Radiólogos

El radiólogo es un médico clínico que utiliza la imagen médica para ayudar al diagnóstico y el tratamiento del paciente.

El radiólogo  actual no es solo un técnico que interpreta imágenes, sino un clínico más, un radiólogo consultor y realiza no solo diagnóstico, sino también intervencionismo mínimamente invasivo guiado por imagen.

Según la OMS, el 80% de las decisiones médicas en el mundo desarrollado se toman con el apoyo de las pruebas radiológicas.

Las áreas en que se divide la Radiología son:

  • Neurorradiología: Incluye sistema nervioso, cabeza y cuello y el intervencionismo neurorradiológico, con procedimientos terapéuticos de alta complejidad.
  • Radiología abdominal: Incluye digestivo y genitourinario. Es la parte de la Radiología con mayor volumen de exploraciones. Utiliza técnicas muy avanzadas.
  • Radiología de la mama: Autentico pilar del manejo del cáncer de mama. Incluye todas las exploraciones y procedimientos guiados por imagen en mama.
  • Radiología músculo-esquelética: Incluye una gran variación de técnicas de imagen (radiografía, ecografía, Tomografía Computarizada y Resonancia Magnética).
  • Radiología pediátrica: Con un marcado énfasis en el uso de técnicas que no impliquen usar radiaciones ionizantes.
  • Radiología torácica: Altamente especializada.
  • Radiología vascular e intervencionista: En ella el radiólogo realiza procedimientos quirúrgicos mínimamente invasivos que incluyen el tratamiento de lesiones vasculares, tumores, etc.

¿en qué consiste el trabajo de un radiólogo?

Las exploraciones radiológicas son la base del diagnóstico de las enfermedades. El radiólogo informa al médico que trata al paciente sobre la enfermedad que tiene o su extensión, o emite un diagnóstico diferencial y recomienda nuevas exploraciones para afinarlo.

La radiología requiere a menudo la utilización de varias técnicas de imagen, conjunta o secuencialmente, y la selección de esas técnicas es responsabilidad del radiólogo.

Los radiólogos son claves para evaluar la extensión de una enfermedad. Esto es particularmente importante en los tumores malignos porque el grado de extensión por lo general determina el tratamiento

¿Qué trabajo realiza el radiólogo?

Para la mayoría de los radiólogos su trabajo habitual es muy variado e incluye actividades que van desde la elaboración de informes sobre estudios diagnósticos hasta la programación de exploraciones o la realización de procedimientos.

En los centros más grandes muchos radiólogos pueden centrarse en un área clínica específica y pueden trabajar exclusivamente con subespecialidades clínicas concretas. Estos radiólogos suelen adquirir un alto nivel de experiencia y conocimientos en la subespecialidad y pueden desarrollar relaciones de trabajo muy estrechas con sus colegas clínicos.

El radiólogo también cura

El desarrollo de la cateterización vascular hizo posible obtener imágenes de los vasos. Posteriormente, se utilizaron las mismas herramientas para llevar a cabo procedimientos terapéuticos desde dentro de los propios vasos. Así, se usaron balones para dilatar estenosis vasculares, la denominada angioplastia, procedimiento que posteriormente se aplicó a cualquier estructura tubular del organismo como vías biliares y urinarias. Igualmente, se comprobó que los vasos podían ser bloqueados mediante la inyección de partículas o colocación de espirales. Este procedimiento, denominado embolización, se usó para controlar hemorragias que ponían en peligro la vida del paciente, para reducir tumores o fibromas uterinos, y para tratar malformaciones vasculares o aneurismas.

Las técnicas de radiología intervencionista han cambiado el manejo de las enfermedades neurovasculares. Permiten tratar aneurismas cerebrales sin las complicaciones causadas por la cirugía, o eliminar trombos del interior de los vasos en pacientes con ictus agudos para salvar la mayor cantidad posible de tejido cerebral.

Los riesgos de ser un radiólogo

Los riesgos que corren los radiólogos corresponden al de tipo físicos, específicamente RADIACIONES, los RAYOS X, los cuales contienen muchos riesgos para el cuerpo humano y las células. Mientras que son obviamente necesarios para el campo de la medicina. Los rayos X son perjudiciales para el paciente que los recibe, el técnico de rayos que administra el procedimiento y cualquiera en la zona donde se estén utilizando rayos X.

Se ha relacionado a los trabajos que exponen a los empleados a la radiación con el desarrollo de varios tipos de cáncer. Según la Asociación de Salud Física, los funcionarios gubernamentales reconocen este peligro y por lo tanto han establecido pautas referentes a cuanta radiación puede recibir legalmente un empleado, estas normas varían según el empleado. El riesgo tendió a reducirse con dicha reglamentación, así como también con el advenimiento de equipos protectores personales. Un médico radiólogo es uno de esos empleados cuyo trabajo podría exponerlo a la radiación.

Cáncer de piel:

Los niveles crónicos de exposición a la radiación de bajos a moderados pueden conducir al cáncer de piel

Leucemia:

Una persona que trabaja en constante exposición a la radiación también se arriesga a desarrollar leucemia ya que los químicos peligrosos se abren camino dentro del torrente sanguíneo. Los radiólogos que tomaron radiografías a 50 pacientes o más muestran también un elevado riesgo de contraer leucemia.

Cáncer de mama:

El cáncer de mama esta entre las enfermedades malignas que pueden desarrollar las radiólogas.

Cáncer de tiroides:

Se informa acerca de un incremento del 50 por ciento en el riesgo de contraer cáncer de tiroides entre los médicos radiólogos que hayan tomado radiografías a 50 pacientes o más.

Medidas de seguridad en la radiología

El riesgo de radiación para el paciente es mínimo, ya que está limitado por las medidas de protección establecidas en la legislación. El radiólogo debe utilizar sus conocimientos y formación para reducir al mínimo otros riesgos que se derivan de los procedimientos radiológicos.

Los radiólogos están sujetos a controles legales para asegurar que no se ponen en riesgo ellos mismos o el resto del personal. En la práctica los radiólogos no se exponen nunca a la radiación, ya que trabajan fuera de las áreas de exploración. Las únicas excepciones son quienes realizan exploraciones intervencionistas bajo radioscopia. Pero incluso estos se encuentran sujetos a medidas estrictas de radio protección que incluyen desde una formación específica hasta protectores corporales que evitan que se expongan a riesgos significativos por la radiación.

 

Implementos de uso médico para la protección radiológica

  • Lentes plomadas
  • Guantes plomados
  • Delantales plomados
  • Cuellos tiroideos
  • Biombos plomados
  • Vidrios plomados
  • Protectores de bismuto
  • Blindaje
  • Dosimetría personal
  • Petos plomados

Reservá tus vacaciones

Fotografía