25 mayo, 2024

Las pymes son las pequeñas y medianas empresas, esto es, las empresas que cuentan con un número reducido de trabajadores en total, una facturación moderada y que no disponen de los grandes recursos de las empresas de mayor tamaño. En Argentina se define a las pyme por las ventas anuales y según el tipo de empresa. Se promedian los ingresos anuales de los últimos 3 años sin impuestos (en pesos argentinos).

Aparte de su tamaño, se diferencian de las grandes empresas por muchas otras cosas. Son generadoras de mano de obra intensiva, que se traduce en mayor empleo; permiten el arraigo local, que se traduce en el desarrollo de las economías regionales; permiten una distribución geográfica más equilibrada de la producción, del uso de recursos y de la riqueza, que generan movilidad social y una mejor distribución del ingreso ya que entre las pymes el salario tiene una mayor participación en el valor agregado; tienen flexibilidad que les permite adaptarse a los cambios tecnológicos, económicos y en muchos casos detectar nuevos procesos, productos y mercados siendo generadores de nuevas ideas; poseen una capacidad dinámica y una gran potencialidad de crecimiento. Son piezas clave en la elaboración de productos con valor agregado, siendo un 74,55% empresas productoras de manufacturas de origen industrial.

En una reunión entre el Comité Ejecutivo de Industriales Pymes Argentinos (IPA), encabezados por su presidente Daniel Rosato, y los equipos de la Secretaria de Comercio se hablaron diferentes propuestas para “generar mayor actividad en las fábricas argentinas, con consecuencias positivas en el empleo local, a partir de la dinamización de la exportación”. Son nueve puntos específicamente.

Entre otras cosas, proponen un impuesto del 5% a las importaciones para un fondo de promoción de exportaciones. Y que se establezca un cupo mínimo de compra de los supermercados a empresas pequeñas y medianas. Cupos, requisitos e impuestos para las importaciones, más medidas de promoción de las exportaciones pyme, regulación de cuánto compran como mínimo los supermercados a las empresas medianas y pequeñas y de cómo les pagan y marcha atrás con la derogación de dos artículos de la ley de promoción de la industria naviera.

Las nueve propuestas que le llevó IPA al Gobierno:

  1. El establecimiento de Fondo Nacional para Promover las Exportaciones Pyme financiado con un impuesto del 5% del valor de las importaciones de consumo de productos que también se fabrican en el país. El fondo apuntaría a bajar los costos de transporte y logística en el trayecto de las fábricas hacia el puerto.
  2. La creación de un régimen de reintegros “específicos” a otorgarse en función de la región, sector industrial, tamaño de la empresa, entre otros criterios.
  3. El establecimiento de una línea “express” de financiamiento exportador para las PYME.
  4. El restablecimiento del “canal rojo” de verificación obligatoria para las importaciones con medidas antidumping vigente.
  5. El fin del “apagón informático” de AFIP.
  6. La elaboración rápida de reglamentos técnicos de seguridad, calidad, sanitarios y fitosanitarios obligatorios para las importaciones.
  7. El mantenimiento de las “Licencias No Automáticas de Importación”.
  8. El establecimiento de un cupo mínimo de compra y el acceso de los productos pyme a góndolas de los supermercados, como también el de la “Factura Conformada” y el “Pronto Pago” por parte de estas grandes cadenas.
  9. El restablecimiento de los artículos 10 y 13 de la Ley 27.418 que creó el Régimen de Incentivo, Promoción y Desarrollo de la Industria Naval Argentina. Esos artículos, derogados por el Poder Ejecutivo, creaban un fondo de financiamiento para el desarrollo del sector naviero y un régimen de promoción por el término de diez años para evitar problemas de competitividad en las posiciones arancelarias del Mercosur.

 

Fuentes: El Cronista, Banco Comafi.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *