18 mayo, 2024

El titulo suena muy fuerte, aunque quisiera que fuera una mentira ¡no lo es!, en muchas escuelas, secundarios incluso hasta universidades y terciarios esta problemática es algo normal, cotidiano, ya una convivencia de un día a día. Debido a que, cada vez aumenta el bullying. Consecutivo a eso provoca peleas entre los alumnos, demencia o miedo a sus propios compañeros, algunos que son los que más lo sufren en carne propia, que no son tratados psicológicamente o no lo hablan en las escuelas o con sus padres provoca el suicidio o asesinato.

Los alumnos hoy en día toman el bullying como un método de «broma» sin saber el daño que le causan al damnificado, para ellos es todo chiste hasta que sucede una tragedia, una muerte o una agresión física, si he dicho muerte, cuando es tanto el bullying que sufre el individuo, no en todos los casos, pero en algunos sí, pueden provocar la demencia, miedo, que lo conduce a su muerte o matar a su agresor en una medida muy extrema que hoy en día no asombra

Vivimos en una sociedad donde la falta de cultura se hace presente, los alumnos ya no respetan a ninguna autoridad, las agresiones a profesores y directivos se hace cada vez más habitual. Se perdió el respeto mutuo, los padres ya no les enseñan en la casa a sus hijos a decir ¡por favor, gracias! a respetar a toda autoridad que se le presenta en frente, a hablar como una persona civilizada. son pocos los padres que les brindan esa enseñanza, que sale de su casa.

Es muy triste saber que cultura cambio para mal y no para bien, estamos en un estilo de vida tan agitado que dejamos de lado a las personas que más importan en la vida » los niños y adolescentes» que son el futuro de la sociedad.

Deberíamos de fomentar más el respeto y la buena convivencia desde las casas, pero ¿cómo puede ser posible? Si en muchas casas no fomentan que su hijo estudie y pueda lograr algo en su vida, si muchas madres cuando retan a sus hijos van y golpean a las maestras o cuando sacan bajas notas. No aceptan que la responsabilidad es de ellas y tratan de culpar a alguien más, no admiten su equivocación y se creen que su método de enseñanza es el correcto.

En fin, la falta de cultura que los alumnos y niños adquieren de sus hogares, con padres ausentes, aunque presentes puede generar provocar consecuencias a futuro y una inadaptación a nivel social y laboral

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *