20 abril, 2024

Trabajo Práctico IEA – Insignia

Materia: Seguridad II

Profesor: Arias, Fabián

Alumno: Izquierdo Carcausto, Juan Guillermo

Sede: Caballito

 

Riesgo eléctrico

Riesgo originado por la energía eléctrica. Quedan específicamente incluidos los riesgos de:

 

  • Choque eléctrico por contacto con elementos en tensión (contacto eléctrico directo), o con masas puestas accidentalmente en tensión (contacto eléctrico indirecto).
  • Quemaduras por choque eléctrico, o por arco eléctrico.
  • Caídas o golpes como consecuencia de choque o arco eléctrico.
  • Incendios o explosiones originados por la electricidad.

 

Choque eléctrico

Se denomina choque eléctrico o accidente eléctrico a una lesión producida por el efecto de la corriente eléctrica en el ser humano o en un animal. Son varios los factores que determinan la envergadura del daño. Puede presentarse lesiones nerviosas, alteraciones químicas, daños térmicos y otras consecuencias de accidentes secundarios, como por ejemplo: fracturas óseas.

Se reservan los términos electrocutar y electrocución para los casos de accidente eléctrico con resultado de muerte.

Junto a las magnitudes de la tensión eléctrica, de la densidad de corriente y de la intensidad de corriente (también conocida como amperaje), también desempeña un papel el hecho de que se trate de corriente alterna o continua, así como también cuánto tiempo y por qué vía el cuerpo de la persona (o en su defecto, del animal) ha sido atravesado por la corriente eléctrica.

 

Resistencia

Para la resistencia del cuerpo son determinantes la resistencia eléctrica en el lugar de ingreso de la corriente (la piel), la resistencia del cuerpo (la resistencia que oponen al flujo de corriente los tejidos del cuerpo por si mismos individualmente y en su totalidad) y la resistencia de la unión en el lugar de la salida del flujo de corriente. Esto último suele en gran medida estar determinado por la naturaleza de la superficie de apoyo (por ejemplo, las características del suelo) y los zapatos.

Se puede suponer para la resistencia del cuerpo un rango entre los 500 ohmios a 3 kiloohmios. Esto rige para un adulto y una ruta de la corriente, por ejemplo, de la mano derecha al pie izquierdo o derecho. En el caso del contacto de una zona extensa, en el caso de la piel fina (como en los bebés) o en los recorridos de distancias más cortas, este valor puede ser inferior. Si se mide la resistencia del cuerpo con un multímetro y a baja tensión, se obtienen valores muy altos de alrededor de 1 megaohmio. En la literatura especializada se supone una resistencia del cuerpo de 1 k? hasta 2,4 k?. En el caso del desfibrilador que se aplica para conservar la vida, la tensión alcanza hasta 750 voltios y se aplica entre 1 y 20 ms. La resistencia de unión de los electrodos hacia el cuerpo se mantiene a propósito en niveles reducidos. Entonces la intensidad de corriente alcanza hasta cerca de 15 amperios, dada una supuesta resistencia promedio del cuerpo de entre 300-1000 ohmios.

 

Causas y factores de riesgo

Las causas más comunes son:

  • Aparatos eléctricos o conductores defectuosos y falla humana en el manejo de ellos. Por ejemplo: falta de atención o negligencia.
  • Daños en las líneas eléctricas aéreas o al aire libre causadas por mal tiempo o tormentas.
  • Contacto con el tendido de las líneas eléctricas. Por ejemplo: con barriletes.
  • Impacto de rayos.
  • Intervención inexperta en las instalaciones eléctricas existentes.
  • Incendios en instalaciones de alta tensión.
  • Accidentes en las instalaciones o aparatos que funcionan con electricidad.
  • Falla en las instrucciones de puesta en marcha y encendido de instalaciones y redes.
  • Contacto con un arma de electrochoque.

 

Consecuencias

Las consecuencias son dependientes de la sensibilidad específica de cada tejido particular.

  • Quemaduras en los lugares de entrada y salida de corriente.
  • Parálisis de la musculatura de las extremidades y del corazón por el flujo corriente.
  • Formación de gas en la sangre por electrolisis.
  • Fracturas de huesos debido a repentinas y bruscas contracciones musculares.
  • Lesiones por accidentes secundarios. Por ejemplo: una caída ocasionada por el golpe de corriente.

 

Medidas de seguridad en el trabajo

5 Reglas de oro:

En electricidad, las reglas de oro constituyen el procedimiento más común para trabajar sin tensión en instalaciones eléctricas. Están ampliamente aceptadas entre los profesionales del sector eléctrico, y se encuentran reguladas por normativas nacionales y procedimientos de las empresas eléctricas.

El cumplimiento estricto de estas cinco reglas garantiza la seguridad en los trabajos en instalaciones eléctricas, especialmente cuando van a ser realizados por personal sin conocimientos eléctricos.

Las 5 reglas de oro son:

  • Cortar en forma efectiva todas las fuentes de tensión y neutro.
  • Bloquear en posición de apertura los aparatos de corte.
  • Verificar ausencia de tensión.
  • Poner a tierra y en cortocircuito
  • Delimitar y señalizar la zona de trabajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *