21 febrero, 2024

Un andamio es una construcción provisional con la que se permite el acceso de los obreros a los distintos puntos de una construcción, así como para llevar material a todos los tajos de obra del edificio en construcción o en rehabilitación de fachadas. A veces con ellos se hacen puentes, pasarelas o plataformas sostenidas por madera o acero (en Asia se emplea bambú). Actualmente se hace prefabricado y modular.

Características: El andamio es una estructura auxiliar o construcción provisional con la que se pueden realizar desde torres hasta pasarelas o puentes. Antiguamente se utilizaba la madera para su realización y aún en algunos países asiáticos se siguen realizando andamios de bambú, pero el metal, especialmente el acero y el aluminio, son los materiales utilizados en la actualidad para su fabricación, aunque también existen variantes realizadas con materiales plásticos.

Su uso más habitual es permitir el acceso de obreros y materiales de construcción a todos los puntos de un edificio en construcción o en proceso de rehabilitación, en obra civil, mantenimiento industrial o construcción naval. Estos andamios se llaman de trabajo.

Las estructuras de andamios pueden tener diversas alturas, pudiendo llegar a alcanzar hasta más de 25 m, según la complejidad de su plan de montaje y siguiendo un estudio de resistencia y estabilidad, así como unas instrucciones para su montaje especificadas en una plan de montaje, utilización y desmontaje. Se han realizado montajes con acero que superan los 120 m de altura.

 

Las normas preventivas a tener en cuenta en el caso de los andamios son el Real Decreto 2177/2004 para equipos de trabajo en altura así como todas las sectoriales o locales que la desarrollan. De las sectoriales destacar el Convenio General del Sector de la Construcción que tiene un apartado específico.

Algunos de los elementos a tener en cuenta con respecto a los andamiajes son:

  • Que no se desplomen o se desplacen accidentalmente. Para ello se vigilan los elementos de apoyo, arrastramiento y sujeción (o amarre) así como las especificaciones de carga y distribución de las herramientas. Los andamios deben ser montados, y supervisados por personal cualificado para ello.
  • Protección del personal que trabaje en la superficie de la plataforma de manera que no pueda caerse y puedan realizar su trabajo sin estar expuestos a otros riesgos. La protección contra caída se realizará por medios de protección colectiva y pasiva preferentemente.
  • Dimensionado de los andamiajes. Acorde con las tareas a realizar y con las condiciones de carga admisible.
  • Señalización de las partes no montadas de los andamios.
  • Que no causen daños a los obreros y viandantes. Generalmente se suelen acolchar con materiales blandos, y los elementos salientes (susceptibles de causar heridas) eliminados de la trayectoria de movimiento en las cotas que tiene acceso el personal ajeno a la obra. Se protegerá de la caída de objetos desde altura, por ejemplo en rehabilitación por medio de malla mosquitera.
  • Ubicación de sistemas anticaídas y elementos de suspensión. Tal y como se recoge en la normativa preventiva, se realizará tanto Estudio de Estabilidad y Resistencia como Plan de Montaje, Utilización y Desmontaje en los casos complejos.

Antes de la entrega del andamio o cuando se pueda esperar algún desperfecto, se inspeccionará para comprobar su estado.

Los factores de riesgo en el uso de andamios son los siguientes:

  • Caídas a distinto nivel debido a:
    • Montaje o desmontaje incorrecto de la estructura o de las plataformas de trabajo sin las correspondientes protecciones individuales.
    • Anchura insuficiente de la plataforma de trabajo.
    • Ausencia de barandillas de seguridad en todas o alguna de las plataformas de trabajo.
    • Acceder a la zona de trabajo trepando por la estructura.
    • Separación excesiva entre el andamio y la fachada.
    • Deficiente sujeción de la plataforma de trabajo a la estructura que permite su movimiento incontrolado.
    • Vuelco del andamio por estar incorrectamente apoyado en el suelo o por anclaje deficiente o inexistente del mismo al edificio.
    • Derrumbe del andamio por distintas causas.
    • Rotura de la plataforma de trabajo por sobrecarga, deterioro o mal uso de la misma.
    • Mala utilización de las escaleras de acceso a las distintas plantas de la estructura del andamio.
  • Derrumbe de la estructura debido a:
    • Hundimiento o reblandecimiento de toda o parte de la superficie de apoyo.
    • Apoyo del andamio sobre materiales poco resistentes.
    • Deformación o rotura de uno o varios de los elementos constituyentes del andamio. Sujeciones a las fachadas inexistentes, incompletas o insuficientes.
    • Montaje incorrecto.
    • Sobrecarga de las plataformas de trabajo respecto a su resistencia máxima permitida.
    • Anclajes y amarres incorrectos.
    • Arrastramientos incompletos de la propia estructura.
    • Acción de las inclemencias atmosféricas, en especial el viento.
  • Caída de materiales sobre personas y/o bienes debido a:
    • Vuelco o hundimiento del andamio.
    • Plataforma de trabajo desprotegida.
    • Rotura de una plataforma de trabajo.
  • Contactos eléctricos
    • Directos o indirectos por proximidad a líneas eléctricas de AT y/o BT ya sean aéreas o en fachada.
  • Caídas al mismo nivel
    • Por falta de orden y limpieza en la superficie de las plataformas de trabajo.
  • Golpes contra objetos fijos
    • En especial la cabeza.