23 mayo, 2024

¿Qué es un conflicto?

Es una confrontación que sucede entre dos o más personas que interactúan entre sí.
En la cual cada uno tiene una visión distinta a la otra persona y cuando se ponen en común ciertos pensamientos entramos en conflicto porque podemos no estar de acuerdo con la otra persona.
El conflicto es inevitable al ser humano, constantemente estamos inmersos en diferentes conflictos, no solo con otras personas sino también con nosotros mismos.
La toma de decisiones o elegir la mejor solución ante un problema determinado pueden suponer un conflicto para cualquier persona.
Como seres sociales que estamos continuamente en relaciones con otras personas corremos el riesgo de tener conflictos de mayor o menos gravedad.
Generalmente, los conflictos no suelen implicar violencia o agresividad, aunque sí provocan malestar o nerviosismo ante la existencia de intereses contrapuestos, bien por diferencias de una persona con otra o bien porque la elección de una decisión u otra puede suponer una serie de ventajas e inconvenientes.

Tipos de conflicto
Uno de los motivos puede ser por un problema que se este abordando y no se pongan de acuerdo para poder solucionarlo.
Por otro lado, por un malentendido o por una mala interpretación de algún compañero (universidad, trabajo Etc). Por último, provocar de forma consiente el conflicto que puede iniciarse por una broma o un simple juego o por el deseo de dañar al otro.

Causas del conflicto
Una de las causas más frecuentes en el desarrollo de un conflicto es la comunicación. La comunicación es básica en la relación entre dos o más personas, pero también es una de las principales fuentes de conflictos y es de vital importancia en su solución.
Es muy importante cuidar al máximo la forma en que nos comunicamos con los demás. Para ello, hay que tener en cuenta tanto los aspectos verbales como los no verbales.
Una comprensión o interpretación inadecuada del mensaje pueden provocar un conflicto, pero ocurre lo mismo cuando nuestro interlocutor presenta un comportamiento defensivo, mantiene una actitud hostil o realiza excesivas preguntas. Esto puede hacer que el otro se sienta interrogado.
Otras causas
A parte de la comunicación, se establecen varias causas para que se produzca un conflicto:
• Problemas de relación: existen dificultades en la relación entre dos o más personas debido a la aparición de comportamientos inesperados o inapropiados, estereotipos y prejuicios, etc.
• Problemas de información: los implicados pueden tener diferentes percepciones sobre algo, lo que impide que se pongan de acuerdo y se genera una discusión.
• Intereses y necesidades incompatibles: pueden ser materiales o inmateriales, pero al no coincidir provocan un conflicto.
• Por preferencias, valores o creencias: tienen una connotación emocional o psíquica. No compartir una serie de valores, creencias o preferencias puede impedir el acercamiento y la buena relación entre las personas.
• Conflictos estructurales: se refieren fundamentalmente a los roles que se asumen en una relación, a la simetría o asimetría de poder.

¿Como se puede resolver los conflictos?
Antes de tomar cualquier acción para paliar los efectos del conflicto, es necesario saber cuál es la raíz o la base del problema.
Ahora bien, existen algunos principios que debemos aplicar si queremos resolver el conflicto:
• No hagas como que el problema no existe. Afróntalo e intenta resolverlo.
• Sé crítico y analiza tus fallos.
• Trata a la otra parte con respeto y educación.
• Explica tus opiniones y establece los puntos de unión.
• Sé empático con la otra parte y entiende su postura.
• Evita la confrontación.
• Mejora la comunicación: escucha activa,