24 abril, 2024

Era el 1530, el conquistador español Jimenez de Quesada, conoce a los Muiscas, una tribu indígena que vivía en el altiplano cundiboyacense, en Colombia. Asombrado, escucha el relato de una ceremonia singular: la elección de un nuevo jefe de la tribu.

Al morir el cacique muisca, el elegido para ocupar su lugar era reconocido en su tribu por medio de una ceremonia, que se llevaba a cabo en la laguna de Guatavita, en la orilla se quemaba incienso, resinas y otros perfumes. Los sacerdotes de la tribu ungían al elegido con una masa pegajosa de tierra mezclada con oro en polvo y a sus pies colocaban gran cantidad de oro y esmeraldas. Montado en una balsa, dejaba la orilla y en medio de la música y la algarabía llegaba al centro de la laguna. Allí, en medio del silencio el nuevo cacique se lanzaba al agua y tiraba a la laguna todas las ofrendas que traía en la balsa y regresaba a la orilla siendo el nuevo cacique.

¿Qué sucedió después?

Esta historia fue relatada entre los conquistadores extendiéndose por el norte de Sur América, descendió al Perú, y de allí pasó algunos años mas al Río de la Plata con la adición de detalles, producto de la imaginación y codicia que despertaba el hallar una laguna llena de oro, surgió una leyenda: La leyenda del dorado.

Oro… ¿qué es? ¿por qué despierta tanta imaginación?

Es un metal precioso blando, de color amarillo. Su símbolo químico es Au, del latín “aurum” que significa brillante al amanecer.

El oro es un elemento químico de número atómico 79, ubicado en el grupo 11 de la tabla periódica. Es un metal de transición blando, brillante, amarillo, pesado, maleable y dúctil. No reacciona con la mayoría de los productos químicos pero es sensible y soluble al cianuro, al mercurio, al cloro y a la lejía. Se encuentra normalmente en estado puro en forma de pepitas y depósitos aluviales. Es un elemento que se crea gracias a las condiciones extremas en el núcleo colapsante de las supernovas.

Cuando la reacción de una fusión nuclear cesa, las capas superiores de la estrella se desploman sobre el núcleo estelar, comprimiendo y calentando la materia hasta el punto que los núcleos más ligeros, como por ejemplo el hierro, se fusionan para dar lugar a los metales más pesados ( uranio, oro, etc ).

El oro sólo tiene un isótopo estable, el cual es también su único isótopo de origen natural. 36 radioisótopos han sido sintetizados variando en masa atómica entre 169 y 205.

Además es un buen conductor del calor y la electricidad, tiene una  alta resistencia a la alteración química por parte del calor, la humedad y la mayoría de los agentes corrosivos, es un metal muy denso, con un alto punto de fusión y una alta afinidad electrónica.

Es uno de los metales empleados para cuñar monedas, se utiliza en joyería, industria y electrónica por su resistencia a la corrosión. Se ha empleado como símbolo de pureza, valor, realeza, etc.

En la cultura popular cuando se califica algo como valioso se dice que es de oro, el oro negro se refiere al petróleo, por ser de riqueza natural y no renovable a nivel mundial, el oro blanco se adjudica al platino y en otras ocasiones al clorhidrato de cocaína.

El oro no es un elemento esencial para ningún ser vivo. En la actualidad se le han dado algunos usos terapéuticos , algunos tiolatos o parecidos de oro se emplean como antiinflamatorios en el tratamiento de artritis reumatoide, no se conoce bien el funcionamiento de estas sales de oro. El uso de oro en medicina es conocido como crisoterapia.

La mayoría de estos compuestos son poco solubles y es necesario inyectarlos  y presentan varios efectos secundarios, dado que el cuerpo humano no lo absorbe, sus compuestos pueden ser tóxicos, ya que están comprobados los daños hepáticos y renales que pueden causar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *