24 mayo, 2024

 

En la actualidad, tener  tarjetas de crédito y débito se ha vuelto algo imprescindible en la vida de las personas ya que con ellas se puede evitar tener dinero encima, tienen  más plazo de tiempo  para pagar la compra realizada o se pueden realizar compras por internet.

Por ello, los comerciantes las integran cada vez más a sus negocios pero esto puede traerle algunas desventajas  ya que el banco les cobra algunos costos por su integración.

 

Estos costos se clasifican en:

 

  • Costos de arancel: Son los costos se cobran por integrarlas al comercio. Por las tarjetas de créditos de cobra un 3% del monto de la compra y en tarjetas de débito un 1.5%.

 

  • Cuotas: Las ventas que se realizan en cuotas tienen un costo extra para los comercios pero esto depende de la cantidad de cuotas. Si hay un acuerdo de cuotas con la tarjeta, no se cobra dicho costo.

 

  • Promociones: Son acuerdos que realiza el comercio con el banco o tarjeta pero a este se le descontara el 3% del arancel y, si, el descuento  es de 20%, el banco se hace cargo del 5% y el resto se hace cargo el comercio por dicha promoción.

 

  • Impuestos: Las tarjetas les cobra el IVA a los comercios sobre los costos que les descuenten. Además de los costos descontados por impuestos, las tarjetas son agentes de percepción y retención en el país. Por lo tanto, El monto de las retenciones y percepciones dependerá sobre el Monto Total a pagar.

 

Para finalizar, debemos tener en cuenta estos aspectos a la hora de integrar tarjetas a los negocios  ya que hay que tener en cuenta el porcentaje de intereses que se les cobra por cada transacción que se realice por este método de pago.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *