21 junio, 2024

 

¿Quién no ha visto alguna vez una iglesia o una catedral? y sorprenderse con su imponente estructura y/o arquitectura y preguntarse ¿porqué son así?

Para eso hay que remontarse a mediados del SXII, fines de la Edad Media en el norte de Francia donde nació el estilo gótico y luego se fue expandiendo por otros países a lo largo de los años. El término lo emplearon los renacentistas para referirse al arte de la edad media que consideraban inferior y bárbaro, proveniente del godo, pueblo germánico que influyó en la caída del Imperio Romano de Occidente.

La arquitectura gótica se destaca principalmente en los edificios religiosos (iglesias, monasterios y catedrales, este último fue el mayor éxito de construcción del Gótico). Este estilo surgió del Románico, pero no siguió sus antecedentes estructurales sino que se caracterizó por la iluminación del interior del edificio y lograron que el muro, parte que sustentaba el edificio, dejara de ser importante y lo reemplazaron por grandes ventanales que permitían el paso de la luz. A veces se completaban con hermosos vitrales con imágenes alusivas.
El arco apuntado u ojival y la bóveda de crucería, son los elementos que mejor caracterizan la arquitectura gótica cuyos empujes, más verticales que el arco de medio punto (Románico), permiten una mejor distribución de los pesos y dar una mayor sensación de altura. La bóveda deriva de la arista románica y está constituida por dos nervios que se cruzan de forma diagonal y donde se coloca la plementería, las piedras o dovelas que llenan el lugar entre los nervios para cerrar la bóveda. Los pilares cumplen la función de sostener el peso de la bóveda, tienen forma cilíndrica rodeado de pequeñas pilastras y apoyado sobre un zócalo poligonal. Los capiteles al principio no se diferenciaban del estilo románico pero a medida que fue avanzando el tiempo comenzaron carecer de importancia, reduciendo su volumen, sus figuras y hasta en algunos casos desaparecer.

Los interiores son amplios, las plantas siguen manteniendo la clásica “cruz latina” pero con modificaciones en la superficie y altura, suelen tener tres naves pero hay algunas catedrales con hasta cinco naves siendo la central más elevada que las laterales. Sufren cambios en la zona de la cabecera, los ábsides y las girolas dejan de ser semicirculares para tomar la forma poligonal.

La fachada de las catedrales tienen gran altura y se destaca la decoración, el rosetón (ventana de forma circular adornada con dibujos o colores) se encuentra encima de la entrada principal permitiendo que el interior sea más luminoso. Los arquitectos góticos diseñaron el contrafuerte con arbotante, esta fue la clave para construir edificios altos y livianos. El arbotante es un tipo de puente que sujeta las bóvedas del interior transmitiendo el punto de presión a los contrafuertes del exterior, también sirven para evacuar el agua de la lluvia y derivan en las clásicas gárgolas que son comunes en este tipo de edificios, donde suelen ser figuras de animales fantásticos o humanas. Los pináculos se usan para decorar la unión del contrafuerte y el arbotante, pero cumplian la función de brindar mayor peso y resistencia.

Las torres laterales son de gran altura y realzan la fachada. Las puertas mantienen el estilo románico de forma abocinada sólo que ahora se multiplican las arquivoltas muchas veces con esculturas de los apóstoles ya que los asemejan como huéspedes celestiales, otras veces sólo se decoraba con alguna ornamentación vegetal o geométrica.

En el mundo se destacan grandes obras de la arquitectura gótica como la Catedral de Chartres, Francia; Catedral de Milán, Italia; Catedral de Colonia, Alemania; Catedral de Canterbury, Inglaterra; Catedral de León, España.

A pesar de que este estilo haya sido despreciado por un tiempo, fue exaltado y revalorizado en el SXIX por los movimientos nacionalistas y románticos europeos y hoy en día se lo considera como uno de los momentos más importantes desde el punto de vista artístico del mundo occidental.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *