Ergonomía.

     Ergonomía para qué?

Todos somos conscientes de lo importante que es cuidar nuestra salud, y para ello cuidamos nuestra alimentación, hacemos ejercicio y vamos a realizarnos los controles médicos, pero no prestamos atención a las posturas y movimiento que realizamos durante el día. Llevar una mochila pesada de forma incorrecta, no sentarnos adecuadamente o llevar carga de un lado a otro de forma incorrecta son factores que perjudican nuestra salud, no solo en el momento de realizar dichas acciones sino con la repetitividad del error de manera consecutiva y a lo largo del tiempo.

Para minimizar ese impacto se desarrolla la Ergonomía proviene de las raíces griegas Ergo, que significa trabajo y Nomos, ley. Alrededor de 1857 el termino Ergonomía fue propuesto por el naturista polaco Yastebowski en su estudio ciencias del trabajo.

Desde la Prehistoria: en donde el humano buscaba la piedra más cómoda para utilizar hasta nuestros días donde la comodidad es fundamental para un buen desarrollo laboral la ergonomía cumple un papel importante.

Que es la ergonomía?

La ergonomía es la adaptación de las máquinas y puestos de trabajo al hombre.

Es un proceso en continuo desarrollo, que el hombre ha aplicado desde que empezó a adaptar y mejorar, para su utilización, las primeras herramientas que inventó.

Es una ciencia interdisciplinar, donde intervienen distintas ramas como: fisiología, psicología, anatomía, ingeniería o arquitectura.

Se integra en el conjunto de ciencias que buscan el equilibrio de los sistemas, la estabilidad entre las condiciones internas y externas ligadas al trabajo y que interaccionan con la biología de la persona.

Tiene como objetivos:

  1. Seleccionar la tecnología para las herramientas y equipos de trabajo más adecuada al personal disponible.
  2. Controlar el entorno del puesto de trabajo.
  3. Detectar los riesgos de fatiga física y mental.
  4. Analizar los puestos de trabajo para definir los objetivos de la formación.
  5. Optimizar la interrelación de las personas disponibles y la tecnología utilizada.
  6. Favorecer el interés de los trabajadores por la tarea y por el ambiente de trabajo.

Tiene como principios fundamentales:

  • Estudiar la configuración del puesto y de las condiciones de trabajo.
  • Adaptar las exigencias de la tarea a las capacidades del hombre.
  • Concebir las máquinas, equipos e instalaciones con un máximo rendimiento, precisión y seguridad.
  • Adaptar el ambiente (luz, ruido, temperatura…), a las necesidades del hombre en su puesto de trabajo.

Diseño del Puesto de trabajo

Se puede definir como puesto de trabajo al conjunto de tareas que ejecuta una persona dentro de una empresa, empleando unas técnicas, métodos o medios específicos, pero que, a su vez, se mantienen determinados por dicha empresa, donde se lleva a cabo su actividad.

Cada puesto de trabajo se compone de tres elementos principales: 

  1. Tareas: son las funciones básicas, que componen el “día a día” del trabajador.
  2. Obligaciones: son los conjuntos de tareas que constituyen actividades completas relevantes o significativas.
  3. Responsabilidades: son los conjuntos de obligaciones que describen e identifican la razón de ser del propio trabajo.

Se puede plantear una relación existente entre los objetivos propuestos por la empresa y la necesidad de creación de los diferentes puestos de trabajo. Es decir, cómo se conciben los puestos partiendo de las necesidades de cumplir con los objetivos fijados o analizados.

El auto-cuidado fortalece nuestro bienestar.

  • Saber que es “inadecuado” inclinarse-encorvarse sobre la computadora, y el dolor de espalda nos avisa que estamos con los hombros encogidos, y la cabeza casi pegada al teclado.
  • Mantener la espalda erguida, pegada al respaldo de la silla, y de preferencia utilizar un cojín lumbar incorporado, vale destacar, con diseño ergonómico.
  • Poner la pantalla de la computadora frente al usuario, para evitar “torcer el cuello”, lo que va a provocar dolor a corto o mediano plazo. La línea horizontal de visión deberá coincidir con la parte superior de la pantalla, dicen los expertos.
  • Los pies deberán estar apoyados en el suelo, para mejorar el retorno venoso. Ideal será ponerlos en posición de descanso, lo más extendidos posibles. Por eso los escritorios se aconseja tener abajo suficiente espacio, y si hay un reposa-pies, mejor aún.
  • Habitualmente las personas son diestros, se recargan sobre su lado derecho, sin darse cuenta. Para equilibrar, se sugiere utilizar el mouse con la mano izquierda. En tres semanas se adquiere este hábito.
  • Poner los documentos en un atril, para evitar problemas cervicales. Los apoya-muñecas en el borde inferior del teclado ayudan parcialmente a hacer más cómoda la actividad.
  • Hacer pausas activas cada 60-90 minutos, para elongar los músculos. Los expertos hablan de efectuar “micro pausas compensatorias”, de pocos segundos, en cuanto se sienta alguna molestia, por pequeña que sea. Ello es mejor que esperar “mayor dolor” para interrumpir la tarea-actividad desarrollada.
  • Y si el trabajo “sigue en casa”, estos consejos son prácticos y aplicables.

Reservá tus vacaciones

Fotografía