denunciaron que sus productos son perjudiciales para salud de la población y contaminan el medio ambiente, por lo que acuden a un profesional de las relaciones públicas para que cree acciones estratégicas de comunicación y con ellas lograr que  la posicionen nuevamente en el mercado y en la sociedad de manera positiva. Este es el momento el cual dicho profesional comienza a hacer la evaluación correspondiente acerca de la empresa y tomar su decisión.

Cuando existen estos casos y las conductas de los clientes son dudosas, influye en su parte moral por lo que es probable que si su ética profesional es fuerte, no acepte la propuesta entendiendo que las quejas y denuncias de los clientes a esta cierta compañía fumigadora son reales.

La ética profesional se desarrolla a través del tiempo, por experiencias, por ideologías, por imitación a otros profesionales del mismo campo y por también por deber.

Aunque existen también casos de publirrelacionistas que tienen una inclinación egoísta la cual genera una apariencia de estar actuando por buena voluntad cuando en realidad actúan por conveniencia careciendo de valor moral sin importarle su propia Ética pero aparentando que si le interesa

. Por ejemplo: Un  partido político quiere lanzar una campaña de comunicación para postular a su candadito a Intendente, y para esto quieren contratar a un relacionista público que se encargue de la tarea, el conflicto de la cuestión es que dicho candidato tiene un amplio historial de corrupción pero el dinero que el partido político le ofrece al publirrelacionista es tentador, con lo cual dicho profesional no prioriza las evaluaciones éticas y acepta trabajar en la campaña, pero de todas maneras en los actos públicos no se deja ver con el partido político ni tampoco permite que su nombre aparezca públicamente .

Para concluir, la ética profesional es la base para mantener solida nuestra reputación, nos hace conscientes de nuestra responsabilidad como profesionales y habla de nuestro comportamiento como seres humanos.

Artículo anteriorRazón y manipulación
Artículo siguiente¿Sabemos vivir bien?

Reservá tus vacaciones

Fotografía