17 abril, 2024

Lo que la prevención de riesgos laborales busca promover dentro de las empresas, es la seguridad y salud de todas las personas que trabajen en ella mediante identificación, evaluación y control de los riesgos y peligros asociados al trabajo, es decir reduciendo las posibilidades de que sufran una enfermedad o accidente en el desempeño de sus funciones.

Lo más importante, es planificar y anticiparse, tomar una serie de medidas preventivas que eviten o disminuyan los riesgos y consecuencias a la hora de producirse un accidente laboral.

La elaboración del Plan de Riesgos Laborales (PRL)  se basa en elaborar, implantar y aplicar un plan de prevención de riesgos en el trabajo; identificar los riesgos; planificar y ejecutar la actividad preventiva.

Evaluando las características del ambiente laboral, las instalaciones, los equipos de trabajo existentes, los agentes químicos, físicos y biológicos presentes o empleados en las tareas, la propia organización y ordenación del trabajo en la medida en que influyan en la magnitud de los riesgos. Así mismo, deberá tenerse en cuenta la posibilidad de que el trabajador que ocupe ese puesto de trabajo, sea especialmente sensible, por sus características personales o estado biológico conocido, a alguna de dichas condiciones.

Actualmente, uno de los campos que más auge y relevancia está teniendo en este tipo de planes, es la innovación de la comunicación (en su mayoría interna) como herramienta fundamental.

La cual ayuda a una comunicación bilateral entre la empresa y el trabajador. Este dialogo contribuye en la motivación y mejor adaptación a los cambios. Además transmitirá un ambiente de confianza y transparencia en el proceso de elaboración.

Se recomienda tener un líder visible que sirva como ejemplo y modelo a seguir  en cuanto a la cultura de prevención y brindarle una formación e información a los empleados.

Básicamente, se les puede informar acerca de los riesgos en cuanto a la utilización de los equipos y maquinaria, riesgos generales y medidas de actuación contra incendios o primeros auxilios, la exposición a agentes químicos, físicos y biológicos, entre otras.

Puede ser comunicados por medio de canales de comunicación interna: intranets, correos o canales de comunicación externa: redes sociales, blogs.

La finalidad es buscar una sinergia (cooperación), iniciar una escucha activa sobre diferentes sugerencias alternativas para el logro de un mismo objetivo y determinar la acción más adecuada para cumplir dichos objetivos establecidos en la PRL.

La información aprovechada de manera correcta, es de gran valor y permite una mejora continuada en el tiempo. Cuando un empleado se siente escuchado, informado y formado en este sentido,  provocara que desarrolle sus tareas de manera más segura y responsable.

En conclusión, para el servicio de seguridad e higiene, la comunicación representa una herramienta fundamental para que se puedan lograr los objetivos propuestos garantizando que se proceda de manera correcta dentro de una empresa,  beneficiando no solo al trabajador, sino también al empleador ya que si no ocurre ninguna situación perjudicial o comprometedora contra el trabajador, el empleador no tiene que lidiar con las consecuencias futuras.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *