16 junio, 2024

El Elemento de Protección Personal (EPP), es cualquier equipo o dispositivo destinado para ser utilizado o sujetado por el trabajador; para protegerlo de uno o varios riesgos y aumentar su seguridad o su salud en el trabajo. Hay ventajas que se obtienen, a partir del uso de los Elementos de Protección Personal (EPP), por ejemplo, proporcionar una barrera entre un determinado riesgo y la persona, mejorar el resguardo de la integridad física del trabajador disminuir la gravedad de las consecuencias de un posible accidente sufrido por el trabajador, etc.
Los riesgos existentes en la industria de la construcción y las condiciones generales en las obras civiles son tan riesgosas que además de las medidas preventivas que recomiende el encargado de SISO en todo trabajo o tarea que se realice se hace necesario el uso de equipo de protección personal (EPP), entre ellos, está la protección para los ojos y la cara como las gafas de seguridad o caretas se usan siempre que las operaciones en el trabajo puedan causar que objetos extraños entren a los ojos. Por ejemplo, cuando se esté soldando, cortando, puliendo, clavando (o cuando se esté trabajando con concreto y/o químicos peligrosos o expuesto a partículas que vuelan).Utilizar ante exposición a cualquier riesgo eléctrico, incluyendo el trabajar en sistemas eléctricos energizados (vivos). Los protectores para ojos y cara , se seleccionan en base a los riesgos anticipados.
Se debe utilizar protección en los pies, como zapatos o botas de trabajo con suelas resistentes a resbalones y perforaciones con punta de metal para prevenir que los dedos de los pies queden aplastados cuando se trabaja alrededor de equipo pesado u objetos que caen.
En muchos casos es desmerecido pero no menos importante la protección en las manos como los guantes en correctas condiciones y especializados para el trabajo que van a hacer (ejemplos: guantes de goma de alta resistencia para trabajos con concreto, guantes de soldar para soldaduras, guantes y mangas con aislamiento cuando se esté expuesto a riesgos eléctricos).
Por último, y los que causan más riesgo al no utilizarlos son las protecciones de la cabeza y oídos. Los cascos de seguridad donde haya potencial de que objetos caigan desde arriba, de golpes en la cabeza por objetos fijos o contacto accidental de la cabeza con riesgos eléctricos , tomando precauciones rutinarias para detectar abolladuras, grietas o deterioro y reemplar después de que hayan recibido un golpe fuerte o descarga eléctrica. Y en casos de protecciones auditivos se utiliza tapones para oídos/orejeras en áreas de trabajo de alto ruido donde se usen sierras de cadena o equipo pesado, tomando precauciones limpiando el elemento o reemplazarlos regularmente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *