19 mayo, 2024

Para poder definir lo que es una tarifa en el ámbito hotelero es necesario tener en cuenta dos factores variables: los costos y la ganancia. Para acceder a un producto o servicio se debe contar con un listado de precios o cuotas a pagar denominadas «tarifas» es una palabra denominada del árabe y significa definición.

Las tarifas de un hotel varían depende de cada empresa y de acuerdo a la situación que este pasando la misma. Otros factores influyentes puede ser la demanda de servicios, calidad,  su posicionamiento en el mercado, mantenimiento, recursos humanos e instalaciones.

Clasificación:

Las tarifas de un hotel se pueden clasificar en 4 categorías.

.Tarifas rack: son las que comúnmente cobra el establecimiento de hospedaje, estas varían de acuerdo a la duración de su estadía, además se basan en que categoría y tipo de habitación y tipo de cama va ser elegida por el huésped.

. Tarifa de grupo: una tarifa de grupo por lo general suele brindar descuentos en el caso de que se reserven varias habitaciones, a una asociación o club que normalmente cuentan con numerosas personas. También es ofrecida para los compradores de paquetes de excursiones u organizaciones, las mismas son negociadas en el hotel.

. Tarifas de promoción: estas tarifas se ofrecen con el fin de aumentar la ocupación de habitaciones durante la temporada baja. También puede haber descuentos o promociones durante los fines de semana.

. Tarifas especiales: estas tarifas por lo general se les ofrecen al personal de líneas aéreas, viajeros corporativos, personal militar o a los huéspedes que van con frecuencia al hotel, estos pueden acceder a este beneficio.

El objetivo de un hotel es vender la mayor cantidad posible de habitaciones durante el año, pero hay que tener en cuenta que las tarifas deben adecuarse al cliente, el precio no se debe ajustar de acuerdo a la suba de costos, esto generaría quedarse afuera del mercado, pero si tenemos en cuenta que en estos últimos años la rentabilidad en los hoteles viene cayendo a esto le debemos sumar, que los hoteles siempre necesitan modernización, manos de obra, alimentos y bebidas e insumos entre otros factores, esto a consecuencia viene provocando poco margen de ganancia.

En mi opinión de acuerdo a la baja rentabilidad y teniendo en cuenta que el cliente siempre va a estar atento en el caso de que se registren aumento en los valores antes que a un cambio de tarifa, sería mejorar los servicios o asegurarse que el cliente compre otros servicios, por ejemplo  que utilice el spa, el gimnasio, que realice reuniones y convenciones, o que se quede a almorzar en el restaurante.