14 abril, 2024

                  Me resulto muy interesante la materia ética ya que algunas cuestiones me parecen realmente productivas para generar cambios personales. Vivimos inmersos en un mundo consumistas y más de una vez mezclamos  nuestros problemas personales y/o laborales, con los pilares más importantes en nuestras vidas, familia,amigos,comunidad, comportamiento en el ámbito laboral y no nos detenemos a pensar realmente donde y porque fallamos. Ética me sirvió para saber reflexionar que queremos realmente, donde fallamos, y en que podemos mejorar. Muchas veces lo más fácil es quejarse y no plantear posibles soluciones para crear un cambio productivo en nuestras vidas. Es importante que mejoremos día a día, para poder diseñar quienes elegimos ser y que queremos lograr para nuestras vidas. El lenguaje crea realidades y esas realidades sostienen nuestros sueños. La forma en cómo pensamos o como hablamos, las emociones que nos genera y la corporalidad que mostramos construyen el ser que somos. La distancia que existe entre nuestros sueños y la capacidad de concretarlos guarda relación con nuestras conversaciones internas, con cómo somos capaces de transmitir a los otros lo que pensamos.Nuestras emociones pueden ser posibilitadoras o limitantes de nuestras acciones.Por eso es importante reconstruirlas, por ejemplo, el miedo que no embarga a la hora de emprender accione nuevas interviniendo para fortalecer nuestra autoconfianza y de esta forma alcanzar los resultados esperados. Muchas veces nosotros mismos nos convertimos en nuestros propios ladrones de sueños quedando atrapados en el observador que somos sin encontrar la manera de cambiar la mirada hacia otra mas posibilitadora, perdiendo la confianza en nosotros mismos, justificándonos,abandonando nuestros proyectos sin posibilidad de intervenir en nuestras emociones o estados de ánimo.No sabemos cómo son las cosas, solo sabemos cómo las observamos o como las interpretamos. Vivimos atrapados en mundos interpretativos. De acuerdo a esto se podría decir que lo que proyectamos para nuestro futuro o más bien nuestras metas guardan relación directa con como observamos el mundo que nos rodea. Cómo observadores que somos, observamos nuestros resultados y nos preguntamos si nos gusta o no. Si no nos gusta podemos preguntarnos porque se produjo ese resultado. Esto nos lleva a investigar las condiciones que llevaron a conseguir ese resultado negativo, por lo tanto, a identificar las cosas que podríamos cambiar.En este sentido resulta importante separar explicación de justificación. Desde la justificación lo que consigo es un buen cuento que justifique el porque no se produjo el resultado. La otra alternativa posible es el aprendizaje. Para eso requiero cambiar el observador que soy.Ser adulto genera la capacidad de generar resultados.Se presenta entonces el desafío de emprender.El objetivo sería cambiar el observador que soy, fomentar que identifiquemos a la ayuda como un recurso valido disponible, generar ideas innovadoras mediante el aporte grupal.Abrirse, recibir consejos desde otra mirada. Tenemos que encontrar soluciones a viejos problemas. En ocasiones, solemos convivir con obstáculos que nunca terminamos de resolver porque consideramos que los otros no nos entenderán.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *