13 abril, 2024

Desde el año 2003 en la Argentina los sindicatos vienen creciendo y evolucionando a pasos agigantados. En la actualidad, 3.100 sindicatos agrupan a 3 millones de trabajadores en nuestro país. El fortalecimiento de sus organizaciones, la conflictividad laboral, el incremento de su capacidad de incidir en la determinación del salario, su contribución a un proceso de disminución de las desigualdades y la presencia política, explican el protagonismo actual de las asociaciones sindicales en nuestra economía.

Este crecimiento en la cantidad de afiliados a los sindicatos está estrechamente vinculado al aumento general del empleo registrado y la revitalización de la negociación colectiva.

En nuestro país, las asociaciones sindicales más importantes, y con mayor cantidad de afiliados son:

  • Sindicato de Empleados de Comercio, con 1.5 millones de afiliados, con la titularidad de Armando Cavalieri hace 26 años, y agrupa a los trabajadores de actividades comerciales y servicios, como los de la actividad bancaria, medios de comunicación, organizaciones sin fines de lucro, etc. Tiene su propia obra social, OSECAC, y está afiliada nacionalmente a la Confederación General del Trabajo (CGT), e internacionalmente a la UNI (Unión Internacional de las Comunicaciones y Servicios).

 

  • Central de Trabajadores de la Argentina, con 1.4 millones de afiliados, y a cargo de Hugo Yaski desde hace 10 años. En un principio la CTA estuvo conformada principalmente por organizaciones sindicales que agrupan a trabajadores del sector público separados de la Confederación General del Trabajo (CGT), y luego fueron afiliándose diferentes sindicatos también del sector privado. Entre las principales características en estructura que plantean los estatutos de la CTA, en diferencia con la CGT, es la posibilidad de afiliación directa de los trabajadores a la Central, sin la necesidad de que el sindicato del sector laboral al que pertenece ese trabajador se encuentre enrolado dentro de la CTA. Además, también permite la afiliación de los trabajadores más allá de su condición laboral en el momento de afiliarse, permitiendo la incorporación de trabajadores activos, pasivos (jubilados) y trabajadores desocupados.

 

  • Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (UATRE), contando con 800.000 afiliados y con Gerónimo Vargas como titular desde 1992. Es el sindicato que agrupa a los trabajadores de actividades rurales en la Argentina, Cuenta con una obra social, OSPRERA y está afiliada nacionalmente a la Confederación General del Trabajo (CGT), e internacionalmente a la UITA.

 

  • Unión de Obreros de la Construcción Argentina (UOCRA). Gerardo Martínez es el titular hace 16 años, y este sindicato agrupa a más de 500.000 afiliados, trabajadores de la construcción. La UOCRA fue creada en 1944, dentro de la CGT y a partir de ese entonces agrupo a diferentes oficios relacionados con la construcción que se habían mantenido separados, como pintores albañiles, yeseros, parqueteros, marmolistas, escultores, modeladores, carpinteros, aserradores, colocadores de mosaicos, colocadores de vidrios, electricistas, entre otros. La UOCRA está también afiliada a la Internacional de Trabajadores de la Construcción y la Madera(ICM).

 

  • Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y gastronómicos de la Republica Argentina (UTHGRA), con mas de 300.000 afiliados, trabajadores de rubros turísticos, empleados hoteleros y gastronómicos. Su titular es Luis Barrionuevo hace 30 años, quien también es jefe de la CGT Azul y Blanca.

 

  • Sindicato de Choferes de Camiones, a cargo de Hugo Moyano desde 1987 y con más de 300.000 afiliados y en aumento ya que se ha expandido a 14 ramas de actividades como, carga, repartidores, barrenderos, recolectores de residuos, y empleados postales, entre otros. Por eso es tan influyente, ya que, en cada movilización de esta asociación sindical, el país sufre un paro casi total de actividades.

 

En las tasas de sindicalización en América Latina, Argentina supera ampliamente a los países vecinos, con un 40,3%, considerando que uno de cada dos nuevos empleos asalariados fue captado por los sindicatos, le sigue Uruguay con 30,1%, Brasil con 16,6%, Chile con 14,4%, y muy por debajo Paraguay con 6,5%.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *