Enfermedades del aparato locomotor

0
1452

La especialidad médica  que se ocupa de los trastornos  y enfermedades del aparato locomotor, constituidos por huesos, músculos, tendones y articulaciones es la Reumatología.

Estas enfermedades se caracterizan por ser crónicas, producir dolor, impotencia funcional, discapacidad y afecta la calidad de vida de los pacientes.

El aparato locomotor está constituido por dos sistemas: el sistema esquelético y el sistema muscular. El sistema esquelético comprende las partes duras del aparato locomotor.Está constituidos por los huesos, los cartílagos, las articulaciones y los ligamentos . El sistema muscular comprende las partes activas o que se contraen del aparato locomotor, es decir, los músculos y los tendones. Todo el funcionamiento del aparato es coordinado por el sistema nervioso.

El cuidado del aparato locomotor es importante para evitar enfermedades derivadas sobre todo de las malas  posturas.

La postura es la forma en que se mantiene el cuerpo, de pie, sentado, acostado o en movimiento.

Las enfermedades derivadas de malas posturas están ligadas al tipo de tareas. Entre los más afectados están los que componen la espalda, los brazos y las manos. La forma normal de la columna es, de frente, completamente recta y, lateralmente, similar a una «S» alargada. Cuando las personas se sientan, se invierte las «S,por lo que es recomendable, si una tarea se realiza sentado, levantarse cada dos horas, para que la espalda recupere su forma.

Entre las consecuencias a corto y a largo plazo de las malas posturas, encontramos habitualmente :

  • Dolor de cabeza
  • Dolores musculares
  • Afecciones de la columna vertebral tan diferentes, como escoliosis, cifosis, lordosis
  • Sobrecarga y dolor de rodillas
  • Lumbalgia
  • Tortícolis

Afecciones de la columna vertebral

Para una mejor descripción de las enfermedades de la columna, recordamos su estructura.

Lordosis es la curvatura hacia adelante de la columna vertebral, en la región cervical o  lumbar.

Cifosis es la curvatura de la columna vertebral en la región dorsal. Es la deformación más frecuente de la columna vertebral; es común, observar en la calle a la gente que vive «jorobada» o encorvada.

Escoliosis consiste en la desviación lateral hacia la derecha o a la izquierda de la columna vertebral en su región dorsal

Cuidado del sistema óseo:

o Adopta una postura correcta al sentarte, al caminar o al estar de pie; así evitarás deformidades en tus huesos

o Consume alimentos que contengan calcio y vitamina D, como la leche y sus derivados, pues son sustancias necesarias para la formación de los huesos.

o Practica ejercicio regularmente, ya que mantiene saludable tu sistema locomotor y tu cuerpo y previene la aparición de enfermedades en la edad adulta.

o Para evitar lesiones, es recomendable realizar un calentamiento de unos 15 minutos antes de practicar ejercicio físico o algún deporte.

Utiliza implementos de seguridad, como cascos, tobilleras, coderas, muñequeras, entre otros, cuando practiques deportes riesgosos.

Ante una lesión, acude al consultorio más cercano, para que un especialista evalúe su gravedad.

Cuidados del sistema muscular:

o Si no estás preparado o entrenado, evita la actividad física intensa. De esta forma, previenes la fatiga muscular y las lesiones.

o Cuando termines de realizar ejercicios, establece períodos de recuperación suficientemente largos.

o No fuerces los músculos, ya que te puede dar un calambre o desgarro.

o Realiza ejercicios que puedas aguantar, sin excederte, para que no vayas a sufrir un desgarro, que es una rotura muscular de difícil recuperación.

Cuando tu cuerpo esté caliente luego del ejercicio físico, no te expongas al frío intenso, porque podrías sufrir espasmos, que son dolorosos e imposibilitan al cuerpo para realizar normalmente los movimientos.

Cuando vayas a levantar algo pesado, ten presente adoptar una posición correcta para que no te vayas a provocar un desgarro, un espasmo o una hernia. Si el objeto es demasiado pesado, pide ayuda a un adulto.

o Consume alimentos que contengan calcio y hierro, como la carne, pues te ayudarán a fortalecer los músculos.

Toma mucha agua, ya que los músculos, a medida que trabajan, necesitan eliminar sustancias tóxicas, y el agua es muy útil para este propósito.