Inicio Turismo y Hotelería ÉTICA Y VALORES MORALES vs. VIVEZA CRIOLLA EN EL TURISMO

ÉTICA Y VALORES MORALES vs. VIVEZA CRIOLLA EN EL TURISMO

En esta era de la modernidad donde los avances tecnológicos crecen día a día, es más común el uso de las agencias virtuales para la contratación de algún servicio turístico por parte de los viajantes. Por contrapartida, son las agencias físicas las que se ven afectadas en cuanto a la demanda por parte de los consumidores. Por eso más que nunca si se quiere permanecer en el mercado y seguir siendo competitivo, hay que tratar de marcar la diferencia desde el trato con el cliente. Desde la atención personalizada. Sumado a que cada vez la sociedad en la que vivimos está más susceptible, es fundamental ofrecerle a los clientes un trato  para que se sientan atraídos y  un poco ¨mimados¨.

Si hablamos de la ética en el turismo no podemos dejar de formularnos la pregunta de si realmente como sociedad ¿estamos preparados para ser buenos receptores, de ser los anfitriones que debemos ser?, o ¿puede ser que exista un determinado porcentaje de la sociedad que desde los diferentes ámbitos, funciones o labores que ocupan y desempeñan, se vean tentados de hacer uso del mal llamado modo de ¨viveza criolla¨? .¿Realmente las empresas/agencias turísticas actúan Por Deber? . Siempre está el que teniendo la posibilidad de ¨sacar una ventaja¨, total el otro es extranjero y cuenta con buen capital económico, se aprovecha de eso y actúa Contra el deber. Por ejemplo, inflando el precio o valor de un producto o servicio según la cara del cliente de turno. Esto no quiere decir que esta situación sea habitual, pero si hay que reconocer que es algo que pasa con cierta frecuencia. Por eso, hoy más que nunca, donde las agencias virtuales dominan en gran medida el mercado por sobre las agencias tradicionales, las que encontramos en nuestro barrio o en los centros comerciales, la lealtad comercial se consigue y sostiene con las buenas intenciones y actitudes que se tomen para con el cliente. Es importante obviamente que el cliente te elija, pero más todavía es que te vuelva a elegir y que te recomiende a futuros. Para conseguir esto, entre otras cosas lógicamente, es fundamental actuar Por deber. Con buenos valores y diciéndole siempre la verdad al cliente. Aconsejándolo para que obtenga un mejor resultado. Con un asesoramiento personalizado y directo que sirva para orientarse y elegir mejor. Prestando un servicio adicional, como por ejemplo puede ser la ayuda por parte de la agencia a realizar un trámite como lo es la solicitud de la VISA en caso que el cliente viaje por primera vez a los Estados Unidos. Por supuesto que para que una empresa o agencia funcione no alcanza con tener buenas intenciones. Mucho tendrá que ver qué producto se ofrece, a qué valor y qué condiciones de pago existan.

Es de vital importancia para el desempeño de las tareas o actividades de índole turística, desenvolverse y comportarse con los mejores valores éticos de la hospitalidad y camaradería. De entender, y hasta aprovechar, el privilegio de contar con semejante intercambio cultural. De enriquecer nuestros valores al compás de civilizaciones y sociedades más desarrolladas. Nos permitirá nutrirnos de valores culturales, de diferentes costumbres. Estaremos más cerca de realizarnos como personas. Y en consecuencia será el punto de partida para fomentar y mejorar la demanda turística.

En conclusión, los conceptos asociados y relacionados en el presente informe son los que menciona Kant en cuanto a las formas de comportarse (por deber, conforme al deber y contra el deber). También asocié los conceptos de ética y utilidad de las personas abordados en los textos de Savater.

Reservá tus vacaciones

Fotografía