Inicio Seguridad Laboral prof FASENTO, ADMINISTRACION, LUNES

prof FASENTO, ADMINISTRACION, LUNES

LA ESTRATEGIA

 

Autores: C.K. PRAHALAD Y GARY KLAMEL

Hoy en día la estrategia juega un papel muy importante en la dirección de las organizaciones. Se puede decir que inicio hace 2500 años, con la aparición de la palabra. Pero hace unos 25 años se la empezó a cuestionar cuando C K PRAHALAD Y G HAMEL publicaron su libro “Strategic Management Journal” su célebre trabajo “Strategy as a field of study: Why Search for a new Paradigm (“La estrategia como campo de estudio: por qué buscar un nuevo paradigma”), el cual se puede responder que, si ha encontrado un nuevo paradigma, pero la pregunta en cuestión seria si viene a resolver los problemas planteados.Según Varela: “Esta tarea no puede ser neutra: se tiene que hacer desde la perspectiva de alguien, preferentemente de una parte interesada que hable de una actividad de la cual participa”.  Primero se cuestiona el paradigma. ¿El porqué de la búsqueda de un nuevo paradigma? lo que Prahalad y Hamel hicieron fue cuestionar el paradigma de la estrategia que, aunque era el mismo tenía implicaciones distintas:“Aunque son numerosas y ruidosas las voces que reclaman un nuevo paradigma organizativo, no se ha pedido también un nuevo paradigma de una nueva estrategia. Creemos, sin embargo, que la forma que tienen muchas empresas de planear su estrategia está tan anticuada y es tan perniciosa como la forma que tienen de organizarse”.

Estos autores transformaron el enfoque de la Estrategia, pero más preocupados por cambiar la manera en que los altos directivos administraban el futuro de sus empresas que por cambiar el paradigma.

Aunque hablamos de Estrategia como si fuese algo acotado, concreto y estable lo cierto es que en sus XXV siglos de historia documentada la estrategia ha cambiado varias veces de ámbitos, de sentido y de orientación.  Hace apenas cien años la estrategia solo se estudiaba en las academias militares. Hoy, en cambio, los futuros directivos lo hacen en las Escuelas de Negocios. Y para muchas personas hablar de estrategia significa hablar de empresas y mercados.

Los militares utilizaban la estrategia como: La persecución de objetivos en situaciones competitivas, la participación de otras personas o sistemas que con su intervención (real o potencial) pudiesen perjudicar la consecución de dichas metas  o como la posibilidad de elección entre diferentes alternativas de acción. 

Luego paso al ámbito matemático y científico, como por ejemplo con “La teoría de los Juegos” que aportó otros instrumentos de gran valía para un operador estratégico: visión situacional, estrategias dominantes, matrices de juego; puntos Nash o de equilibrio; dilema del prisionero, la diferencia entre juegos de suma cero y de suma distinta de cero, etc.

En sus inicios, la estrategia también fue muy cuestionada y tuvo muchas críticas por sus fracasos. El estudio a la teoría de la estrategia era limitado, ya que abarcaba solamente la conducta racional, no sólo la conducta inteligente, sino la motivada por un cálculo consciente de ventajas e inconvenientes, que, a su vez, se basa en un explícito e internamente coherente sistema de valores. De este modo, la aplicabilidad práctica de los resultados obtenidos viene a quedaba sumamente restringida. Prahalad y Hamel, focalizan sus críticas en el paradigma central.  principales frentes de críticas fueron: al paradigma dominante, a la rigidez de la planificación estratégica, al elitismo, a la falta de ética, a la desorientación del Management Estratégico, a la debilidad teórica y a los modelos estratégicos. Sus fracasos se daban según algunos estudios, ya que decían que 5 de cada 7 estrategias fracasan, que apenas un 56% de los nuevos productos alcanzan sus objetivos económico-financieros, y que El 90% de los negocios nuevos cierran antes de 5 años.

Según Gary Hamel el fallo estaría en el paradigma,  pero  entonces si el culpable es el paradigma, la pregunta pasa a ser ¿por qué y en qué falla el paradigma?, a lo que este autor responde: “ el paradigma falla porque hay interacciones en el mundo real que no son propiamente “económicas”: emociones, amistades, amores, sensaciones, etc. Todas ellas juegan un papel fundamental en nuestras vidas, pero no existen para la economía, el paradigma económico-managerial las ignora”

Al considerar la estrategia desde otras perspectivas y desarrollos teóricos algunas corrientes representan un desafío para el paradigma económico. Fue así como palabras como sustentabilidad, emoción, relación, comunicación y conectividad han pasado a tener protagonismo dentro de las ciencias directivas.

Se podría decir que la comunicación tiene que ver con todo esto, la relación entre estrategia y comunicación es evidente, ya que la estrategia es útil para la comunicación, Estamos tan acostumbrados a que primero se haga una estrategia y después actúe comunicativamente que nos cuesta pensar la cuestión desde el ángulo inverso, o sea, primero la comunicación y luego se piense una estrategia. Lo cual lleva a considerar la necesidad de una nueva teoría estratégica (NTE) que sea menos geométrica y más hermenéutica, menos racional y más relacional. La NTE aporta una visión compleja, multidimensional y fluida.

Venimos buscando una respuesta a la pregunta que Prahalad y Hamel plantearon hace 20 años, y para ello se ha tratado de identificar los problemas que cuestionaron al anterior paradigma, visto los caminos que se abrieron con su crisis y las propuestas que han ido emergiendo. la principal razón por la que los investigadores, latinoamericanos y españoles, identifican la NTE como el nuevo paradigma, porque conectan con sus propuestas (complejidad, caos, fluido, humanidad, relacionalidad, comunicación, interpretación, significación, etc.) es porque ven en ella un cauce para futuros avances. Una de las ventajas de las sociedades abiertas es que la NTE como toda teoría queda sometida al juicio de la comunidad científica.

alumna: PAMELA CHINELLI

Reservá tus vacaciones

Fotografía