12 junio, 2024

Organización

Una organización es una asociación de personas que se relacionan entre sí y utiliza recursos de diversa índole con el fin de lograr determinados objetivos o metas.

Una organización es una estructura ordenada en donde coexisten e interactúan personas con diversos roles, responsabilidades o cargos que buscan alcanzar un objetivo particular. La organización usualmente cuenta con normas (formales o informales) que especifican la posición de cada persona en la estructura y las tareas que debería llevar a cabo.

La organización reúne los recursos en una forma ordenada y agrupa a las personas en un modelo aceptable para que puedan desarrollar las actividades requeridas.

Organización Formal

La organización formal comprende, la estructura organizacional, los patrones de interrelaciones entre las unidades «trabajo-personas», definidos lógicamente a través de las normas, directrices y reglamentos de que se sirve una organización para alcanzar eficientemente sus objetivos.

Características de la organización Formal:

1.- División del Trabajo: Dividir el trabajo significa descomponerlo en pequeñas tareas

2.- Especialización: Como consecuencia de la división del trabajo, cada órgano o cargo pasa a tener FUNCIONES ESPECIFICAS Y ESPECIALIZADAS.

3.- Jerarquía: En toda organización formal existe una jerarquía.

4.- Distribución de la Autoridad y de la Responsabilidad: La jerarquía de la organización formal representa, como hemos visto, una distribución de la autoridad entre los diversos niveles de la estructura.  Cada nivel jerárquico que está por encima de otros tiene mayor peso en las decisiones.

5.- El racionalismo de la organización formal: Una de las características básicas de la organización formal es, precisamente, su «racionalismo».  Esto significa que, dentro de límites tolerables, los miembros de la organización se comportarán de acuerdo con las normas lógicas del comportamiento prescritas para cada uno de ellos.

Organización Informal

En la interacción humana se generan relaciones de amistad o antagonismo.  Hay individuos que se identifican con otros, grupos que se alejan de otros y una gran variedad de relaciones en el trabajo o fuera de él.  Esto constituye la llamada organización informal (también llamada organización o sistema espontáneo, o, sistema no formalizado).

La organización informal se desarrolla a partir de la interacción impuesta y determinada por la organización formal.

Los patrones informales de relaciones son extremadamente diversos en cuanto a la forma, contenido y duración, y nos muestran que la organización social de cualquier organización (y no es redundancia), no necesariamente corresponde a la formalmente planeada.

Esto se debe fundamentalmente a que la organización formal toma muy poco en cuenta las distinciones y valores sociales, considerando simplemente las relaciones funcionales y las líneas lógicas de comunicación y coordinación horizontal y vertical.  El trabajo en la organización requiere, indiscutiblemente, la interacción entre los individuos y es lógico comprender que entre ellos se generarán afinidades, diferencias, gustos, etc. que no necesariamente coincidirán con lo dispuesto en el organigrama.

Características de la Organización Informal

  1. a) Relaciones de cohesión o de antagonismo: Los individuos en su asociación con los otros miembros de la organización, situados en diferentes niveles y sectores de la misma, generan relaciones de simpatía (de identificación) o de antagonismo (o de antipatía), cuya duración e intensidad son extremadamente variables.
  2. b) Status: Los individuos se integran en grupos informales dentro de los cuales cada uno, independientemente de su posición en la organización formal, adquieren una cierta posición social (status) en función de su papel (rol o actuación) en cada grupo.
  3. c) Colaboración espontánea: La organización informal existe en toda la organización, en realidad es un prerrequisito necesario para la colaboración efectiva del personal, ya que en el nivel informal existe un alto índice de colaboración espontánea la cual puede y debe ser aplicada en favor de la organización.

 

Así como la administración evalúa el desempeño del personal por los patrones que establece, cada individuo se ocupa por el reconocimiento y aprobación social del grupo al cual pertenece.  Su ajuste social refleja su integración al grupo.

 

 

Organización Real

La organización real es la que existe al aplicarse la organización formal por un conjunto concreto de personas.  Una organización real incluye una organización formal más todo el conjunto de interacciones que se dan entre las personas que, lógicamente, no están previstos -ni pueden estarlo- por la organización formal.

Si bien lo más aparente e inmediato de una organización real es su organización formal, lo que ocurre en ese mundo de las relaciones e interrelaciones no formalizadas es decisivo para la vida de la organización.

La organización formal explica y describe qué hace esa organización y para qué lo hace, pero sus verdaderos procesos vitales se encuentran en un plano más profundo: el que viene determinado por las interacciones no formalizadas, y de esos procesos depende el futuro de la organización real.

 

Podríamos decir entonces que la organización real es la suma de ambos tipos de organizaciones.

 

ORGANIZACIÓN FORMAL + ORGANIZACIÓN INFORMAL = ORGANIZACIÓN REAL

En cualquier actividad humana que requiera cierto grado de organización humana existen dos niveles claramente diferenciables: la organización formal y la organización informal. La suma de ambas constituye la organización real.