Inicio Turismo y Hotelería Lollapalooza *Carosella

Lollapalooza *Carosella

Lollapalooza, la mezcla de lo clásico con la vanguardia.

Desde su misma concepción, forjada en las mentes de sus creadores, el nombre Lollapalooza embandera tantos conceptos que es difícil describirlo en una sola palabra. Podría asociarse con aquellos que sorprende, que destaca, que es especial y llamativo, único y diferente a todo lo que hasta ese momento se conocía. Hay que reconocer que su fundador, Perry Farrell, cantante de la banda de rock Jane’s Addiction, pudo convertir en hechos sus ambiciones.
Fundado originalmente como un festival de música alternativa, indie y punk rock, la primera edición del festival contó con bandas del calibre de Living Colour y Nine Inch Nails, además de la reconocida banda de su fundador como principales banderas musicales. En un principio se trataba de un festival móvil, llevando al line up de artistas a lo largo y ancho de Estados Unidos, formando así un círculo de espectáculos bastante único y poco visto para la época. Se realizó de forma ininterrumpida hasta el año 1997, y fue revivido en el año 2003, año en el que por última vez se utilizó el formato de giras.
Tras el fracaso en ventas del 2003 y el 2004 (edición que ni siquiera llegó a realizarse debido a la bajísima venta de tickets a lo largo de Estados Unidos), Perry Farrell se alió a Capital Sports and Entertainment (ahora llamada C3 Presents). La nueva sociedad también trajo un nuevo formato para la firma, convirtiendo el festival en un espectáculo de dos días en una ubicación fija, el Gran Park de Chicago, Illinois. El festival tuvo un gran éxito a pesar de las jornadas de más de cuarenta grados centígrados, y significó el resurgir definitivo de la marca Lollapalooza. Tanto fue el éxito, que en los años venideros el festival comenzó a realizarse en distintos lugares del mundo, el primero de ellos siendo Santiago de Chile en el año 2011. En el año 2014, el festival llegó finalmente a la Argentina, convirtiéndose así en una de las paradas favoritas de los artistas. La popular banda The Strokes, comandada por Julian Casablancas, tuvo un récord de audiencia al presentarse en el año 2017.
Este año se realizó la sexta edición del festival Lollapalooza Argentina, nuevamente en el Hipódromo de San Isidro, contando en su line up con más de setenta artistas nacionales e internacionales, siendo el segundo consecutivo que se realiza con el formato de tres días. Poniéndose a tono con la escena musical mundial de los últimos años, el line up de esta edición no contó con figuras del rock alternativo y el punk rock como durante los años noventas, sino que estuvo más orientado hacia el rap, el hip hop, el trap y el pop alternativo. Es así como esos escenarios donde en el pasado las guitarras potentes de Jack White, la voz icónica de la leyenda Robert Plant, o el funk enérgico de los Red Hot Chili Peppers supieron enloquecer a la gente, ahora fueron ocupados por artistas líderes de la escena del rap y el trap como Kendrick Lamar, Post Malone y Macklemore. Como excepciones a la regla, y quizás apelando al espíritu clásico del festival, artistas de trayectoria como Lenny Kravitz, o la nueva joya del rock más clásico, los jóvenes Greta Van Fleet, se encargaron de que las guitarras estridentes no fueran olvidadas.
Los exponentes de la escena nacional también fueron variados y de distintas proveniencias. A leyendas como Fito Páez y Vicentico se le sumaron artistas nuevos como Barbi Recanati, ex cantante de The Utopians, Paulo Londra, actualmente el argentino más escuchado en las plataformas musicales, Lali, y, quizás para sorpresa de muchos, el mayor representante del célebre cuarteto cordobés, La Mona Jiménez. A tono con el crecimiento del género, el festival estuvo copado por varios artistas de trap y rap como Khea, Cazzu, C.R.O. y Wos, además de la famosa Batalla de los Gallos.
A pesar del crecimiento y la popularidad de determinados estilos, también hubo tiempo para artistas de diversos géneros. El más que popular Sam Smith llenó los oídos de sus seguidores con sus dulces melodías, Bring me the Horizon aportó un poco de metal alternativo, Portugal the Man llevó su estilo casi psicodélico y alternativo, y las nuevas generaciones pudieron deleitarse con la mezcla de flamenco con sonidos más actuales de la cantante española Rosalía.
Respaldándose en el abrumador éxito de las pasadas ediciones, se espera que en el año 2020 decenas de artistas de todo el mundo vuelvan a nuestro país para deleitarnos con sus shows, y quizás, como en el caso de The Strokes, el público argentino sea quien le dé un espectáculo inolvidable a los artistas.

Matías Albornoz
Turismo y Hotelería

Artículo anteriorPedagogía Empresarial y Capacitación
Artículo siguientePsicología

Reservá tus vacaciones

Fotografía