Inicio Seguridad Laboral ÉTICA EN EL AMBIENTE LABORAL

ÉTICA EN EL AMBIENTE LABORAL

El Técnico Superior en Seguridad e Higiene del trabajo, ejerce todas las acciones preventivas y de control que sean necesarias para poder evitar consecuencias negativas para el desarrollo de la vida laboral. La tarea principal de éste, es controlar los riesgos del trabajo tanto en la prevención de accidentes como de enfermedades laborales, las cuales se encuentran respaldadas bajo el decreto 358/96 lista de enfermedades profesionales de la Ley N°24.557, es imprescindible que al momento que el empleador las declare se corroboren que sean verosímiles. Para ello se rigen por reglamentaciones, inspección, investigaciones, educación, capacitación continúa a los empleados como el de reconocer cuáles son sus derechos, que tipo de elementos de protección deben utilizar de acuerdo a su puesto de trabajo, realizando estudios del ambiente, tomando medidas de  ingeniería para poder evitar un riesgo, informándoles.

Si bien el trabajo del técnico es asesorar a la empresa, no siempre se obtiene resultados factibles, ya que nuestro trabajo consiste en asesorar  y/o sugerir al empleador, y queda en manos de este hacer cumplir tales sugerencias, reglamentaciones. Es ahí donde se pone en manifiesto el profesionalismo del mismo y se ven obligados a evaluar si desean ser parte de un equipo laboral que no acata sus sugerencias, pudiendo así representar futuros inconvenientes en su labor y perjudicar su carrera profesional.

Conjuntamente con las competencias típicas, entre la que se destaca la ética y moral en un buen profesional, el T.S.H debe adicionar otros valores, dado que sobre el desarrollo de su labor, recae la responsabilidad de resguardar el bienestar físico, psíquico y el ambiente laboral.

Debe reunir un conjunto de valores y actitudes imprescindibles para el buen desempeño de sus funciones. De las cuales se puede destacar: capacidad para el trabajo en equipo, sentido de la responsabilidad, confianza en sí mismo, sensibilidad y respeto hacia las personas, capacidad de influencia.    

Se tiene como definición que la ética es una filosofía que su objetivo es estudiar la moral.

La ética de la empresa son las normas y principios éticos que se utilizan para resolver los diversos problemas morales o éticos dentro del contexto empresarial. Se entiende que la empresa es algo más que un negocio, es un grupo humano que lleva adelante una tarea valiosa para la sociedad. Esta pertenece a los individuos, no a las empresas dado que

son las personas quienes representan a las empresas. La ética es la misma en el entorno familiar que en el laboral. La escala de valores no se aprende en las escuelas de negocios, viene con la persona, con su educación. Sin embargo, la cultura dentro de las organizaciones debe potenciar un comportamiento ejemplar de sus trabajadores, censurando comportamientos impropios.

Un profesional no debe refugiarse en los intereses de su empresa para comportarse de manera poco ética, con el fin de lograr un objetivo, sea cual fuere, debe ser honesto, cumplir con sus obligaciones, ser congruente entre cómo piensa y cómo actúa, esta característica es la que debe predominar en el accionar de su actividad.

Los valores son principios que nos permiten orientar nuestro comportamiento en función de realizarnos como personas. Son creencias fundamentales que nos ayudan a preferir, apreciar y elegir unas cosas en lugar de otras, o un comportamiento en lugar de otro. También son fuente de satisfacción y plenitud. 

En cuanto a los valores profesionales se refieren a esas cualidades morales que debe poseer aplicados al ejercicio de la actividad, entre ellos se encuentra la autonomía, la responsabilidad, la competencia profesional, la justicia, la discreción, la honestidad, la inviolabilidad, la dignidad y la tolerancia. 

Reservá tus vacaciones

Fotografía