Parque Nacional Marino FERNANDO DO NORONHA

0
1434

 

El Parque Nacional Marino de Fernando do Noronha fue creado el 14 de septiembre de 1988 por el Decreto nº 96.693, con el objetivo de valorizar los ambientes naturales y de belleza escénica local, protegiendo los ecosistemas marinos y terrestres, preservando la fauna , la flora y los demás recursos naturales.

El archipiélago Fernando do Noronha está ubicado en aguas del Océano Atlántico, está apenas 4 grados debajo de la Línea del Ecuador y a 2.800 km del continente africano, de las costas de Brasil  a 545 km de Recife, capital de Estado de Pernambuco a 360 km de Natal, capital de Estado do Rio Grande do Norte y a  710 km de la  ciudad de Fortaleza, capital do Estado do Ceará..

El Parque está compuesto por islas de origen volcánico. El  70% es la isla principal (Fernando do Noronha) y las demás islas (20 en total) del Archipiélago de Fernando do Noronha, la necesidad de conservación de la naturaleza, las investigaciones científicas que buscan comprender la biodiversidad local, conservar los sitios históricos arquitectónicos y naturales y el ordenamiento del flujo turístico eso significa que admiten 420 por día, para evitar la sobreexplotación turística. .

Las demás particularidades del archipiélago, donde se destaca una esmerada convivencia en equilibrio entre el hombre y la naturaleza. Lo que hay que tener en cuenta de que se trata de un Parque Nacional Marino, lo primero que todo viajero tiene que hacer al pisar Fernando do Noronha es pagar una tasa de preservación ambiental diaria, destinada al mantenimiento de las condiciones ambientales y ecológicas. O demostrar que se ha pagado vía Internet la estadía prevista.

En el Parque es posible observar una biodiversidad, tanto marina y terrestre, que se configura como un gran banco de alimentación y reproducción para toda la fauna marina del Nordeste brasileño. El área es considerada una de las más importantes para la reproducción de aves marinas del Atlántico, además de representar un lugar de alimento y descanso para especies migratorias que generalmente llegan del hemisferio norte. Dentro de su amplia variedad de aves terrestres y marinas que circulan por las islas, destacamos entre ellas las viuvinhas, o rabo-de-junco (ave símbolo del parque ) .

Mejor época para visitar:  la temperatura promedio es de 28 grados en la tierra y 26 grados en el mar, teniendo sólo dos estaciones: una seca (de septiembre a marzo) y otra lluviosa (de abril a agosto), siendo que el período de lluvia es caracterizado por lluvias esporádicas, intercaladas por sol intenso.

En la Playa de Leão: desde lo alto de sus acantilados, ofrece una de las vistas más bellas de la playa donde desovan las tortugas marinas entre diciembre y julio donde ponen allí ponen unos 120 huevos por temporada, mientras que Baía do Sueste (Bahía Sueste) es su área de alimentación.

La región es un refugio perfecto para diversos grupos amenazados de extinción, como cetáceos (ballenas), tortugas erizas satélite, coral de fuego y tiburón- limão. Abriga todavía cerca de 230 especies de peces y 15 de corales, además de delfines, diversas especies de tiburones y rayas. En tierra firme, otras especies que podemos encontrar circulando por toda la isla son la lagartijas Mabuya y la cobra de dos cabezas Amphisbena.

A lo largo de todo el Parque es posible encontrar piscinas naturales de aguas cristalinas con rica biodiversidad marina, senderos ecológicos y bellísimas playas, ofreciendo al visitante la práctica de diversas actividades tanto dentro y fuera del agua.

La isla se divide en dos partes, la primera es el «mar de dentro» y cuenta con 10 playas y dos bahías, en general el mar es muy calmado la mayor parte del año; en el segundo, el opuesto “mar de fora ”, se encuentran 4 playas, un arroyo, dos áreas para la contemplación y varios acuarios.

En Bahía de Golfinhos: Se llama así por ser un acuario natural de delfines (el mayor del mundo, de hecho). Se puede a los delfines es una de las principales atracciones de la isla, aunque no se permite el avistamiento desde la Bahía: hay que subir al Mirante dos Golfinhos. Por la mañana son cientos los delfines (adultos y crías) que juegan en la bahía. Algunos paseos en barco autorizados rodean la bahía y permiten disfrutar aún más de cerca estos preciosos animales.

También se puede hacer buceos en el fondo del mar y deslumbrarse con tanta riqueza de especies marinas en aguas cálidas y cristalinas que llegan a tener hasta 50 metros de visibilidad y aún observar el paisaje único compuesta por arena, mar, vegetación y rocas que forman la isla, a partir de caminatas en las sendas ecológicas con diversos niveles de dificultad. Todas estas actividades hacen de la visita al Parque una experiencia inolvidable.

Playa y Puerto Santo Antonio: Punto de anclaje natural, adonde llega la mayoría de las embarcaciones comerciales y turísticas. Es también, por lo tanto, uno de los focos más frecuentados para el buceo libre. Tiene una pequeña playa de arena blanca y mar tranquilo, con buenas olas surfistas de noviembre a marzo.

Cacimba do Padre: También coronada por el Morro Dois Irmãos, es otra de las playas top de Brasil y sin dudas una meca del  surf internacional, con olas que alcanzan los 5 metros durante el verano.

  Bahía del Sudeste: Mar tranquilo y mucha fauna marina para disfrutar buceando (solo en las áreas indicadas). La calma del agua se favorece por la presencia de varias islas: Cabeluda, Chapéu do Sueste, dos Ovos y Trinta-Réis. La arena está cubierta de algas, principal alimento de las tortugas marinas.

Ensenada da Caieira: Integra el Parque Nacional Marino, por lo que está muy controlada. Su paisaje es increíble: morros verdes, piedras y pájaros exóticos sobrevolando la ensenada. Es ideal para la pesca, pero los baños están prohibidos por la presencia de tiburones.

Playa Atalaia: Acuario natural también en el Parque Nacional, donde la Isla do Frade configura un panorama único. Las aguas son transparentes y llanas, una perfección para practicar esnórquel.

Por ser considerado como un santuario para muchas especies, desde 2001, el Parque Nacional Marino de Fernando do Noronha es reconocido por la UNESCO como Patrimonio Natural Mundial de la Humanidad .Otro título importante que el Parque tiene es de ser un sitio RAMSAR, que congrega las áreas húmedas más representativas del planeta.