19 abril, 2024

 

Manaos y su estrategia contra Coca Cola

El consumidor quiere cada vez más protagonismo y no le gusta sentirse a merced de una corporación todopoderosa que le imponga lo que tiene que decidir.

Sea porque no le sobra el dinero o porque lo cuida, se fija tanto en los precios como en las calidades de lo que le ofrecen. Es el dilema por el que atraviesan las tradicionales grandes marcas cuando les aparecen competencias menores que les muerden pedazos de sus dominios.

Antes el tamaño representaba respaldo, protección, hoy despierta desasosiego. Es el caso de una Coca-Cola o Pepsico, gigantescas multinacionales a las que les aparecieron segundas marcas como Manaos, Secco, Pritty, Cunnington, Cabalgata.

Tampoco Coca-Cola y Pepsi reinan con comodidad en el mercado de las gaseosas, porque aparecieron segundas marcas, como Manaos, Secco, Pritty, Cunnington, Cabalgata, La Bichy, entre otras, que ya alcanzaron juntas más del 25% de las ventas.

Sin duda, el “Vamos Manaos” de los spots publicitarios en boca de tantos famosos se transformó en parte del ADN de la marca.

Conclusión:
Mirando este recorte periodístico recordé que con el profesor Sebastián De Marco , charlamos en las clases sobre la competencia de mercado entre marcas que poseen mayor publicidad que otras y el gasto que eso genera por ejemplo una publicidad en una radio de barrio comparado con la publicidad en televisión por ejemplo en un programa como el de Tinelli.

Sabiendo esto podemos decir que muchas veces no se trata solo de la calidad del producto si no del capital inicial que uno debe poseer para generar mejor publicidad y al tener mayor publicidad genera mayores ventas y un mercado más amplio para poder competir contra las grandes marcas de primeras líneas.

Manaos logro mucho éxito a través de la frase ¨Vamos Manaos. Esa es una de las razones más importantes del éxito ya que gracias a esa frase empezaron a utilizar a varios famosos para que al finalizar la publicidad digan eso. Por otra parte tenemos que tener en cuenta que para entrar en un mercado de esta magnitud deben tener todo legal y organizado ya que van a tener muchos controles legales , La AFIP sostiene que la compañía armó una sociedad para facturar en forma paralela, con lo que habría cometido un delito que asciende a unos US$ 61,2 millones.

“Vamos Manaos, Vamos Argentina» fue la frase que utilizó el presidente Mauricio Macri en agosto de 2016 al visitar la planta de Manaos en La Matanza. En esa misma época, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) ya investigaba a la empresa comercializadora de gaseosas por una presunta evasión, que alcanzaría los 900 millones de pesos argentinos (unos US$ 61,2 millones).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *