Inicio Turismo y Hotelería Contaminación del Río de la Plata

Contaminación del Río de la Plata

Si nos enfocamos más puntualmente en la provincia de Buenos Aires y en el Río de la Plata, debemos conocer que las personas que viven en la región dependen cada vez más de aguas muy sucias. Hace muchos años esta agua eran pura y clara, donde muchos aprovechaban para bañarse y beber de ella sin ningún problema. Pero la civilización a veces viene de la mano de cosas no tan positivas. En la actualidad, el Río de la Plata sufre diferentes tipos de contaminación.

Desde su naciente este río sufrió las consecuencias de una agricultura extensiva que se ocupada de devastar regiones costeras en búsqueda de tierra fértil. Para ello se eliminaron territorios de selva y se labró el suelo, empleando productos que empezaron a contaminar el agua.

También las lluvias causaron una erosión en donde se arrastraba de los ríos la capa fértil del suelo, arrastrando a su paso todo el humus centenario. A esto hay que sumarle la gran cantidad de industrias que fueron apareciendo y los desechos que fueron tirando lenta y silenciosamente en el agua dulce, y cuando el agua como método de enfriamiento para sus procesos industriales. Esto genera un aumento de la temperatura del agua.

Al crecer mucho la ciudad de Buenos Aires (y también la de Montevideo –Uruguay- ubicada en la otra margen del río) la calidad de vida bajo notablemente.

Las industrias y la población en general también deben tomar conciencia lo perjudicial que es tirar basura al río y que las soluciones se van extendiendo a largo plazo, volviéndose cada vez más difíciles y costosas para el gobierno.

Los métodos indirectos para determinar la contaminación producto de los residuos cloacales son:

– La demanda biológica de oxígeno o DBO5.

– La demanda bioquímica de oxígeno-DQO.

– El oxígeno disuelto-OD.

En valores promedios la Franja Costera Sur mantiene concentraciones de oxígeno que resultan apropiadas con valores que van de los 5 a los 7 miligramos/litro, aunque en la zona cercana a la costa de los partidos de Avellaneda, Quilmes y parte de Berazategui muestran tenores muy bajos como producto de la degradación de aguas cargadas con materia orgánica, pudiendo alcanzar valores críticos para la vida de los peces en períodos de Bajantes; se han registrado valores que llegan a 0,7 y0, 4mg/lts. Por otra parte el DQO (demanda bioquímica de oxígeno), tal como lo mencionamos, es un parámetro importante de estimación de la cantidad de O2 necesaria para oxidar toda la materia orgánica e inorgánica oxidable. El DBO5 o demanda biológica de oxígeno resulta también un buen parámetro para la determinación de la calidad de agua y se define como la cantidad de oxígeno que requieren en una muestra las bacterias aeróbicas para oxidar el contenido de materia orgánica existente.

Los valores de estos dos parámetros DBO5 y DQO, no resultan satisfactorios en zonas cercanas a la costa más precisamente en la desembocadura del emisario de Berazategui y el colector mayor de Berisso.

METALES PESADOS: De los metales pesados el cromo es el que más se manifiesta, luego de éste le sigue el plomo. Es importante destacar que la mayor concentración de plomo y cromo se cree que se encuentran adheridas a las partículas en suspensión. Los aportes de estos metales provendrían: del Paraná (aporte natural y de la minería en su cuenca).

-Aporte de la industria: Curtiembres y galvanoplastias.

Estos metales pesados en agua costeras de los partidos de Avellaneda y Quilmes superan los stándars de calidad (50mg/lts.).

Se ha comprobado que existe una tendencia al aumento de las concentraciones de estos metales pesados con el correr de los años.

MATERIALES EN SUSPENSIÓN: En relación directa con la turbidez, la franja costera tiene un promedio de 100mg/lts., aunque las concentraciones son irregulares.

Los dragados constantes que se realizan sobre el lecho del río tienden a aumentar los valores hasta alcanzar los 350mg/lts. (Valor registrado en el cruce entre el canal Mitre con el acceso al puerto).

PLAGUICIDAS, CLORADOS Y BIFENILOS POLICLORADOS: Las sustancias que pertenecen al grupo de los hidro-carburos clorados conteniendo carbono y cloro químicamente combinados en sus moléculas.

Si bien los valores no sobrepasan los standars de calidad, es importante destacar que se han registrado concentraciones altas en la desembocadura del Riachuelo y en la descarga de Berazategui.

También en relación con la desembocadura de los canales Sarandí y Santo Domingo (los mismos acarrean contaminantes de origen industrial).

En el río Santiago también se han registrado concentraciones que se pueden considerar altas.

Reservá tus vacaciones

Fotografía