27 febrero, 2024

Es tan usual que los consumidores recurran a la red para estar mejor informados, que se calcula que, al menos el 80% de las búsquedas en Google sobre un producto, terminan en compra.

“El 90% de los usuarios utiliza los buscadores para informarse de un producto antes de ir a la tienda física”.

Para muchas empresas de servicios o incluso de productos no es necesario tener una tienda en línea ya que con una pagina web bien diseñada pueden cumplir con sus objetivos en cuanto a posicionamiento de marca, sin embargo hay muchas empresas que pueden ofrecer diferentes tipos de productos o mercancías para las que desarrollar su propia tienda online o e-commerce puede traer muchos beneficios y darle a la empresa o marca una gran cantidad de nuevas posibilidades para aumentar sus ventas, su reputación y mejorar sus resultados.

Una Tienda en línea es muy diferente a una página web y tiene un mayor alcance en cuanto a diseño y desarrollo, sus características están enfocadas en generar en los visitantes o usuarios una experiencia de compra rápida, intuitiva y ante todo segura. Un e-commerce debe estar construido para que genere ventas, y le permita a los compradores o clientes navegar por el sitio de forma simple y amigable, el diseño debe representar la marca y generar confianza, solo de esa forma se llegara al objetivo primordial que el cliente haga clic en comprar.

Uno de los primeros beneficios de tener una tienda online es que tus clientes podrán ver tus productos o servicios las 24hs, los 7 días a la semana y comprarlos en cualquier momento y a cualquier hora. No importa en que país te encuentres, porque tus productos los podrán comprar desde cualquier parte del mundo.

Los pedidos de tus productos se podrán realizar desde cualquier dispositivo: desde una pc, notebook, un ordenador, un móvil, una Tablet.

Tus clientes podrán consultar las descripciones detalladas de tus productos o tus servicios en cualquier momento, el precio, imágenes o fotografías, e incluso reseñas de clientes que han adquirido lo mismo.

Podrás aportar contenido relacionado con el producto que han consultado o bien ofrecer comparativas de productos de la misma categoría.

Gracias a las estadísticas que te ofrece el comercio online podrás conocer mejor a tus clientes y satisfacer de forma más eficaz sus necesidades. Además, te servirá para tener un mayor control sobre los productos más demandados y crear así estrategias para mejorar las ventas.

Otra de las cosas que nos puede ofrecer una tienda online son las ofertas, promociones exclusivas, sorteos y las podrás realizar en función del análisis de tus clientes y su comportamiento en tu tienda.

La comodidad es una de las ventajas más importantes del comercio online, y que tus clientes puedan recibir el producto directamente en su casa es uno de los factores más influyentes a la hora de comprar por Internet.

Tener una tienda online te va a permitir atraer a nuevos clientes y llegar a nuevos mercados, no solo te sirve para vender. Una tienda online es un catálogo al alcance de cualquiera, en el que puede ver los productos que más tarde probarán en tu tienda.